Revista Latina de Comunicación Social 13 – enero de 1999

Edita: LAboratorio de Tecnologías de la Información y Nuevos Análisis de Comunicación Social
Depósito Legal: TF-135-98 / ISSN: 1138-5820
Año 2º – Director: Dr. José Manuel de Pablos Coello, catedrático de Periodismo
Facultad de Ciencias de la Información: Pirámide del Campus de Guajara - Universidad de La Laguna 38200 La Laguna (Tenerife, Canarias; España)
Teléfonos: (34) 922 31 72 31 / 41 - Fax: (34) 922 31 72 54

Josep María Blanco entrevista a Montserrat Quesada, autora de "Periodismo especializado" (Madrid, 1998)

En un mundo global, el periodismo especializado es más que fundamental

¿Todavía hay quien no se haya dado cuenta que los nuevos tiempos entronizan la especialización en los ámbitos más insospechados? Los medios de comunicación, claro está, no pueden ser la excepción. Estaría bueno. La especialización es la clave que asegura la supervivencia del periodista del siglo que llega. La pervivencia de este discurso neo-darwinista, que sólo puede parecer incongruente e incluso ‘kitsch’ a los más ciegos popes de un periodismo jurásico, es un hecho claro.

Por si acaso alguien quiere ganar tiempo y saber a qué nos referimos puede leer el nuevo libro de Montserrat Quesada: "Periodismo especializado" (Ediciones Internacionales Universitarias, S.A., Madrid, 1998). En sus páginas, la autora, catedrática de esta "especialidad" en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, realiza un exhaustivo repaso al estado de este tipo de periodismo y de sus técnicas, para acabar con una propuesta de metodología que hubiera hecho ganar mucho tiempo a los profesionales consagrados que ya lo desempeñan y que hace ganar mucho más a los nuevos periodistas. Con la motivo de la publicación del libro hemos aprovechado para conocer algo más sobre este ámbito del periodismo para lo que hemos hablado con su autora.

UN LIBRO NACIDO EN LAS AULAS

-Según tengo entendido, este libro nació en las aulas ¿Su gestación ha sido larga, producto de la labor docente e investigadora o han intervenido otras cuestiones?

"Sí, este libro nació de mi trabajo habitual como docente y como investigadora. Desde el principio de mi carrera académica, he dirigido mi formación hacia el periodismo especializado porque siempre he considerado que en un mundo globalmente comunicado, como el que estamos viviendo, tarde o temprano iba a ser necesario que los profesionales de la información aprendieran a seleccionar la información que realmente fuese útil a los ciudadanos. El periodismo generalista no cumple siempre esa función; de ahí que la especialización en periodismo sea la vía más socialmente válida por la que debe caminar el periodismo".

-Sin duda se la puede considerar como una especialista en el análisis del periodismo especializado. Como experta a la que preocupa el tema desde hace años, ¿en qué momento cree que se encuentra precisamente la investigación en España sobre el periodismo de investigación y el periodismo especializado para, por ejemplo, la difusión de técnicas y resultados a futuros periodistas? ¿Qué más hay por investigar en este campo?

"La investigación está realmente muy mermada. En España tenemos la desgracia de que los docentes nos vemos obligados a orientar nuestra carrera académica hacia aquellas líneas que vienen dadas por el Ministerio de Educación y el periodismo especializado no ha sido reconocido como materia troncal hasta el año 1992. Aún es peor en el caso del periodismo de investigación que, a fecha de hoy, sigue siendo una materia optativa en los planes de estudio españoles.

Saturados de información...

-En la introducción del libro hace referencia a cierta saturación de campo comunicativo de los medios que conduciría definitivamente hacia la cobertura de calidad en el tratamiento de la información. ¿En qué cuestiones se concreta dicha saturación?

"Las nuevas tecnologías han venido a poner todavía más en evidencia esta saturación de la que hablo en el libro. Antes de que todos tuviéramos acceso a Internet ya había empezado a ocurrir que los medios de comunicación tradicionales (prensa, radio y televisión) repetían sus mensajes informativos, machaconamente, sin profundizar -ni siquiera la prensa- en las consecuencias o en la significación real de tales mensajes. La revolución que ha supuesto Internet se concreta en que cualquier usuario mínimamente diestro tiene acceso no sólo a la "información periodística" que se publica en todos los medios de comunicación del mundo, sino directamente a la información que da pie a los periodistas para que elaboren sus mensajes. De ahí que cada vez haya menos lectores de diarios y menos usuarios de informativos audiovisuales y más conectados a Internet para informarse sobre lo que de verdad les preocupa. Los medios de comunicación, en poco tiempo, van a tener que empezar a competir seriamente con Internet y para ello sólo disponen del arma del periodismo especializado y del periodismo de investigación."

La servidumbre emprersarial

-La empresa informativa actual, sin embargo, parece no apostar por el uso generalizado de la metodología del periodismo especializado ni de investigación. ¿A qué cree que se debe esto?

"Creo que se debe a la aplicación de una determinada política empresarial. La empresa informativa sabe que de donde realmente obtiene ingresos es de la publicidad y, en última instancia, de estar a buenas con los grupos financieros políticos que pueden favorecerles. En ningún momento se plantean hacer un periodismo auténticamente independiente y de servicio público. Las servidumbres de la empresa informativa acabarán por hacer estallar la crisis de los medios de comunicación tradicionales".

Información compleja necesaria

-Según parece, la teoría de los usos y las gratificaciones de al audiencia sería la que más justificaría la irrupción del periodismo especializado, puesto que su papel permitirá satisfacer las demanda concretas de los consumidores de determinado tipo de información.

"Mire, el ritmo de vida de las sociedades modernas no nos permite dedicar demasiado tiempo a nada que no nos sea directamente útil o gratificante. Si usted se compra un periódico, ya no es por la costumbre de comprarlo sino porque quiere encontrar algo en él que le sirva; de lo contrario, no lo va a comprar. Esto ya ocurre de manera masiva entre las nuevas generaciones, pero también entre los que ya no somos tan jóvenes se empieza a cuestionar la vieja costumbre de leer cada día la prensa. No nos queda tiempo para ello. Necesitamos mucha información compleja que sólo nos puede servir el periodismo especializado".

-¿Está de acuerdo con que los periódicos generalistas sólo parecen darse cuenta de la rentabilidad de la especialización a partir de viernes y durante el fin de semana?

"Así es, aunque se equivocan. Si yo pudiera leer cada día de la semana información especializada sobre los temas que realmente me interesan, compraría diariamente ese periódico y buscaría el tiempo -seguro que lo encontraría- para leerlo.

La vía hacia la especialización

-En general, ¿el periodista se especializa o es especializado por el medio? ¿Cuánto cree que hay de necesidad y de vocación en la especialización periodística?

"El camino para llegar a la especialización puede ser muy variopinto. Hay periodistas que siempre han tenido un interés especial por determinado ámbito temático y, cuando el medio en el que trabaja le ha mandado cubrir dicho ámbito, ha empezado así su formación como periodista especializado. Otros, en cambio, han accedido a la especialización a partir de trabajar durante muchos años un mismo ámbito noticial. Sin embargo, lo importante es que las rutinas de trabajo de los viejos medios de comunicación cambien, dejen de estar al servicio de las fuentes oficiales y permitan nuevas metodologías que sean compatibles con el periodismo especializado".

Los deportes en el diario

-Hay un periodismo especializado, el deportivo, que, por ejemplo, es el que convierte a algunos periódicos en los más leídos de este país... ¿Qué opina sobre ello? Usted integra los deportes en el área de Sociedad de un periódico. ¿Porqué no les confiere categoría de área de especialización?

"El encuadramiento de los deportes dentro del ámbito de Sociedad es más un encuadramiento teórico que formal. Cualquier deporte es una actividad social y, desde ese punto de vista, no me parece mal mi propia clasificación. Pero usted tiene razón: la información deportiva es últimamente tan potente y especializada que merece un ámbito propio dentro de la teoría del periodismo especializado".

La agenda impuesta

-Parece que existe una divergencia clara pero no solucionada en la práctica empresarial entre la fragmentación de la audiencia en intereses especializados de la que usted habla y la ‘agenda setting’ practicada por los medios. ¿Qué papel debe jugar el periodista especializado en esta coyuntura?

"Creo que va a ser muy difícil luchar contra el sistema de "agenda-setting" que nos viene impuesto. Sin embargo, no es lo mismo cubrir los temas del día previamente seleccionados por las grandes agencias de información internacionales y por las fuentes oficiales mediante técnicas generalistas -en las que el periodista queda reducido a un mero transcriptor de lo que dicen otros- que hacerlo desde el periodismo especializado. Los temas pueden ser los mismos, pero seguro que lo que finalmente se publique va a ser muy distinto y, en el caso del periodismo especializado, muchísimo más útil para los receptores de tal información".

La cuestión ética

-Ser periodista especializado no asegura un comportamiento ético en el momento de crear un producto informativo. ¿Puede existir algún control sobre este tipo de comportamientos? ¿Se puede exigir el respeto de un código deontológico?

"El respeto al código deontológico es fundamental. La profesión de periodista -lo mismo que la de médicos, abogados y demás profesionales liberales- debería estar sujeta a un mayor autocontrol. Ese autocontrol tiene que nacer en las propias redacciones de los medios y además se las tendría que dotar de algún sistema sancionador para que de verdad fuese efectiva. No puede ser que cuando se demuestra que un periodista ha elaborado deliberadamente una información de manera incorrecta, siga publicando en su medio como si no hubiera pasado nada. Hay informaciones erróneas, que lo son porque están mal trabajadas, y que pueden afectar intereses individuales o colectivos muy importantes. No creo que la solución la vayamos a encontrar en las demandas judiciales, sino en los Comités éticos que se creen en y por las propias redacciones de los medios".

Una cierta actitud desinformadora

-Usted alude en algún momento a la actitud desinformadora de los periodistas especializados o de investigación cuando futuros periodistas les piden que aporten datos sobre sus rutinas y comportamiento en elaboración de algún trabajo. Dicen que quien no cuenta ningún secreto es porque tiene muy pocos... Por otra parte, parece lícito no explicarlo absolutamente todo.

"Esa crítica yo la hago desde mi posición de docente y, como tal, le aseguro que ante mis alumnos escondo muy pocas cosas. Yo creo que cuando un periodista especializado no es capaz de responder a una pregunta tan sencilla como la de 'cómo trabajó usted esta información' es, probablemente, porque no tiene un método de trabajo definido y, como diríamos aquí, va un poco a salto de mata. Si ese periodista hubiese tenido la oportunidad de recibir una formación como periodista especializado, la respuesta le surgiría sin el menor esfuerzo".

Especialista o generalista

-La especialización parece que a priori dificulta la promoción profesional.

"A priori sí, si somos conscientes de las dificultades de este mercado laboral. Pero en un plazo de tiempo medio -de dos a cinco años- va a se evidente que quien no esté especializado tendrá que acabar haciendo los trabajos generalista, menos interesantes, más mecánicos y, lo que es peor, peor remunerados. Los medios ya han empezado a pedir no simples periodistas para cubrir una plaza, sino periodistas políticos, económicos, deportivos o expertos en relaciones internacionales. No sólo hay que ser ya un buen comunicador, sino que también hay que dominar algún ámbito específico de la información de actualidad".

Lo polivalente, camino hacia la ruina

-Según parece el medio desea un profesional más polivalente.

"El medio que busca al periodista polivalente es el medio ruinoso. En cualquier profesión, cuando se busca a "un chico/a para todo" es porque no interesa demasiado que el trabajo esté bien hecho, sólo interesa que el trabajo se haga y que el medio salga cada día a la calle. Los usuarios de los medios pueden prescindir perfectamente de ese trabajo de baja calidad que necesariamente va a ofrecer el periodista polivalente".

El peligro real de conservar las fuentes

-¿Cree que es muy alto el peligro de la autocensura para la conservación de las fuentes en el caso de los periodistas especializados y los periodistas de investigación?

"Sí, es un peligro real. Pero para eso es fundamental establecer en términos muy claros el tipo de relación que se tenga con cada fuente de información. Bajo ningún concepto yo aceptaría una fuente que me impusiera determinados silencios. Mi optimismo me lleva a pensar que si he conseguido establecer una relación profesional con una fuente, en el futuro conseguiré lo mismo con fuentes distintas que no me propongan un pacto inaceptable para un buen profesional de la información".

Capítulo de metodología

-Uno de los aciertos del libro es el capítulo en el que expone la metodología periodística especializada. ¿Ha sido alta la colaboración que los profesionales han mantenido con usted? ¿Qué metodología ha empleado para obtener toda esta información?

"La colaboración de los periodistas ha sido muy importante. Debo también decir que cuando les entrevisté tuve que usar una técnica un poco 'traidora', en el sentido de que primero les hacía que se sintieran a gusto conmigo hablando de su trabajo, sin criticarles absolutamente nada, para después entrar a cuestionar sus rutinas generalistas. Tengo un vídeo realizado con esas entrevistas que no tiene desperdicio, pero ese vídeo, lógicamente, no lo voy a editar".

Los libros biográficos

-Los libros en los que se desarrolla un tema o se trata la biografía de algún político o personaje público desde un punto de vista periodístico, ¿podrían considerarse periodismo especializado?

"Sí lo son. De hecho, para que el autor pueda publicar un libro de esas características necesita trabajar con tal cantidad de informaciones y de documentación que, sin duda, está dentro del periodismo especializado. Cosa muy distinta es cuando el autor se ha limitado a escribir lo que el personaje público le ha ido dictando. Pero, en general, las biografías suelen ser periodismo especializado, aunque casi nunca son periodismo de investigación, porque tienden a ignorar los episodios feos de las vidas de esos personajes públicos".

Internet, una vez más...

-Para acabar, le invito a reflexionar sobre de qué manera la irrupción de Internet puede influir en la labor del periodista especializado o de investigación.

"Es ya un tópico decir que Internet es el futuro. En verdad, creo que ya es el presente. Ya he comenzado con mis alumnos a hacer periodismo de investigación a través de Internet. Son tantas las posibilidades de acceso a información documentada y a fuentes especializadas -acceso directo y gratuito- que el periodismo especializado y el periodismo de investigación necesariamente se va a enfocar por ahí. Mi única pena es que los países en vías de desarrollo todavía van a tardar algunos años a poder utilizar esta nueva herramienta de manera habitual y cotidiana".- Josep María Blanco.

EL LIBRO

Título: Periodismo Especializado

Autora: Montserrat Quesada Pérez

Edita: Ediciones Internacionales Universitarias, S.A.

Imprime: LINE GRAFIC, S.A.

ISBN: 84-89893-46-2

 

Depósito Legal: NA 2.101-1998

 

Para más detalles: eiunsa@ediciones.infomail.es

 libro

Montserrat Quesada Pérez

Catedrática de Periodismo Especializado en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. Desde el inicio de su carrera académica (1982) ha centrado su línea de trabajo en el estudio de las metodologías especializadas que permiten a los periodistas acceder a la información en profundidad sobre los hechos que conforman la actualidad periodística.Experta en periodismo de investigación y autora de los libros: La entrevista obra creativa (1984), La entrevista. El arte y la ciencia (1995) y Periodismo de investigación o el derecho a denunciar (1997), ha publicado también una veintena de artículos científicos sobre periodismo especializado.

El libro

La era de la información ha traído consigo una especialización en muchas materias como consecuencia del progreso tecnológico y de las transformaciones sociales de las sociedades avanzadas de este siglo. Estos profundos cambios influyen en el tratamiento de la información, y esto supone mayor especialización metodológica. Surge, por tanto, la necesidad de que los tradicionales medios de comunicación cumplan la función de ser instrumentos integradores del conocimiento.

En este marco se desarrolla "Periodismo Especializado", una obra que intenta demostrar al lector que la tendencia de retorno al individualismo por parte de las sociedades obliga a los medios de comunicación a ofrecer una respuesta dirigida a la satisfacción de esos intereses particulares, ofreciendo para ello contenidos cada vez más especializados.

Montserrat Quesada afirma que esta especialización constituye la superación de la era de la cultura de masas, propia de la sociedad industrial, y que dado el dominio de contenidos que tienen las audiencias actuales de sus campos de interés, los medios de comunicación deben responder a estas nuevas pautas de conducta para satisfacer las necesidades de información y no quedarse atrás en el progreso social y tecnológico.- Laura Otero.


FORMA DE CITAR ESTE TRABAJO EN BIBLIOGRAFÍAS:

Josep maría Blanco entrevista a Montserrat Quesada (1999): n un mundo global, el periodismo especializado es más que fundamental. Revista Latina de Comunicación Social, 13. Recuperado el x de xxxx de 200x de:
http://www.ull.es/publicaciones/latina/a1999c/
138quesada/en138mq.htm