Revista Latina

Reseñas de libros - 2013

Una mirada interior a las series de ficción española

 

Ficcionando. Series de televisión a la española

Belén Puebla Martínez, Elena Carrillo Pascual, Ana Isabel Íñigo Jurado (Coordinadoras y editoras)

Editorial Fragua

ISBN: 978-84-7074-527-0

Madrid, 2012. 347 páginas

 

Existen libros sobre ficción española centrados en cómo desarrollar una serie, cómo escribir un guión o sobre la evolución de la ficción en España pero pocos, por no decir ninguno, recoge un análisis académico y profesional tan riguroso como el que se presenta en Ficcionando. Dieciséis artículos científicos con un enfoque multidisciplinar que confirma el auge de la ficción española.

pedro

La audiencia, ya no sólo se conforma con ver en televisión su serie favorita, porque la ficción es mucho más que un programa ubicado dentro de la parrilla. Ahora, los telespectadores quieren saber cómo han caracterizado a su personaje favorito en la versión italiana, cuál es el origen de lo que se conoce como sitcom, por qué aparece en todos los capítulos de una serie una botella de un determinado refresco o qué relación hay entre los cambios familiares de la sociedad y las familias tan dispares que se ven en televisión.

Además, todo este contenido resulta también de gran utilidad e interés dentro del ámbito académico y profesional, ya que se trata de una obra documentada, con numerosos ejemplos y referencias a series de éxito; una obra reflexionada y llena de detalles que reflejan la cercana experiencia de sus autores con la ficción española y también su pasión por este género televisivo, lo que le aporta un gran valor.

Los más de veinte autores de Ficcionando realizan un repaso a las tendencias actuales de la ficción española a través de artículos de un profundo análisis que se dividen, a su vez, en cuatro bloques. En Los géneros de la ficción española, bloque que abre esta publicación, se hace un repaso a la evolución de la comedia de situación en España, su importancia dentro de la parrilla televisiva, sus lineales y estereotipadas características o los diferentes tipos que existen, como las domcoms (Aquí no hay quien viva) o las palmcoms (7 vidas). También encontramos en Ficcionando un capítulo dedicado a la ficción histórica, tendencia de máxima actualidad en televisión, al parecer, para identificar a la audiencia con su entorno y orígenes, como está ocurriendo con Cuéntame cómo pasó. La ciencia ficción también tiene un hueco en esta publicación, y es que, como recogen las autoras de este artículo “es uno de los géneros más laureados en las últimas temporadas” (p.55), a pesar de las carencias de este tipo de series en España si las comparamos con la industria extranjera, claro referente para la ciencia ficción española. El capítulo de las biopics televisivas es uno de las más ligados a la actualidad, ya que las principales televisiones ocupan sus parrillas de programación frecuentemente con estas mini series dedicadas a personajes públicos, copando incluso otros programas de la cadena para aprovechar los índices de audiencia que suelen tener estas producciones. Las series de animación infantil es el último género de ficción analizado en este bloque. La autora destaca el buen momento que viven en España gracias a un modelo de negocio basado en la creación de una marca reconocible para la audiencia, a través de la cual venden artículos como juguetes o libros acorde a los valores educativos que transmiten los contenidos audiovisuales, como está ocurriendo con Pocoyó.

En el segundo bloque de Ficcionando, El telespectador y su representación en la pequeña pantalla se tratan temas como el papel de la mujer y los estereotipos de género en series españolas como Aída, Los protegidos y Gran Reserva; o la presencia –igualmente estereotipada– de la homosexualidad o, mejor si cabe, la ausencia en la ficción española de minorías sexuales existentes en la sociedad, muestra de la falta de normalización y la existencia de tabúes sobre este tema. “La representación de la familia en la ficción televisiva española” es uno de los artículos más destacados de esta publicación. En él, su autora realiza un estudio paralelo sobre los nuevos modelos de familia surgidos en la Segunda Transición Demográfica y el reflejo en los cambios de esta institución social en las producciones de ficción en España, desde Verano Azul, donde se introdujo el personaje de Desi como hija de padres divorciados, hasta Médico de Familia o Aída, donde aparecen familias monoparentales, o los nuevos modelos de familia de El Barco o Ángel o demonio, que sin serlo por lazos de sangre, actúan como tal. El amor en la ficción es uno de los argumentos universales por excelencia, y así lo recoge el último capítulo de este segundo bloque. Pero lo hace desde una perspectiva original nunca antes analizada: los elementos de construcción de las historias de amor imposible con final trágico, que en la actualidad televisiva se están imponiendo a los finales felices, como ha ocurrido por ejemplo con La Señora o Sin tetas no hay paraíso.

Más allá de la series de ficción es el siguiente bloque que incluye cuatro artículos que muestran el poder que tiene la ficción española. El primer artículo de este tercer bloque recoge las formas de exportación internacional de series españolas, destacando las de mayor éxito. La publicidad está cada vez más presente en la ficción, ya que es uno de los mejores escaparates para que las marcas influyan en target concretos y así lo analizan sus autores en un artículo sobre el brand placement, una técnica tan efectiva como peligrosa si se abusa de la presencia desmedida e injustificada de marcas durante la emisión de una serie. La webseries y la interactividad de la audiencia a través de las redes sociales son los dos últimos temas de este bloque. Y es que Internet se ha convertido en un aliado imprescindible de la ficción como consecuencia de la fragmentación de la audiencia, con producciones creadas en exclusiva para la World Wide Web y en consonancia con los espectadores multiplataforma, que consumen contenidos de sus series favoritas en diferentes soportes, a la vez que interactúan con otros seguidores a través de redes como Facebook o Twitter, intercambiando opiniones sobre el capítulo que están viendo o sobre su personaje o actor preferido.

El último bloque de Ficcionando está dedicado al estudio de series concretas, como la tv movie emitida en Telecinco 11-M. Los hechos probados, en la que, tras la realización de un grupo de discusión, se analiza la influencia que tiene esta ficción en la formación o modificación de opiniones en la ciudadanía y en la interpretación que se hace de un hecho real que se ha ficcionado. El análisis realizado a la serie Cuéntame cómo pasó versa desde una perspectiva histórica, sobre la reconstrucción de la memoria colectiva de la dictadura y la Transición española que se realiza en una de las series de mayor éxito de la ficción española. Para ello, el autor realizó varios grupos de discusión en los que se estudió la identificación de la audiencia, según diferentes items como grado de politización, contexto geográfico o generación y proximidad experimental a los hechos con la mediatización histórica que se representa en Cuéntame cómo pasó. El capítulo que cierra este último bloque y, por ende, Ficcionando, analiza la adaptación audiovisual de una novela, ejemplificando tal versión en la serie Crematorio, inspirada en la novela homónima de Rafael Chirbes y protagonizada por el desaparecido actor Pepe Sancho, y que refleja a la perfección una de las realidades que España ha vivido como es la corrupción urbanística.

Como puede observarse, Ficcionando se presenta en la actualidad como una publicación imprescindible para estar al tanto del porqué de las últimas tendencias de ficción en España y también como obra de referencia para todos aquellos profesionales del audiovisual o seguidores de las series de ficción española.

Pedro Pérez Cuadrado

Universidad Rey Juan Carlos