Revista Latina

Reseñas de libros - 2016

Moda y prensa femenina en la España del S. XIX

Autora: Ana María Velasco Molpeceres

Ediciones 19 (2016)

ISBN: 978-84-16225-65-1
420 páginas
Reseña de Esmeralda Hernández Toledano
, Universidad de Valladolid

La moda ha sido vista, tradicionalmente, como algo frívolo, trivial y sin interés académico. Ana María Velasco Molpeceres, con este trabajo, contribuye de una manera notable a poner en valor el enorme potencial de la moda y su Historia como objeto de estudio. Es esta una de las razones fundamentales por las que esta novedosa investigación reviste gran interés al abordar un tema que es hasta el momento prácticamente desconocido: el de la prensa especializada española del XIX, siglo en el que se configura la moda tal y como hoy la entendemos, jugando un papel destacado este nuevo medio de comunicación en su difusión y devenir. Es el momento también de la llegada de la influencia del extranjero (especialmente de París, pero también de Londres o Milán), lo que lleva a Velasco Molpeceres a preguntarse si realmente existió un traje español y a analizar la tensión entre lo tradicional y lo moderno, entre lo hispano y lo francés. Abre este libro -donde se llegan a catalogar más de un centenar de estas publicaciones (muchas de ellas de vida efímera y escasa tirada)- un campo completamente nuevo y original de investigación, estudiando las revistas de moda en España en el siglo XIX (1789-1914), cuando se comienzan a generalizar las mismas.

Además, en él, la autora, no se limita a hacer un recorrido por la Historia de estas publicaciones, sino que también reflexiona sobre el modelo de prensa femenina y sobre el ideal de mujer que presentan este tipo de cabeceras. Ana María Velasco pone también este fenómeno, en todo momento, en relación con su contexto histórico -explicado rigurosamente-, analizando en qué medida éste condiciona la moda y su evolución. El libro está estructurado en ocho capítulos: en el primero de ellos reflexiona sobre lo que significa “ser moderno” para después, a lo largo de los restantes, hacer un recorrido por la Historia de la moda y las revistas femeninas.

En el epílogo, Ana María Velasco llega a la conclusión de que, si bien en un principio pudiera parecer que las revistas femeninas contribuían a la desigualdad (puesto que constituían un producto asexuado), estas cabeceras, que tuvieron una gran influencia -a pesar de que muchas de ellas eran enormemente débiles- contribuyeron a la adquisición de derechos por parte de las mujeres, teniendo a partir de este momento una mayor participación en la vida urbana, entre otros motivos, debido al mayor empleo femenino al que condujo la moda como parte de la Revolución Industrial. Estas revistas también llevaron a que la mujer expusiera su demanda de ser más culta, acabando el S.XIX con una lista bastante amplia de autoras de calidad y prestigio.

Velasco Molpeceres es Licenciada en Periodismo y Graduada en Historia del Arte. Actualmente es Investigadora Predoctoral en la Universidad de Valladolid, donde ha realizado el máster de Investigación de la Comunicación como Agente Histórico Social de la Universidad de Valladolid y el posgrado en Historia y Estética de la Cinematografía de la Cátedra de Cine de la UVa. Su tesis trata sobre la mujer, la moda y el cambio social en el paso del franquismo a la democracia. También coordina el Proyecto de Innovación Docente ‘Comprender la Historia Contemporánea’ (UVa). Sus líneas de investigación se centran en la Historia de la moda y la mujer, estudiando especialmente la vestimenta y la estética en su vertiente sociopolítica, así como en el análisis de los medios de comunicación.

Es, por tanto, Ana Velasco, con conocimientos en Periodismo, Historia del Arte e Historia, la persona idónea para llevar a cabo esta investigación de un marcado carácter interdisciplinar, y que se inscribe en la corriente historiográfica que se dedica al estudio de la Historia de la Comunicación, donde la pionera “Escuela de Valladolid” (con Celso Almuiña a la cabeza, que prologa este libro) ha jugado y juega en la actualidad un papel destacado.* En definitiva, estamos hablando de un trabajo original y necesario que es abordado de una forma seria y rigurosa, pero que no por ello deja de ser un libro ameno, de fácil lectura (a lo que contribuye la fluida prosa de la autora) e interesante para el lector -sea éste especializado o no- revalorizando, además, el papel de la moda en la Historia Contemporánea y desenterrando un aspecto de la Historia de las mujeres que había quedado sepultado.