RLCS, Revista Latina de Comunicacion Social
Revista Latina

scimago

Scopus

sjr

RLCS y Scopus

Digital Object Identifier System - Identificador de Objetos Digitales 10.4185/RLCS-2019-1334 | ISSN 1138-5820 | RLCS, 74-2019 | Version in English language | Explicación audiovisual del autor |

Índice h de la revista (citas), según Google Scholar Metrics, g || Criterios objetivos de calidad de RLCS
¿Vale este artículo para solicitar en España un sexenio de investigación?

Cómo citar este artículo / Referencia normalizada

E C Mojica Acevedo, G A Espinel Rubio, L H Botero Montoya (2019): “Historias de vida como método de investigación en Comunicación Social. El caso de mujeres periodistas en San José de Cúcuta (Colombia)”. Revista Latina de Comunicación Social, 74, pp. 347 a 359.
http://www.revistalatinacs.org/074paper/1334/17es.html
DOI: 10.4185/RLCS-2019-1334

Historias de vida como método de investigación en Comunicación Social. El caso de mujeres periodistas en San José de Cúcuta (Colombia)

Life story interviewing as research method in Social Communication. The case of women journalists in San José de Cúcuta (Colombia)

Eliana Caterine Mojica Acevedo [CV] Docente asistente Facultad de Artes y Humanidades - Universidad de Pamplona (UPA), Colombia- elianamojica@unipamplona.edu.co

Gladys Adriana Espinel Rubio [CV] Docente auxiliar Facultad de Educación, Artes y Humanidades - Universidad Francisco de Paula Santander (UFPS), Colombia- gladysespinel@ufps.edu.co

Luis Horacio Botero Montoya [CV] Docente asociado Escuela de Economía, Administración y Negocios, Universidad Pontificia Bolivariana (UPB), Colombia-luishoracio.botero@upb.edu.co

Abstracts
[ES] Introducción: Este artículo, resultado de la investigación ‘Mujeres periodistas, lideresas de opinión en San José de Cúcuta’, tiene por objetivo implementar las historias de vida como método de investigación en Comunicación Social. Metodología: La investigación, de tipo exploratoria, apeló a la técnica de la entrevista a profundidad a seis (6) mujeres periodistas de medios locales; con 120 preguntas, organizadas en siete (7) momentos: I. Vida familiar y personal; II. En formación; III. Inicios de la vida laboral; IV. Ejercicio de su profesión; V. Líderes de opinión; VI. Lideresas de opinión y VII. Tratamiento periodístico con perspectiva de género. Resultados: La aplicación del método permitió acercarse a las prácticas y rutinas de los entrevistados, identificando actitudes, roles y transformaciones del ejercicio del periodismo. Conclusiones y Discusión: las historias de vida, se constituyen en una alternativa metodológica, para la Comunicación Social, así como para entender las problemáticas de la zona de frontera desde lo comunicativo.
[EN] Introduction: This article, which is the result of the research project titled “Women journalists, opinion leaders in San José de Cúcuta”, aims to implement the life story interview as a research method in Social Communication. Methods: The study is exploratory in nature and is based on in-depth interviews with six women journalists from local news media. The interviews contained 120 questions, divided in seven aspects: 1) Family and personal life; 2) Education; 3) Beginning of work life; 4) Exercise of the profession; 5) Opinion leaders; 6) Female opinion leaders and 7) Gender mainstreaming in Journalism. Results: The application of the selected method allowed us to approach the practices and routines of the female interviewees, identifying attitudes, roles and transformations in their exercise of journalism. Conclusions and discussion: The life story interview constitutes a methodological alternative for Social Communication and allows us to understand the problems of the border area from the perspective of communication.

Keywords:
[ES] Historias de vida; metodología; comunicación social, zona de frontera.
[EN] Life story interview; methodology; social communication, border area.

Contents
[ES] 1. Introducción. 2. Metodología. 2.1 Población y muestra. 2.2. Instrumentos de recolección de la información y procedimiento. 3. Contexto: cierre de frontera, la mujer y el periodismo.  4. Resultados. 5. Conclusiones y Discusión. 6. Notas.  7. Referencias bibliográficas.
[EN] 1. Introduction. 2. Methods. 2.1 Population and sample. 2.2. Data collection instruments and procedure. 3. Context: border closure, women and journalism. 4. Results 5. Conclusions and discussion. 6. Notes. 7. References.

Traducción de CA Martínez-Arcos
(Dr. en Comunicación, Universidad de Londres)

[ Investigación 
| w | metadatos | Fichero pdf para imprimir | Presentación dinámica - ISSUU | Artículo acogido a Creative Commons | Referencias |
XML |
| Serie de ficheros para e-books | mobi | htmlz + lit + lrf + pdb + pmlz + rb + snb + tcr + txtz |

1. Introducción

Este artículo analiza, a partir de la investigación “Mujeres periodistas, lideresas de opinión en San José de Cúcuta”, la posibilidad de la aplicación de la historia de vida como método de investigación en Comunicación Social; aunque se separa de la tradición investigativa en este campo, en donde prevalecen los análisis de contenidos de los medios de comunicación desde el paradigma cuantitativo  (Martínez & Saperas, 2016) permite identificar actitudes, roles y las transformaciones del ejercicio de las periodistas, seleccionadas para el estudio, ante los cambios sociales, políticos, económicos y culturales que se originan en las zonas de frontera.

La entrevista a profundidad realizada a seis (6) periodistas, pertenecientes a medios locales, con cobertura nacional, se organizó en siete (7) momentos, teniendo en cuenta, tanto la vida privada como su vida profesional. El instrumento de 120 preguntas permitió responder a interrogantes como: ¿Consideran que en su quehacer lideran opinión en la región?, ¿Alcanzaron estas posiciones en sus medios, a través de su ejercicio periodístico?, ¿Perpetúan la desigualdad del género en su práctica periodística o generan información que fomenta la igualdad de derechos y la equidad entre hombres y mujeres?

A través de la entrevista, se logró un acercamiento con estas mujeres que informan sobre la zona de frontera, cuya dinámica social, cultural, económica, política, entre otros aspectos, ha cambiado desde su cierre por decisión del Gobierno de Venezuela en agosto del 2015.

San José de Cúcuta, capital de Norte de Santander - Colombia, donde viven y ejercen su labor periodística estas seis (6) mujeres, es una ciudad fronteriza que fue reconocida durante décadas como la más importante del país y considerada como “la frontera más dinámica de América Latina”, debido a su intercambio comercial, movilidad de personas, exportaciones y a su posición geográfica.

La situación de la frontera, tras su cierre y posterior apertura para el paso humanitario en diciembre del 2015, hace que el periodismo en la región se base, fundamentalmente, en relatar el día a día de los retornados, de los migrantes [1] y de las personas que se ven afectadas por una situación que altera las formas de actuar, vivir, laborar y convivir en la ciudad fronteriza de San José de Cúcuta (Colombia).

Las periodistas, además de relatar cómo iniciaron en el mundo laboral, cómo construyeron su proyecto de vida y su decisión de ejercer en los medios de información locales; también relataron que han tenido espacios de censura por parte de la fuerza pública. En sus historias de vida reconocieron sus competencias, las formas de relacionarse y de compartir la información, a partir de los medios donde laboran, así como su liderazgo en la región y el escaso tratamiento periodístico en temas de género.

2. Metodología

Para la realización de esta investigación, del tipo exploratoria, se apeló a la metodología de las historias de vida. Si bien, esta metodología ha sido abordada por la Sociología y la Antropología, es menester señalar que se pretende demostrar que ésta es apropiada para los estudios y análisis de la Comunicación Social, y en particular, para determinar acercamientos a las problemáticas cotidianas de los periodistas y de su quehacer en un entorno determinado.

Entre los trabajos, más significativos del método de las historias de vida, se encuentran los presentados por Ferraroti (2007), quien no solo aborda lo relacionado con el uso del método, sino también su discusión epistemológica. Las historias de vida como texto, se constituyen en un campo o un área perfectamente definida; en ese sentido “es algo vivido: con un origen y un desarrollo, con progresiones y regresiones, con contornos sumamente precisos, con sus cifras y su significado” (Ferratori, 2007, p. 28).

Ferraroti, además, propone una metáfora para la interpretación de esa historia de vida: entrar en el texto, es decir, no solo es leerla para obtener información, sino habitarlo. Ese estar inmerso, dentro y no en el borde, se convierte también en el artilugio de la historia de vida como método, por cuanto permite conocer mucho del estudiado, pero también de quién lo estudia. “Esto significa que la investigación es concebida como una con-investigación y que cada investigador, lejos de poder atrincherarse tras un armamento metodológico pre constituido, es a su vez un ‘investigado’” (Ferratori, 2007, p. 26).

Frente a lo problemático que pueda resultar el método, insiste en que éste supone otras complejidades más allá de la organización estadística de respuestas precodificadas, que van hacia la creación de una relación de confianza entre entrevistador y entrevistado, puesto que nadie relataría de manera espontánea al otro sus experiencias vividas.
 
Charriez Cordero (2012) analiza doce (12) definiciones de historia de vida, concluyendo que la mayormente utilizada es la del relato, en ocasiones acompañado del adjetivo extenso; así mismo, señala que con menor frecuencia se mencionan los términos: narración, enunciación, memoria o texto. “La historia de vida es la forma como una persona narra de manera profunda sus experiencias en función de la interpretación que le haya dado y al significado que genera de su interacción social” (Charriez Cordero, 2012, p. 53). En ese punto, entra en consonancia con los planteamientos de Blumer (1969), quien señala que los seres humanos actúan, teniendo como base los significados que las cosas o eventos tengan para sí mismos.

En la historia de vida, se recogen aquellos eventos de la vida de las personas que son dados, a partir del significado que tengan los fenómenos y experiencias que éstas vayan formando, a partir de aquello que han percibido como una manera de apreciar su propia vida, su mundo, su yo, y su realidad social (Charriez Cordero, 2012, p. 53).

2.1. Población y muestra

Para la aplicación del método, se seleccionaron seis (6) periodistas que trabajan en medios de comunicación y, en particular, que ocuparan cargos directivos en medios de radio y televisión con cubrimiento nacional y/ o fueran corresponsales de los mismos o ejercieran como directoras de medios virtuales y que se han convertido, por su quehacer, en lideresas de la opinión pública en la región.

2.2. Instrumentos de recolección de la información y procedimiento

Para la investigación, se utilizó la técnica de la entrevista a profundidad, sumada a la observación directa. Además, se elaboraron 120 preguntas, organizadas en siete (7) momentos: I. Vida familiar y personal; II. En formación; III. Inicios de la vida laboral; IV. Ejercicio de su profesión; V. Líderes de opinión; VI. Lideresas de opinión y VII. Tratamiento periodístico con perspectiva de género.

La técnica de la entrevista a profundidad, como metodología cualitativa, busca capturar tal proceso de interpretación, viendo las cosas desde la perspectiva de las personas, quienes están continuamente interpretándose y definiéndose en diferentes situaciones. Esta técnica consiste en la realización de una entrevista personal no estructurada, cuyo objetivo principal es indagar, de manera exhaustiva, a una persona, de forma de que la misma se sienta cómoda y libre de expresar en detalle sus creencias, actitudes y sentimientos sobre un tema en estudio. Se realiza principalmente en investigaciones exploratorias, sobre todo en estudios donde el problema a investigar se relaciona con aspectos confidenciales, delicados o embarazosos, o cuando la presión de un grupo puede afectar las respuestas del entrevistado. Así mismo, se constituye en una herramienta indispensable en estudios cualitativos, donde las limitaciones de tiempo de los entrevistados y los temas tratados lo requieren.

El instrumento de 120 preguntas permitió auscultar asuntos disímiles, entre ellas e hicieron interrogantes, tales como: ¿Consideran que en su quehacer lideran opinión en la región?; ¿Alcanzaron estas posiciones en sus medios, a través de su ejercicio periodístico?; ¿Perpetúan la desigualdad del género en su práctica periodística o generan información que fomenta la igualdad de derechos y la equidad entre hombres y mujeres?

Con los momentos y objetivos definidos, las preguntas permitieron establecer si en su ejercicio, se consideraban lideresas de opinión en San José de Cúcuta, así mismo, hacer un recorrido que indicó como habían surgido en un medio.
La estructura de los momentos, así como el objetivo y las preguntas, se detallan en la siguiente tabla:

Tabla 1. Preguntas de la entrevista

Momentos

Objetivo

Preguntas

1. Vida familiar y personal

Identificar los motivos que la llevaron a vincularse con el periodismo como proyecto de vida 

Preguntas relacionadas con su adolescencia, el tiempo del colegio y las relaciones familiares y con el periodismo.

2. En formación

Determinar la relación entre la expectativa de ser comunicador social y/o periodista y la realidad al enfrentarse a la vida académica o laboral

Preguntas relacionadas con su formación universitaria o académica en otras áreas y su llegada al periodismo.

3. Inicios de la vida laboral

Caracterizar los inicios de la vida profesional de las comunicadoras sociales y/o periodistas.

Preguntas relacionadas con su inicios como periodista, los primeros años de vida profesional.

4. Ejercicio de su profesión

Describir la situación actual en su ejercicio como periodista

Preguntas relacionadas con su trabajo actual y las situaciones personales y laborales que las afectan o impactan.

5. Líderes de opinión

Determinar las condiciones que han convertido a estas mujeres en lideresas de opinión

Preguntas relacionadas con el liderazgo que actualmente ejercen.

6. Lideresas de opinión

Establecer el liderazgo de las mujeres periodistas desde su perspectiva.

Preguntas relacionadas con ser lideresas de opinión y el tratamiento periodístico con perspectiva de género

7. Tratamiento periodístico con perspectiva de género

Identificar el cubrimiento de la información desde la equidad de género

Preguntas relacionadas con equidad de género y su tratamiento en el cubrimiento periodístico

Elaboración propia. Momentos de la entrevista; objetivos y preguntas relacionadas

Las periodistas que hicieron parte de las historias de vida, trabajan en medios masivos de comunicación locales en cargos directivos o como corresponsales de medios nacionales, así como en medios virtuales, de gran influencia en la zona, objeto de estudio:
 
Tabla 2. Mujeres entrevistadas y medios a los que pertenecen

Nombre

Cargo

Esmeralda Rojas

Directora noticiero radial Caracol

Olga Lucía Cotamo

Directora noticiero radial RCN

Estefanía Colmenares

Directora La Opinión

Julieth Cano

Corresponsal Caracol TV

Mary Stapper

Directora Somos La Revista – medio virtual

Martha Posada

Periodista Así es Cúcuta - medio virtual

Elaboración propia. Mujeres periodistas y medios de comunicación en los que trabajan

Frente al uso de la metodología, es menester señalar que encontrar los tiempos y disposición de las periodistas, fue un proceso dispendioso, debido a que, por ser directoras de medios, se ocupan en la recolección de fuentes, transmisión de las noticias y en dar las pautas en los programas de emisión diaria. Sumado a esto, por estar en una región de frontera, donde se registran constantemente situaciones desde el cierre de la misma, hace que su agenda se afecte por el cubrimiento informativo.

Fue importante conocer, de manera previa, la disponibilidad de las periodistas, para proporcionar la información requerida, ya que hay respuestas de su vida familiar y personal que son importantes conocer, para saber de qué manera esto las influenció para inclinarse por esta profesión y/o buscar una formación académica en la misma.

3. Contexto: cierre de frontera, la mujer y el periodismo

San José de Cúcuta es la capital del departamento Norte de Santander, en el nororiente de Colombia, que limita con el Estado Táchira, Venezuela. Es la ciudad fronteriza más importante del país, y por décadas fue considerada la frontera más dinámica de América Latina, dado el intercambio comercial. De acuerdo con las cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) y la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) de Colombia, las exportaciones a Venezuela se ubicaron en USD 1969 millones en el 2014, siendo menores en 12.7% a las registradas en el 2013. El intercambio comercial bilateral también bajó al pasar de USD 2687 millones en el 2013 a USD 2404 millones el año anterior, lo que representa una reducción de 10.5%.

No obstante, su privilegiada posición geográfica, ha estado en conflicto innumerables veces por las decisiones de los gobiernos de Venezuela y Colombia. Andrés Sánchez Jabba explica en el informe financiado por el Banco de la República “Crisis en la frontera” que, desde la disolución de la Gran Colombia hasta la firma del tratado de delimitación en 1941, la libertad y la autodeterminación se desarrollaron a pasos agigantados, debido en gran parte al paulatino proceso de la institucionalización y la poca presencia no solo del Estado colombiano, sino del venezolano en los límites terrestres (Sánchez, 2014).

Esto hizo que la población ignorara los límites, circulando y comercializando con libertad, como si las dos naciones compartiesen la misma región y, por supuesto, los mismos males. Esta libertad casi que legitima y que ha dado un tránsito continuo por más de 50 años, se vio afectada tras el cierre de la frontera en el 2015, cuando el gobierno venezolano optó por esta medida, según lo manifestado por el Presidente Nicolás Maduro, debido a una emboscada a efectivos de la Fuerza Armada; una orden temporal que duraría 72 horas y que desencadenó en una serie de situaciones que empezaron a evidenciar la realidad por la que venía atravesando el país. Así mismo, como se expone en el “Informe Defensorial sobre las zonas de frontera (2017)”, Venezuela denuncia el contrabando y la criminalidad que existe en la zona fronteriza, medidas que llevaron a la deportación de 1.950 colombianos indocumentados que vivían en Venezuela. (Defensoría del Pueblo, 2017)

De acuerdo con un reporte del periódico colombiano El Tiempo (2015), tomado de la agencia internacional de noticias El Nacional- Venezuela / GDA y AFP, esta medida tiene un trasfondo en el cual exponen:

La denuncia de Maduro se produce en momentos en que su país enfrenta un desabastecimiento de al menos dos tercios de los productos básicos, un fenómeno que analistas atribuyen al férreo control de precios y a una sequía de divisas por la caída de los precios del petróleo, que genera 96 % de los dólares de este país altamente dependiente de las importaciones. A ello se suma una inflación que al cierre de 2014 rozó el 70 % (último dato oficial), pero que según expertos ya habría sobrepasado los tres dígitos. Esto ha agudizado la depreciación del bolívar, sometido a cuatro tipos de cambio, de los cuales el paralelo es 110 veces superior al oficial de 6.3 bolívares por dólar (AFP, 2015).

Esta situación termina siendo el detonante para que se visualizara a fondo que Venezuela tenía dificultades no solo de tipo económico, sino también político y social. El panorama que desde agosto del 2015 ha tenido que vivir los habitantes de la zona de frontera repercute en su dinámica diaria, porque se afectó su ocupación laboral que dependía del comercio que se realizaba, pero también el tránsito entre las dos naciones que se hacía sin restricciones, vulnerando a niños, jóvenes y adultos quienes residían en San Antonio – Estado Táchira (Venezuela) pero estudiaban y trabajaban en San José de Cúcuta – Norte de Santander (Colombia), realidad que se daba también a la inversa y que trastornó totalmente la vida de estas personas que de ser habitantes de esta zona, terminaron siendo retornados y migrantes.

En ese mismo año, a partir de la situación presentada, el gobierno colombiano estableció un equipo de trabajo con organismos institucionales que generó un corredor humanitario, donde se daría solución a temáticas de salud, educación, seguridad, economía a los habitantes de la zona, en especial a colombianos que residieran en Venezuela. Esta iniciativa se dio desde la administración departamental de Norte de Santander, que generó diálogos con su homólogo del Estado Táchira, con el fin de dar soluciones a este contexto. Las conversaciones entre cancillerías y los dos presidentes (Colombia y Venezuela) permitieron que se llegara a un primer acuerdo. En julio del 2016, se da el paso humanitario, en el cual transitaron 30 mil personas, según datos suministrados por Migración Colombia; dados los resultados, se genera un segundo paso que aumenta la cifra a 110 mil personas, entre venezolanos y colombianos, que buscaban abastecerse de alimentos, útiles de aseo, medicamentos y repuestos automotrices, así como visitar a sus familias.

El paso humanitario no estuvo del todo abierto y sigue teniendo restricciones en cuanto a horarios, pero la presión generada por las mujeres venezolanas, denominado las damas de blanco , posibilitó más oportunidades de intercambio y la generación de mesas de trabajo de orden nacional en temas tales como el contrabando, sistema cambiario, salud, hidrocarburos, comercio, educación y seguridad.

Entre tanto, y frente al ejercicio del periodismo y las mujeres en el periodismo Colombia ha sido catalogada por Reporteros sin Frontera (RSF), como el segundo país en América después de México con más periodistas asesinados desde el año 2000, de acuerdo con una publicación realizada en el 2014 por el diario español El País.
Aunque las estadísticas han bajado en la tasa de homicidios para los periodistas en Colombia, con relación al reporte hecho por la RSF en el 2002, el periódico El Tiempo de circulación nacional publicó un reporte, donde muestra el aumento en las agresiones y amenazas para este gremio. El ejercicio del periodismo en Colombia sigue presentándose como una profesión de alto riesgo por los constantes atropellos, censuras e intimidaciones a los que se ven sometidos los periodistas, según el reporte de la Fundación para la Libertad de Prensa realizado entre el 2006 y 2014.

Henry Orozco, en su ensayo publicado en abril del 2017 en el periódico El Espectador, el segundo diario de Colombia, manifiesta:

En Colombia, como en muchos países de América Latina, el ejercicio periodístico se ha visto sometido muchas veces a la opresión, a la censura, a la intimidación, y en el peor de los casos, a la muerte. Escribir, como una manifestación periodística, es un ejercicio subvalorado, en el cual, a veces, ha sido el mismo periodista quien se encarga de denigrar del oficio, con su falta de compromiso por este, y por no tener el mínimo tacto ético de la profesión: corroborar la fuente y contrastarla. (Orozco, 2017).

En la investigación realizada por Carreño y Guarín (2008), denominada “La periodista en Colombia: radiografía de la mujer en las redacciones”; las autoras hacen un recorrido sobre el ejercicio del periodismo por mujeres en el ámbito internacional y nacional, donde exponen que en el documento publicado en el 2005 por el Departamento de Estudios de Comunicación de la Universidad de Malta en el que se monitorearon 13 mil historias periodísticas de 76 países, publicadas en radio, prensa y televisión, se evidenciaba muy poca la aparición de las mujeres en los medios.

Los resultados indicaron que sólo en la presentación de radio y televisión las mujeres igualaban o superaban la presencia masculina (en radio 61% y en televisión el 75%), además, que los temas políticos y de gobierno excluían generalmente a la mujer reportera (Carreño & Guarín, 2008, p. 19).

Otros estudios advierten sobre la baja presencia de las mujeres en los medios y su mínimo acceso a los cargos directivos. En el 2001, la Asociación de Editores de Periódicos de Estados Unidos realizó un censo en las salas de redacción y descubrió que sólo el 34% de los supervisores eran mujeres, de las cuales las mujeres afroamericanas ocupaban el 3% (Carreño & Guarín, 2008, p. 19). Así mismo, la mujer en el ejercicio del periodismo, se ha visto envuelta en diferentes circunstancias que viola sus derechos y que trasciende al tener menos espacios para poder desempeñarse porque pueden ser violentadas, poniéndolas en desventaja por considerarse que no poseen las capacidades intelectuales para el manejo de la información.

En cuanto a la desigualdad laboral, hay ámbitos de cubrimiento periodístico tradicionalmente más cerrados para las mujeres. El primero corresponde al periodismo de guerra que, si bien ha contado con grandes reporteras como la italiana Oriana Fallaci, presenta la desventaja de la mayor vulnerabilidad de las mujeres como posibles víctimas de abuso sexual, entre otros. El segundo ámbito es el periodismo deportivo, donde apenas comenzaron a surgir las mujeres, pero con mucha resistencia puesto que los hombres han dominado dentro y fuera de la cancha desde siempre (Carreño & Guarín, 2008, p. 20).

Con respecto al acoso, son más propensas aquellas mujeres que trabajan en ambientes, donde la mayoría de sus colegas o jefes periodistas son hombres. En Colombia, por ejemplo, se dio un caso específico y que hizo público la periodista Jineth Bedoya, quien fue torturada, violada y estuvo secuestrada por paramilitares el 25 de mayo del año 2000. Esto no sólo evidencia el acoso hacia las mujeres, sino la vulnerabilidad y peligro al que se ven expuestas en su profesión.

4. Resultados

A partir de las historias de vida generadas en la investigación “Mujeres periodistas como lideresas de opinión en San José de Cúcuta”, se estableció que a pesar de estar en cargos directivos en los medios de comunicación donde laboran, aún continúan siendo señaladas y censuradas en su accionar diario.

El imaginario que se tiene de la mujer como periodista continúa afectado, por considerarse que no puede ejercer sus funciones de la misma forma que un hombre; frente al cubrimiento de noticias de orden público y política, sección de los medios de gran audiencia, las mujeres periodistas no hacían parte de aquellas designadas por las casas periodísticas, dado que se consideraba que no tenían las capacidades para abordar dichas fuentes; a esto se suman las constantes agresiones durante las entrevistas solo por ser mujer y el acoso, al que se ven expuestas, cuando reciben información en ocasiones condicionada por el cortejo de su entrevistado.

Las periodistas en sus relatos exponen en común que tuvieron varios momentos en su infancia, de compartir con familia y en su educación secundaria, que marcó la opción de escoger al periodismo como su proyecto de vida profesional.

Una vez inició su formación académica de pregrado, las periodistas entrevistadas realizaron las prácticas profesionales que dieron la apertura a su entorno laboral, donde se vieron en ocasiones discriminadas por ser mujer para cubrir fuentes que no tuvieran riesgos, a lo cual (Estefanía Colmenares, subdirectora del periódico La Opinión) expresó que en su primer trabajo en Bogotá para el periódico El Tiempo, solo pudo cubrir el tema de movilidad y de allí fue difícil que le asignarán otro espacio, en el que permaneció alrededor de tres años.

En el momento de describir su ejercicio como periodistas, manifestaron que tuvieron primero un recorrido en varios medios de comunicación, para obtener la experiencia que les permitió estar en el cargo directivo que hoy ocupan, y en el cual deben liderar con un equipo de trabajo que en su mayoría es de hombres.

A pesar de que tienen jefes hombres, en el cubrimiento de la información han podido proponer y abordar temas de índole político y de orden judicial, donde su relación con los entes gubernamentales y la fuerza pública, se ha visto censurada por el tratamiento que se le da al hecho noticioso. “Cubro gobernación de Norte de Santander, política y orden público. Sí, hace poco con el Ejército por el manejo de la noticia y por temas de orden público sobre todo en esta región que tiene una zona más violenta, fui llamada por el Comandante de la Brigada 30 prácticamente fue una censura” (Esmeralda Rojas, directora Noticias Caracol Radio)

Consideran que abordar temas con el sector privado también tiene censura, donde hay funcionarios que no permiten ni acceden a entrevistas, ni dan información para emitir la noticia como se está presentando.“Hubo una vez que el gerente de Aguas Kpital trató de ocultar algo, entonces, la jefa de prensa nos dijo: Por favor no ataquen mucho al gerente. Yo en esa rueda de prensa le dije: Pero por qué va a ocultar la información, dígala. Yo era nueva, yo estaba entrando apenas a los medios. Entonces se volteó y me dijo: esta novata y viene aquí a imponer… Entonces el gerente dijo: ¡pero con calma! Y le expliqué que mi tono de voz es fuerte” (Marta Posada, directora Emisora y página web Asíescúcuta).

Exponen que cubrir fuentes y hechos noticiosos de orden público se hace complejo por los actores que intervienen, pero han podido realizar construir las noticias en su ejercicio profesional que las ha llevado a realizar investigaciones sobre corrupción. “Me gusta ir a la calle a buscar las fuentes. Y tema puntual que manejo y que le hago monitoreo en la Gobernación es el de orden público por la coyuntura de la región. He realizado investigaciones políticas y de orden público relacionados con temas de Catatumbo [2]; acceder a este tipo de información es difícil (hasta viajar a la zona es complejo), pero cuando estás allí, sientes miedo por la coyuntura de la zona” (Esmeralda Rojas, directora Noticias Caracol Radio)

También manifiestan que hay otros medios que les ha permitido dar la información de una manera más ágil y desde su postura como las redes sociales, que por ser personales dan paso al debate, a convocar a las audiencias para participar en temas específicos en equidad y en género.
Reconocen, de igual forma, que en los medios en los que se encuentran liderando han tenido un posicionamiento que les permite ser consultadas y seguidas por sus audiencias por el tratamiento de la información que realizan en su ejercicio profesional.

En cuanto a si se sienten identificadas como mujeres lideresas de opinión, consideran que desde el medio han desarrollado investigaciones, donde denuncian maltrato, así como muchas situaciones que se viven en Cúcuta y deben mostrarse desde la realidad que se evidencia “Me considero una lideresa de opinión, porque he sido un puente entre la comunidad y las instituciones para que le presenten solución a los problemas que existen a cierta población” (Julieth Cano, corresponsal Blue Radio).

Se hace dispendioso el tratamiento de información en equidad y género en la ciudad de Cúcuta, a partir de las directrices que son emanadas por las empresas periodísticas, ya que dentro de la agenda informativa aún no se contempla el desarrollo de estos temas.

Sobre el empoderamiento de la mujer en la dirección de diferentes medios en la ciudad de San José de Cúcuta, reconocen que ha venido cambiando, y que hace varios años los mismos eran liderados por hombres y había muy poca participación de las mujeres.

De la aplicación de la técnica de la entrevista a profundidad, así como de la observación directa en el trabajo de campo, se evidenció que el método de las historias de vida da la posibilidad al investigador de indagar sobre diferentes aspectos de la vida y su quehacer.

Como resultado de esta investigación, es necesario indicar que la fase de preparación teórica es importante porque permite la delimitación de los objetivos principales. Si ésta no se realiza de manera adecuada, la información extraída puede no ser de utilidad a los objetivos de la investigación.

Las reflexiones metodológicas indican que las historias de vida corresponden a una concepción que busca alternativas a la investigación en Comunicación Social distintas a aquellas donde prima la cuantificación de los datos.

La historia de vida es una metodología, para el conocimiento de cada persona (sea hombre o mujer), así como para conocer sus gustos, preferencias, sensaciones y sus interacciones sociales y humanas.

La narración y la reflexión sobre las vivencias hacen posible el encuentro entre el tiempo del sujeto y el tiempo del mundo, entre la finitud de la vida personal y la infinitud de la historia humano social. Permite identificar la relación entre la realidad y la fantasía, donde lo imaginario se percibe como real, en cuanto universo de símbolos y representaciones que, al traducirse en lenguaje, dan prueba de su existencia. En la historia de vida están presentes tiempos y espacios diferentes (Puyana, 1994, p. 188).

Finalmente, y según Díaz Larragaña (1999), es preciso aclarar que, entre los métodos biográficos existen importantes diferencias, dado que no es lo mismo hablar de la historia de vida que del relato de vida, pese a que parecieran ser la misma técnica. La historia de vida estudia una persona determinada, incluye su propio relato, y complementa el análisis con otros documentos o narraciones, y se basa en descripciones y narraciones amplias de la vida del entrevistado; lo que interesa acá, es la totalidad, dado que existe un orden cronológico que suele ser respetado.

Se diferencia también de la técnica del testimonio, pues toma “al individuo en calidad de partícipe u observador de un hecho” (Díaz Larragaña, 1999, p. 2); así mismo, se distancia de la entrevista biográfica y de la historia oral, dado que esta última se basa en el análisis de fuentes orales en las investigaciones históricas.

5. Conclusiones y discusión

Las historias de vida son un método que permiten acercarse a las prácticas y rutinas del periodista, identificando procesos y procedimientos para la obtención y tratamiento informativo que frecuentemente es estudiado desde el análisis cuantitativo. Así mismo, permiten al investigador comprender el sujeto y evitar los juicios que normalmente se emiten contra las periodistas con relación a sus prácticas.

De la investigación, se identifica que las seis (6) mujeres a las que se les aplicó la metodología de las historias de vida, están permeadas por una vida familiar, personal y social que afecta su vida laboral y su quehacer mismo, máxime si se considera las particularidades del cierre y posterior apertura (aunque restringida y controlada) de la frontera entre los gobiernos de Colombia y Venezuela, a partir del 2015.

La investigación permitió identificar actitudes, roles y las transformaciones del ejercicio de las periodistas, seleccionadas para el estudio, ante los cambios sociales, políticos, económicos y culturales que se originan en las zonas de frontera. Precisamente, la situación de la frontera, tras su cierre y posterior apertura para el paso humanitario, hace que el periodismo en la región se base, fundamentalmente, en relatar asuntos de coyuntura y, en particular, que se dé prioridad a los asuntos de los migrantes y de las personas que se ven afectadas en sus formas de actuar, vivir, laborar y convivir en la ciudad fronteriza de San José de Cúcuta (Colombia).

De la investigación, se infiere que no hay una formación en tema de género por parte de las periodistas entrevistadas que permita realizar un tratamiento particular sobre el mismo, utilizando solo en ocasiones sus redes sociales personales, para promover o apoyar alguna situación en este aspecto. Estos antecedentes contribuyen a afirmar que las mujeres periodistas en el ejercicio del periodismo encuentran desigualdades de género, al igual que a responsabilidades profesionales, en salarios y credibilidad.

Las historias de vida, se constituyen en una alternativa metodológica, para la Comunicación Social, así como para entender las problemáticas de la zona de frontera desde lo comunicativo. Su aplicación permite argumentar que los métodos cualitativos son también objetivos y que no solo es posible apelar a la información estadística como determinante o único criterio de validez para la investigación en esta área del saber.

Utilizar el método de historias de vida para una investigación en Comunicación Social, también posibilita obtener datos precisos y establecer los momentos que se quieren abordar desde la perspectiva del sujeto de estudio.

La pertinencia del método se fortalece con la construcción del instrumento para la recolección de información, que en este caso fue una entrevista a profundidad, con la que se logró un abordaje totalizante de la vida de las periodistas en sus diferentes roles y gracias a la definición de lo siete (7) momentos escogidos.

La narrativa que es utilizada en la elaboración de las historias de vida, se hace específica y también se amplia de acuerdo a cada momento y espacio compartido con el entrevistado, lo cual conduce a encontrar en los relatos, información detallada que sirve como insumo para otras investigaciones.

Como método, las historias de vidason un relato dinámico que presenta diversas formas para su construcción y requiere realizar una documentación previa del objeto de estudio y un acercamiento exploratorio, con el fin de evitar pérdidas de tiempo u obtener información inválida. Además, abrió la posibilidad de construir abordajes metodológicos, para reconocer e interpretar al hombre y a la mujer de frontera desde lo comunicativo, puesto que ya han sido estudiados desde otras áreas del conocimiento y, en particular, desde la estadística.

 

6. Notas

[1] Término que empezó a utilizarse desde el cierre de la frontera, por cuanto históricamente el ciudadano que habita en la región se ha considerado colombo-venezolano teniendo un tránsito libre entre ambos países. Incluso, la mayoría poseen cédulas de ciudadanía de cada país que les ha permitido por años reconocerse como colombiano o venezolano, según sea la necesidad.

[2] La zona del Catatumbo es una subregión colombiana, ubicada en el noreste del departamento de Norte de Santander, que se extiende entre la Cordillera Oriental de Colombia y el Lago de Maracaibo, por lo cual se le ha llegado a considerar la región como "transfronteriza". Esta región en Colombia está conformada por 11 municipios: Ábrego, Convención, El Carmen, El Tarra, Hacarí, La Playa, Ocaña, San Calixto, Sardinata, Teorama y Tibú y es escenario de conflictos entre diferentes actores armados.

7. Referencias bibliográficas

AFP, E. N.-V. (20 de Agosto de 2015). Maduro ordenó cierre de la frontera con Colombia por 72 horas. Bogotá. Obtenido de http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-16259041

Carreño M. & Guarín A. M. (31 de Julio de 2008). La periodista en colombia. La Radiografía de la mujer en las redacciones. Bogotá. Obtenido de http://www.javeriana.edu.co/biblos/tesis/comunicacion/tesis121.pdf

Charriez Cordero, M. (2012). Historias de Vida: Una metodología de investigación cualitativa. Griot, 5(1), 50-67.

Defensoría del Pueblo (2017). Informe defensorial Sobre las zonas de Frontera. Defensoría del Pueblo. Bogotá: Opciones Gráficas Editores Ltda. Recuperado el Julio de 2017

Díaz Larrañaga, N. (Octubre de 1999). El relato de una vida: apuntes teóricos-metodológicos en comunicación. Revista Latina de Comunicación(22), 2- 9. Obtenido de http://www.ull.es/publicaciones/latina/a1999coc

Ferraroti, F. (2007). Las historias de vida como método. Convergencias, 14(44), 15-44. Recuperado el 15 de Marzo de 2018

Martínez Nicolás & Saperas, E. (2016). Objetos de estudio y orientación metodológica de la investigación en sobre comunicación en España (2008- 2014). Revista Latina de Comunicación(71), 1.365 - 1.384.

Orozco, H. (5 de Abril de 2017). El Periodismo en Colombia: una realidad desconcertante. El Espectador, pág. 1. Obtenido de https://www.elespectador.com/noticias/cultura/el-periodismo-en-colombia-una-realidad-desconcertante-articulo-688048

Puyana V., Y. &. (1994). La historia de vida: Recurso en la investigación cualitativa. Maguaré(10), 185-196. Obtenido de https://www.bdigital.unal.edu.co/18451/2/14265-48104-1-PB

Sánchez, A. (2014). Crisis en la frontera. Cartagena: Banco de la República. Recuperado el Febrero de 2016

_____________________________________

CÓMO CITAR ESTE ARTÍCULO EN BIBLIOGRAFÍAS – HOW TO CITE THIS ARTICLE IN BIBLIOGRAPHIES / REFERENCES:

E C Mojica Acevedo, G A Espinel Rubio, L H Botero Montoya (2019): “Historias de vida como método de investigación en Comunicación Social. El caso de mujeres periodistas en San José de Cúcuta (Colombia)”. Revista Latina de Comunicación Social, 74, pp. 347 a 359.
http://www.revistalatinacs.org/074paper/1334/17es.html
DOI: 10.4185/RLCS-2019-1334

- En el interior de un texto:

E C Mojica Acevedo, G A Espinel Rubio, L H Botero Montoya (2019: 347 a 359) …
o
…E C Mojica Acevedo et al, 2019 (347 a 359) …

Artículo recibido el 22 de septiembre de 2018. Aceptado el 12 de diciembre de 2018.
Publicado el 27 de enero de 2019

___________________________________________________________________________