Revista Latina

Reseñas de libros - 2019

Competencia mediática y digital: del acceso al empoderamiento

Autores/as: Ignacio Aguaded, Arantxa Vízcaino-Verdú y Yamile Sandoval-Romero (Eds.)

Editorial: Grupo Comunicar Ediciones (Huelva, 2019)

ISBN: 978-84-937316-5-6
321 páginas

Reseña de Mónica Bonilla-del-Río, Universidad de Huelva

Avanzando desde la educomunicación: una compilación de estudios y buenas prácticas a nivel internacional

La era digital, caracterizada por la ubicuidad y la accesibilidad a diversos dispositivos, demanda la necesidad de promover la educación en medios de la ciudadanía, con el fin de lograr el desarrollo de individuos competentes digital y mediáticamente. La promoción de habilidades, actitudes y conocimientos que les permitan desenvolverse crítica y satisfactoriamente en la sociedad de la información y el conocimiento es una preocupación imperante en las últimas décadas, lo que ha suscitado numerosos estudios e investigaciones en el área de la educomunicación. El libro Competencia mediática y digital: del acceso al empoderamiento, elaborado desde el marco de Alfamed (Red Interuniversitaria Euroamericana de Investigación en Competencias Mediáticas para la ciudadanía), es un magnífico ejemplo de la importancia que a nivel internacional se otorga en la actualidad a la alfabetización mediática.

Esta obra capitular, en la que han participado más de 65 autores de trece países diferentes, está estructurada en tres grandes bloques. En el primero, de modo introductorio, se pone de manifiesto la relevancia y pertinencia de la temática, destacando la educomunicación como una necesidad urgente y reflexionando sobre la necesidad de que los organismos, gobiernos e instituciones educativas apuesten por la formación de la ciudadanía en educación mediática. Del mismo modo, tras un recorrido por los principales estudios y las experiencias latinoamericanas desarrolladas en los últimos años en el área de comunicación y educación, se hace hincapié en los deberes y derechos que como sociedad tenemos ante los medios.

El segundo bloque comprende diversas investigaciones que se clasifican en función de la temática. De este modo, en un primer apartado, se presentan interesantes estudios que ahondan sobre el proceso de enseñanza-aprendizaje, abordando temas como, por ejemplo, el uso de videojuegos en la educación superior, el aprendizaje móvil o la repercusión de las redes sociales en la escritura de los jóvenes. En un segundo epígrafe, referente a la comunicación digital en cuanto a la creación de contenidos, se exponen investigaciones que profundizan en la gamificación y en las narrativas transmediales, mostrando resultados significativos sobre el uso de estas técnicas como estrategias educativas o comunicativas. En el tercero de ellos, cuyo hilo conductor es el empoderamiento, se recogen investigaciones en las que el eje central aborda temáticas como la ciberciudadanía, la participación política, el desarrollo del pensamiento crítico, la mediación cultural o la diversidad generacional. Y, por último, en el apartado que hace referencia al acceso y uso a los medios, se presentan estudios que indagan acerca del nivel de competencia mediática en Chile y en centros educativos de Ecuador, así como sobre redes sociales y la figura de los youtubers e instagrammers, un fenómeno emergente en este ámbito de estudio. No cabe duda de que el enfoque y la variedad de estas investigaciones permite al lector obtener una perspectiva amplia y enriquecedora del panorama internacional en cuanto a las tendencias, preocupaciones e intereses investigativos que se vienen desarrollando actualmente en el campo de la educomunicación.

Por último, el tercer bloque recoge experiencias educativas catalogadas como buenas prácticas, bien sea por su riqueza pedagógica, por su carácter innovador o su enfoque metodológico. En este sentido, se presentan, por ejemplo, experiencias que plantean la educomunicación como estrategia para promover la igualdad desde una perspectiva de género, la utilización del cuento digital como recurso de aprendizaje, la producción de contenidos audiovisuales para la promoción de la convivencia intergeneracional entre jóvenes y personas de la tercera edad o la introducción del póster científico o las redes sociales en la universidad. Esta segunda parte supone un importante aporte y un considerable ejemplo de cómo se pueden hacer efectivas y llevar a la práctica experiencias que promuevan la competencia mediática y digital, presentándose como un complemento perfecto al bloque de investigación y ofreciendo una perspectiva teórico-práctica.

Este ejemplar, por consiguiente, resulta de gran interés tanto para profesionales de la educación como de la comunicación, así como para todos aquellos ciudadanos a los que les preocupe o pudiera interesar adentrarse desde la perspectiva educomunicativa hacia el conocimiento de los fenómenos mediáticos y digitales que se desarrollan en las sociedades actuales. La visión investigativa y la recopilación de buenas prácticas ofrece una aproximación muy valiosa del estado presente de la cuestión, ya que profundiza en el desarrollo de la competencia mediática y digital desde un enfoque multidisciplinar. Una de las principales conclusiones que podemos extraer de su lectura es que resulta imprescindible continuar investigando y promoviendo la educación mediática, con el fin de superar el simple acceso a los medios para alcanzar un verdadero uso responsable y efectivo que conduzca hacia el empoderamiento de la ciudadanía.