Revista Latina de Comunicación Social
III época de Revista Latina de Comunicación Social - 2009

Iniciamos el número 64 de 2009 'inaugurando' nuestra 3ª época, al entender que hemos culminado la 2ª época con todo aquello que nos habíamos propuesto, como ha sido ascender en la tabla clasificatoria de las revistas españolas de Comunicación, según el IN -RECS, esto es, asegurar la calidad de la revista, tras haberla consolidado como tal publicación científica seriada en la I época (al asegurar la salida puntual de cada número, por ejemplo, ya durante 11 años), y entrar o estar representada en bancos de datos internacionales y en directorios de igual rango, como EBSCO (EEUU), DOAJ (Suecia), Redalyc (México)..., el DICE de ANECA, además de haber logrado cumplir con el 100 % de los requisitos de Latindex.

En el índice de impacto del equipo investigador de la Universidad de Granada (el citado IN-RECS), la revista ha estado en el primer cuartil en 2007-2008 y en 2008 se ha colocado en la segunda plaza en el índice acumulativo del periodo 2003 - 2007.

Durante esta II época, la revista ha sido catalogada como revista-fuente de Comunicación española, junto a las revistas semejantes de las universidades Autónoma de Barcelona, de Navarra, del País Vasco y de la Complutense de Madrid. Fue un honor para Revista Latina de Comunicación Social esta especie de equiparación u homologación por los evaluadores de la Universidad de Granada con las mejores cuatro revistas científicas españolas tradicionales.

Acabamos la II época recibiendo más de 60 artículos de investigación - año, reflejo de una mejor recepción de la revista en el entorno académico, e insertando más de 40 artículos de investigación, revisados por pares y de forma 'ciega', publicando bajo el sumario de la revista exclusivamente artículos de investigación, sometidos al formato clásico de la fórmula IMRDC+B. Ésta es una decisión bastante singular entre las revistas científicas y que nos singulariza, junto a otros detalles que hablan del rigor y de nuestra política de transparencia editorial, como la publicación de los informes de revisores, la mayoría de ellos, firmados; la agenda de cada artículo; la página genérica con datos de agenda; tiempos de espera para publicar –más cortos que en ninguna otra revista–, numeración genérica de los artículos de la revista (más de 500 páginas en 2008); inserción de los metadatos de todos los artículos; exigencias de calidad en las referencias bibliográficas...

Iniciamos esta III época con el compromiso, o el proyecto, de mejorar en todos los parámetos expuestos, y consolidar de forma más intensa y continuada la revista en los parámetros indicados y con la esperanza de que los investigadores de tantas universidades y paises que nos han distinguido con sus trabajos persistan en ese empeño y la revista se establezca en las mejores posiciones, con el esfuerzo de todos los comités de la publicación, en especial el valioso equipo de revisores y revisoras, otro de los soportes académicos de la revista.

Con estas ilusiones entramos en esta III época que inauguramos en 2009 con el número 64 de la revista, sin dejar de recordar que hablamos de un proyecto científico editorial abierto y multiuniversitario, 'propiedad' de todas las personas que se sienten identificadas con la 'comunidad' académica originada por quienes hacen la revista y quienes deciden publicar en alla los resultados de sus investigaciones.