Revista Latina de Comunicación Social

Ensayos- 2008

¿Quién ha dicho que no existe el surrealismo académico?

¿Quién puede asegurar que la universidad pública no está maltrecha?

¿Seguro de que no siguen existiendo inútiles torquemadas?

Vean todo eso con lo que está sucediendo en la fraterna República de Argentina.

Pasen y vean:

----

Ángeles D`Aveta
27-jun-2008
¿Libertad de investigación en la universidad pública?


¿Quién decreta el fin de las dudas? ¿A qué tribunal debe someterse el asombro ante el mundo? ¿Quién evalúa cuáles preguntas son impertinentes y cuáles no? ¿Ayudan a conocer o a seguir buscando las preguntas pertinentes?

Estimados docentes, periodistas, comunicadores, investigadores:

Conviene empezar diciendo que lo que sigue es un pedido de ayuda. Sin embargo, esto no intenta ser una de las tantas cadenas que suelen ocupar nuestras casillas de correo. Soy estudiante de Comunicación Social y decidí compartir con ustedes y al mismo tiempo pedir sus opiniones como aporte, ante una particular situación que se dio con un proyecto de tesis en la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE). Paso a explicarles:

Hace un año y medio, tras finalizar la cursada y los exámenes de la carrera, comencé a trabajar en el proyecto de tesis con la idea de estudiar dos diarios correntinos durante la última dictadura militar (Época y El Litoral). Con el acompañamiento de los docentes de la Universidad Nacional de La Plata VÍctor Ego Ducrot y Fernando López elaboré el proyecto bajo el modelo teórico de la Intencionalidad Editorial, una nueva corriente de estudios para analizar procesos periodísticos que un grupo de investigadores, encabezado por los docentes mencionados, viene impulsando hace unos años. Después de un año de trabajo que incluyó correcciones y consultas permanentes con los tutores, finalmente presenté el proyecto en el mes de febrero de 2008.

Los meses siguientes fueron un ir y venir para cumplimentar un cúmulo de exigencias y requisitos formales de la comisión evaluadora de tesinas, que derivaron en que tuviera que cambiar los roles de director y co-director, realizar nuevas presentaciones de notas, firmas con avales al proyecto y CVs de los docentes tutores. El dictamen al trabajo fue presentado recién cuatro meses más tarde, es decir, en junio de 2008 (hace una semana). La triste noticia para mÍ fue que tras todo ese tiempo de idas, vueltas y espera, la arbitrariedad aún no había terminado. Ocurre que el proyecto no fue aceptado, con el argumento de que el tema propuesto "carece de significación teórica". Lo que sigue es la transcripción de la parte del dictamen que se hace referencia al tema de investigación:

"El objeto de estudio, desde la perspectiva adoptada por la alumna, como ella misma lo señala, ha sido objeto de cuantiosos trabajos, los que no dejan lugar a dudas acerca del comportamiento de los medios de comunicación argentinos durante el último gobierno de facto. Estudiar en particular este comportamiento en la Provincia de Corrientes, excepto que hubiesen razones que hicieran pensar que en el subuniverso pueden encontrarse aspectos distintos del que compete a la totalidad, carece de significación teórica, en tanto presupone la correlación de fenómenos que ya han sido comprendidos en un orden general. A diferencia de —por ejemplo— el periodismo de investigación, cuyo objetivo puede ser denunciar irregularidades, ocultamientos, manipulaciones, etc. la ciencia se ocupa de acotar la incertidumbre e intentar otorgar sentido a aquella porción de la realidad cuya manifestación provoca un interés razonable y de cuya etiología no se tienen certezas suficientes. En este caso, lo que ha sido constatado acerca del comportamiento de los medios en nuestro país durante la última dictadura alcanza para comprender el que tuvieron en la Provincia de Corrientes por extensión, de resultas de ello, de no haber especifidades epistemológicamente consistentes que permitan suponer la existencia de circunstancias que alejan este subuniverso de la media nacional, no procede un estudio simplemente para confirmar una duda inexistente."

Sin embargo, no sólo no existen estudios sobre los medios locales durante ese período histórico, sino que tampoco existe ningún otro estudio sobre medios y dictadura (en el ámbito que sea) bajo la perspectiva de la Intencionalidad Editorial. Entonces, lo que estoy pidiendo es: voces y fundamentos en el ámbito periodístico y académico que me ayuden a sostener el tema de investigación. Ya que no me quieren escuchar a mí, por lo menos deberían escuchar a gente como ustedes que vienen trabajando hace años en el campo comunicacional o de las ciencias sociales en general.

Yo puedo reformular mi trabajo, acotar o delimitar el objeto de estudio, corregir lo que haga falta. Sin embargo, no estoy dispuesta a abandonar el tema porque lo veta un trío de docentes con argumentos que no resisten el menor análisis y que, por el contrario, no hacen sino consolidar en una universidad pública nacional lo peor del oscurantismo académico.

Desde ya les agradezco si pueden enviar dos o tres líneas donde expongan sobre la pertinencia de continuar investigando el tema (aún más teniendo en cuenta que todavía no se cambió una Ley de Radiodifusión heredada de la dictadura).

Muchas gracias y espero no haberles quitado mucho tiempo con este asunto. Si me animé a enviar este correo es porque creo que más allá de mi situación individual, hacer conocer y abrir el debate sobre este tipo de hechos puede ayudar aunque sea mínimamente en términos colectivos.


Ángeles D`Aveta
DNI: 29421162
Estudiante de Comunicación Social -Universidad Nacional del Nordeste- Corrientes.
Tel: 03783-449673
Cel: 03783-341222

--------

N. del e.: Toda la solidaridad científica hacia esta mujer académicamente maltratada: su postura de dar a conocer el atropello universitario es más digna que la de esos 'profesores' anónimos, cuyos nombres deberían aparecer bajo el parrafito antológico del disparate académico que se han atrevido a escribir.