Revista Latina

 

Escribir en internet. Guía para los nuevos medios y las redes sociales

Director: Mario Tascón
Coordinadora: Marga Cabrera

Galaxia Gutenberg, Círculo de Lectores
Madrid, 2012
ISBN 9788415472254
Reseña de
Yanet Acosta

Bajo la dirección de Mario Tascón y la coordinación de Marga Cabrera, la Fundéu BBVA acaba de publicar Escribir en Internet, una obra colectiva que analiza cómo Internet y las redes sociales han modificado el uso de la escritura. Desde los emoticonos hasta las abreviaturas más utilizadas en esta nueva forma de comunicarse marcada por la instantaneidad, el marco legal o las características de estilo aplicado a la pantalla.

El manual cuenta con una primera parte en la que se habla del uso cotidiano del lenguaje en la Red y en la que se realiza un recorrido histórico por herramientas ya algo en desuso como el Mail y el SMS. Le sigue un apartado en el que se detallan las principales tácticas de escritura para los nuevos medios digitales, seguida por otra como la ortografía adaptada a las nuevas necesidades, las redes sociales y Twitter, abordado de forma diferenciada por su importancia actual y proyección.

yanet

El manual incluye también explicaciones y consejos para la elaboración de wikis, blogs y otros productos y sobre aspectos estéticos y de estructura de las páginas web, así como de los aspectos jurídicos.

Cada capítulo cuenta con listados de consejos finales, escritos en forma de “tips”, un estilo muy popular en la Red, aunque algunos de ellos son bastante obvios o muy reiterativos para quienes ya conocen los nuevos medios.

Entre los consejos a resaltar el de la simplicidad, palabras comunes, frases cortas, párrafos y verbos en voz activa. La participación de los lectores en los nuevos medios es fundamental, de manera que gana la interacción frente a la unidireccionalidad y la jerarquía informativa de los medios tradicionales.

El libro combate tópicos demasiados habituales con afirmaciones contundentes y que dan qué pensar como que con la Red renace la comunicación escrita (tras el retroceso que había sufrido por la radio y la televisión) y que los extranjerismos enriquecen la lengua.

No obstante, en el manual se toma como referencia con demasiada asiduidad al estadounidense Jakob Nielsen, el gurú de la escritura en Internet en los años 90, pese a que en la actualidad algunos de sus principios son discutibles, como su recomendación de publicar textos breves, puesto que la capacidad de lectura en pantalla se ha incrementado gracias a las tabletas y a las herramientas de lectura y porque para las páginas web, la amplitud del texto contribuye a su posicionamiento en el buscador de Google.

El libro revela la importancia  del lenguaje emocional en las nuevas formas de comunicación y cómo cambian en cada país. Los emoticonos (utilizados por primera vez por Scott Fahlman en 1982) se han convertido en indispensables para transmitir sentimientos y emociones, especialmente en los mensajes más breves. A esto hay que añadir el uso de onomatopeyas, estiramientos gráficos, iconos y otros recursos que sirven para aumentar la carga oral y mejorar la comprensión del lenguaje. La brevedad es también una característica de la comunicación contemporánea: sobran los circunloquios, proliferan las abreviaturas y las palabras pierden las vocales para ahorrar caracteres.

Según el manual, pese al uso que se haga del lenguaje en mensajes privados, la preocupación por el buen uso del idioma en la Red ha quedado patente cuando se ha llevado al escarnio público la falta de ortografía cometida por un periodista o personaje público.

Resalta aspectos de gran importancia para quienes comienzan a trabajar en nuevos medios procedentes de la comunicación tradicional, como que tan importante es titular una noticia, como incluir enlaces en el texto y que en el blog hay que combinar el estilo profesional de un medio tradicional y la informalidad de la conversación hablada. Además, resalta que no sólo hay que titular buscando seducir al lector, sino también facilitando la labor de los buscadores y que atiendan al posicionamiento web, conocido por las siglas en inglés SEO (Search Engine Optimization).

Entre las recomendaciones para entrar en este nuevo planteamiento de la comunicación, destaca la de que el periodista se especialice, pues tendrá más aptitudes para cubrir un nicho de información que no esté cubierto en el mundo on-line.

Escribir en Internet abarca todo el proceso de escritura en la Red y destaca por ser una obra colectiva de gran utilidad para quienes comienzan a moverse en los medios digitales y quieren acercarse a un nuevo lenguaje, distinto al tradicional de la prensa, la radio y la televisión. No obstante, queda algo lejos de ser referente para los profesionales que ya trabajamos diariamente desde hace años en la Red.