Revista Latina

Reseñas de libros - 2018

¿Elogio a la cordura? mujeres en la academia

Autoras: Isabel Guzmán Ibarra, Luz Esther Olvera Chávez y Argelia Ávila Reyes (coordinadoras)

Editorial: Ediciones Astro Data, Universidad del Zulia, Universidad Autónoma de Chihuahua, Red para el Desarrollo y Evaluación de Competencias Académicas y Red Iberoamericana de Mujeres Académicas, México (2016)
ISBN: 978-980-402-193-0
285 páginas


Reseña de Rosalba Mancinas-Chávez, Universidad de Sevilla

Mujeres que ejercen la función de académicas, mujeres que han decidido dedicar gran parte de su vida a la enseñanza-aprendizaje, la investigación y la transmisión de conocimiento. Mujeres que de pronto tienen el valor de cambiar de tono en sus escritos y se alejan de las fórmulas objetivas y los análisis científicos para hablar de sí mismas. Nada más y nada menos que de su propia trayectoria.

Aplaudo la iniciativa porque creo que es fundamental hablar de nosotras. Un ejercicio que pudiera parecer sencillo se vuelve cuesta arriba, con el hábito de escribir sobre los asuntos sociales, abordar el yo puede representar un gran reto.

En ¿Elogio a la cordura? Isabel Guzmán Ibarra, Luz Esther Olvera Chávez y Argelia Ávila Reyes orquestan un gran trabajo con inmenso valor para reivindicar la figura de la mujer en la academia. Desde un enfoque metodológico que me parece muy original, a partir de historias personales, abordan el sinfín de dificultades que aún ahora en el siglo XXI enfrentamos las mujeres en los ámbitos públicos.

23 mujeres académicas cuentan en unas cuantas páginas sus recorridos vitales. La reflexión sobre ¿quiénes somos? y ¿quiénes hemos sido? las lleva a recordar esas figuras inspiradoras de bisabuelas, abuelas, madres, hermanas, hijas que van tejiendo la red de mujeres en torno a la cual crecemos y nos desarrollamos.

Las mujeres tenemos que enfrentarnos al doble de dificultad que los hombres. Es así, sigue siendo así, aunque haya personas que aún lo niegan. En la carrera académica tenemos que pensar dos veces antes de decidir tener hijos porque el parón que suponen los meses de embarazo, baja maternal, lactancia y los primeros años de los niños nos deja fuera de la loca carrera por hacer méritos. Las mujeres estamos frente a un grupo de ochenta alumnos y vemos con nervios el reloj porque recordamos la hora en que nuestro hijo/a tiene que tomar el Paracetamol. Nos enfrentamos a las dificultades internas y externas, las imposiciones de un sistema competitivo, que nos va pidiendo cada vez más y las dificultades internas por ese querer hacer dentro y fuera de casa.

El peso de cientos de años de tradición patriarcal que nos persigue como una sombra hasta en los más mínimos detalles de nuestro comportamiento.

En esta obra, las que hemos sido alumnas nos encontramos con la grata sorpresa de conocer el lado humano de las profesoras. No puedo evitar imaginar a mi profesora esbozando una sonrisa tímida frente al ordenador cuando se enfrenta a la tarea de reflexionar en torno a su propia trayectoria. El papel de investigadora seria, rigurosa, profesora exigente, que dictaba lecciones interminables de teoría de la información o de lógica filosófica cambia por el papel de mujer que se revela madre, hija, nieta, hermana, amiga, esposa, exesposa, abuela...

Las historias recogidas en ¿Elogio a la cordura? sirven de ejemplo y aliciente para las mujeres que habiendo sido un día alumnas, ahora somos también profesoras y queremos continuar con esta hermosa tarea de investigar para contribuir al conocimiento humano. Sin olvidar que somos madres, hermanas, hijas, cuñadas, primas, amigas, esposas y aspiramos a ser abuelas.