Revista Latina

Reseñas de libros - 2015

Mujeres en Oriente Medio: agentes de desarrollo en un contexto de conflicto

Autor: Belén Zurbano Berenguer (coord.)

Ed. Asociación Universitaria Comunicación y Cultura, Sevilla, (2012)

ISBN: 978-84-937600-4-5
256 páginas
Reseña de Dr. Daniel Barredo Ibáñez
(Universidad Eloy Alfaro de Manabí, Ecuador)

4

No han sido pocas las reflexiones que se han suscitado sobre el papel de las mujeres en Oriente Medio partir de las primaveras árabes: sumisión, opresión religiosa, liberación, resistencias, feminismo, ¿feminismo? La imagen de la mujer árabe y de la mujer árabe totalizada en su esfera de mujer religiosa, de mujer musulmana, ha sido abordada comunicativamente desde muy diversos prismas contribuyendo en ocasiones a la visibilidad de muchas de sus luchas y resistencias y, en otras ocasiones, a afianzar estereotipos de género.

Inspirada por los debates en torno a dicha cuestión este volumen está realizado desde diversas especializaciones disciplinares: la Filosofía del Derecho, la Ciencia Política, la Comunicación o la Antropología. E indefectiblemente sitúa su lupa analítica sobre diversos elementos: la colonización y sus consecuencias históricas y en los actuales conflictos del Oriente Medio, las luchas femeninas no reconocidas o invisibilizadas bajos los patrones de la acción masculina o el tratamiento informativo del activismo feminista durante las revoluciones árabes, por citar algunos.

La obra, coordinada por la profesora Belén Zurbano Berenguer, se divide en cuatro bloques temáticos que estructuran la heterogeneidad de contenidos y enfoques. En primer lugar, existe un bloque sobre Historia de los conflictos en Oriente Medio y la actualidad de los mismos. En esta sección cobran importancia dos referentes teóricos de peso: la postcolonialidad como constructo analítico y la perspectiva de género como un nuevo modo de re-pensar la realidad. Ambas propuestas parecen poseer el objetivo común de activar nuevos elementos para los análisis, en contraposición a los que se han hecho hasta ahora de los conflictos en Oriente Medio. En este bloque pesa especialmente la reivindicación por la ausente perspectiva de género en dichos análisis y, en concreto en el apartado de la profesora María José Lera, la participación de las mujeres palestinas en la lucha de su pueblo por su legítimo territorio.

Un segundo bloque apuesta por la necesaria complejidad de las identidades que se encuadran bajo el homogeneizante “Oriente Medio”. En este espacio se abordan las relaciones entre la inmigración, la cultura árabe, lo musulmán… en una suerte de recorrido por la alteridad y la construcción de los imaginarios colectivos y de sus detonantes. En este bloque también tiene cabida una lúcida mirada sobre la representación cinematográfica de la mujer iraní (no árabe, persa, pero sí musulmana) desde el propio cine iraní de Abbas Kiarostami.

Un tercer espacio del libro está dedicado a los medios de comunicación e Internet en las primaveras árabes. En uno de los capítulos se analiza la correspondencia entre la imagen proyectada por los medios occidentales y la realidad de la lucha de la mujer egipcia así como de los estereotipos y falsos mitos de un supuesto feminismo común con estandartes explícitos compartidos que se esconden detrás de las proyecciones discursivas mediáticas. En otra de las aportaciones se revisa críticamente el papel real, y los usos en femenino, de Internet y sus herramientas en las revoluciones árabes.

Y, finalmente, un cuarto bloque temático ahonda concienzudamente en las aportaciones del feminismo postcolonial a las lecturas feministas que pueden hacerse sobre todo proceso de lucha y transformación y, en este caso, de las reivindicaciones políticas y sociales de los conflictos en el Oriente Medio. En este bloque se desmontan mitos, como la inexistencia de mujeres árabes histórica y políticamente destacables o la supuesta totalidad de un concepto “mujer” que, engañosamente, homogeniza obviando interseccionalidades de raza, clase o religión en las raigambres de género.

Puede decirse que esta obra colectiva tiene una variedad de enfoques, metodologías y objetos de estudio diversa y compleja y que -tanto por su actualidad como por su rigurosidad- es altamente recomendable para re-pensar las construcciones sociales sobre las Mujeres en Oriente Medio desde nuevos prismas y, sobre todo, desde otros feminismos. Mujeres a quienes encontramos indefectiblemente al final de la obra en su doble rol de “agentes de desarrollo en un contexto de conflicto” que, de un lado son victimizadas en los conflictos pero que, de otro, las eleva en sus potencialidades intrínsecas en las luchas y las resistencias tanto feministas como nacionalistas o de clase.