Revista Latina

Reseñas de libros - 2017

La revolución Google Scholar. Destapando la caja de Pandora académica

Autores: Enrique Orduña-Malea, Alberto Martín-Martín, Juan M. Ayllón, Emilio Delgado López-Cózar

Universidad de Granada- Unión de Editoriales Universitarias Españolas (UNE)
Colección UNE formación (2016)

ISBN: 978-84-338-5941-9
268 páginas
Reseña de Victoria Tur-Viñes, Universidad de Alicante

Google Scholar: la cola del león

Una vez más, el grupo de investigación interuniversitario EC3 de la Universidad de Granada, tras varios años de seguimiento e investigación se erige en Faro de Alejandría para navegantes investigadores académicos. En línea con el texto, presentamos a los autores enlazando sus nombres con sus perfiles personales en Google Scholar. Enrique Orduña Malea, Alberto Martín-Martín y Juan M. Ayllón junto con el experimentado Emilio Delgado López-Cózar forman un cuarteto de referencia ineludible desde hace años, tanto por los prolijos estudios en torno al célebre buscador como por el impulso de útiles productos derivados independientes.

La primera sorpresa que descubre el lector son las firmas de los dos prefacios: Peter Jacsó y Anne-Wil Harzing (creadora de Publish or Perish). Esta última demuestra que Google Scholar (en adelante GS) consigue mejores resultados en las búsquedas que Scopus y WoS. Resulta necesario plantear qué hacen las instituciones públicas pagando licencias de acceso a Web of Science o Scopus para las búsquedas documentales de sus investigadores, sobre todo en disciplinas como las Humanidades y las Ciencias Sociales donde esas dos bases de datos no incluyen apenas libros, además de muy pocas revistas, y comparando las citas con GS, tienen un porcentaje casi ridículo.

La obra se estructura en dos grandes bloques. El bloque A se detiene en diseccionar GS como buscador y herramienta de evaluación a través de siete capítulos. El bloque B, configurado por tres capítulos, se concentra en los productos derivados oficiales (GS Metrics y GS Citations) y los independientes (Publish or Perish, Scholarometer, H-Index Scholar, Publishers Scholar Metrics, Proceedings Scholar Metrics y Journal Scholar Metrics). Los cuatro últimos han sido desarrollados por los autores. Se cierra con un apartado de conclusiones a modo de síntesis junto con un capítulo de referencias bibliográfica de indudable utilidad para investigaciones futuras.

El bloque A describe de forma exhaustiva GS. Se atienden su origen y evolución, el impacto en el mercado de los buscadores académicos y en el de la evaluación de la investigación, su funcionamiento interno, los criterios de indización que observa y sus principales características y servicios.

En el primer capítulo se relata la historia del buscador web y sus creadores. La ordenación de los resultados en función de la relevancia del documento, entendida como el número de "votos" o citas es una de las características básicas en las que se detienen los autores. Así mismo, el texto reflexiona sobre los buscadores competencia (alguno ya desactivado como Scire) y revela cómo se han ido solventando las dificultades encontradas en al indización de algunas plataformas como IJORC con un número enorme de artículos con los textos escaneados como imagen de acceso previo pago.

Parece demostrada (p. 58) la tendencia creciente hacia el uso de motores de búsqueda en detrimento de los productos bibliotecarios, no sólo entre los estudiantes sino también entre los profesores e investigadores (70% de los investigadores en CCSS). Esta tendencia todavía se acentúa más con la aparición de redes sociales académicas como ResearchGate o Academia.edu).

El ranking de relevancia de GS (basado principalmente en el número de citas), favorece ligeramente a los artículos más antiguos lo que se refleja en una preferencia por GS para búsquedas de documentos no recientes y la visita a las páginas propias de las revistas cuando se desea acceder a lo más reciente, según demuestran Gardner e Inger (2013) estudiando las rutinas de búsqueda (p. 59). De hecho, si no se realizan los ajustes oportunos, la visita directa desde GS al texto completo alojado en un repositorio institucional puede no reflejarse en las estadísticas de visitas del repositorio (Arlitsch y O ´Brian, 2012), un auténtico desprecio al producto que realmente está proporcionando los contenidos al motor de búsqueda.

Aunque la representatividad de cada ciencia ya es un argumento de peso para la elección de GS, al menos para CC.SS. Los autores detectan adicionalmente un problema relativo al grado de comparabilidad entre los productos. Y es que una gran cantidad de las citas de GS provienen de fuentes no convencionales (libros, conferencias, actas de congresos, posters, cartas, editoriales, etc.) y ello complica la comparación directa entre buscadores. El idioma constituye un problema adicional. Por ejemplo, Mastrangelo et al (2010) solamente tienen en cuenta los artículos publicados en inglés para llevar a cabo su estudio. Ante esta situación, los autores recomiendan el uso combinado de WoS, Scopus y GS pues ayuda a revelar una imagen más precisa y exhaustiva del impacto de un investigador (p. 85).

Se destaca la utilidad del índice H en los procesos de evaluación de la productividad de los investigadores aunque no deja de ser necesario seguir contando con el índice H de WoS y Scopus para conseguir una medida más realista. Podríamos asistir, en un futuro cercano, al surgimiento de una fórmula que combine los tres índices h y sea medida realista de la productividad y relevancia de un investigador.

El carácter académico de los contenidos de GS permite a los autores facilitar indicaciones valiosas para mejorar la visibilidad y la indexación en el buscador, muy útiles para el personal de bibliotecas, repositorios y servicios de publicaciones académicos, así como para investigadores. Resulta sorprendente que los ficheros de lectores de textos en dispositivos móviles como .mobi o .epub sean todavía irrelevantes para el buscador, lo que se deduce por la ausencia de referencia a los mismos en este epígrafe y por los resultados de búsquedas practicadas.

Pero también se pone de manifiesto que el famoso buscador proporciona siempre valores más altos que otras bases de datos pero exige un mayor esfuerzo en la especificación de las búsquedas, mantiene la imposibilidad de eliminar las autocitas (superado por WoS y Scopus) y presenta una pertinaz e inexplicable falta de amigabilidad en el sistema.

Uno de los apartados más curiosos se encuentra en el capítulo cinco donde se describe y opina sobre algunas funcionalidades no tan conocidas, como Case Law, para documentos legales, o las patentes, con algunas restricciones geográficas que penalizan los idiomas no anglosajones.

En el bloque 2 se abordan los productos derivados. Se explora la capacidad de GSMetrics para cubrir revistas en disciplinas como la Comunicación (Repiso-Caballero, Delgado López-Cózar, 2013; 2014) o la Enfermería (Reina, Repiso-Caballero, Delgado López-Cózar, 2013; 2014). En ambos casos se obtienen las mismas conclusiones: GSM identifica más revistas, en más idiomas, de más países y en más lenguas que los productos tradicionales de revistas patrocinados por Clarivate (antigua Thomson Reuters) y Elsevier. Esperemos que las funcionalidades ahora disponibles exclusivamente en inglés se extiendan al resto de idiomas y que la forzosa división por idiomas pueda ser consultable por país o por campos científicos, como operan otras bases de datos.

GS Citations es una herramienta muy potente con todas las limitaciones que los autores ponen en evidencia: “El perfil retrata a quien lo elabora y se presume una ética y una responsabilidad científica y académica a la hora de procesar y compartir los datos de producción” (p. 215). Desde mi punto de vista, encuentro de gran utilidad la posibilidad que ofrece GS Citations para generar ficheros comma-separated values (CSV) ya que facilita enormemente la actualización de otros perfiles como Orcid y, a partir, de Orcid, Scopus y ResearchID. Esperamos que la integración entre distintos productos represente en el corto plazo un ahorro real del tiempo que invierten los investigadores en la actualización curricular.

Las ventajas de Publish&Perish para perfilar búsquedas antes de lanzarlas a GS o de Scholarometer para descargar todos los artículos de un perfil de autor o de varios en GS y analizarlos estadísticamente de forma comparativa son, sin duda, un complemento a las prestaciones del propio buscador de enorme utilidad.

H-index Scholar, desarrollado por el grupo de EC3 de la Universidad de Granada al que pertenencen los autores del libro, mide el rendimiento y productividad de los profesores españoles en Humanidades y CCSS. Publishers Scholar Metrics mide el impacto de las editoriales mediante el número y la calidad de las citas recibidas aunque solo cubre Humanidades y CC.SS, campos temáticos con larga tradición en monografías, como producto eminente de publicación. Otra de sus ventajas es que considera la literatura no anglosajona. El problema es que solo abarca hasta 2012. Proceedings Scholar Metrics considera las actas de congresos, hasta 2014.

Habrá que estar pendientes de otras iniciativas como Semantic Scholar, con una interfaz muy atractiva -actualmente sólo cubre Informática y Neurociencias- es un buscador que facilita incluso las frases donde se incluye cada citación, así como los gráficos y figuras que contenga el texto o el reciente reestrenado Microsoft Academic.

En suma, se aportan datos que permiten considerar GS como la mayor base de datos académica del mundo. Ello ha posibilitado la democratización de la ciencia y el cuestionamiento de la élite científica. La elite está incluida en GS pero no hay viceversa. Además, el buscador ha primado lo académico frente a lo exclusivamente científico.

A la espera de que GS un día llegue a servirme los textos que me interesen sin necesidad de acertar en los términos de búsqueda seguiré atenta a esa campana roja que bate su badajo con el número de sorpresas que Google quiere hacerme descubrir (Google Alerts).

Lo mejor de GS, en palabras de uno de sus diseñadores, es que el sistema confía completamente en la honestidad del mundo académico. Que el reconocimiento incondicional provenga de una herramienta como Google Scholar resulta inspirador y significativo, más si cabe en esta época donde la profesión docente está absolutamente denostada, donde el nivel de actividad se ha multiplicado y la profesión está en constante debate. Quizá ello explique la preferencia incondicional -casi enamoramiento- que despierta en los usuarios investigadores académicos.