Revista Latina

Reseñas de libros - 2019

The Age of Surveillance Capitalism: The Fight for a Human Future at the New Frontier of Power

Autora: Shoshana Zuboff

Editorial: PublicAffairs – Nueva York (2019)

ISBN: 978-1-61039569-4
704 páginas

Reseña de Guiomar Salvat, Universidad Rey Juan Carlos

Big Data, Capitalismo y Poder 

De la profunda relación entre las tecnologías y la sociedad surgieron lo que se consideran históricamente las etapas del desarrollo social en función de los medios de producción, hasta llegar en la actualidad a la llamada sociedad postindustrial, que se consolidó como Sociedad de la Información. De que fueron las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) las responsables de que la materia prima más valiosa se trasladara a la información no hay duda, pero se olvida con frecuencia que el otro gran aliado en esta conjura para la evolución de la sociedad era el capitalismo. Y parece que la obra que revisamos lo descubre ahora.

En el proceso de consolidación del concepto de Sociedad de la Información ya Frank Webster, en su Theories of the Information Society reflexionaba acerca de si realmente estábamos en una nueva sociedad en ciernes, o se trataba de una nueva fase de la evolución natural del capitalismo. Estábamos en 2002 y desde entonces las TIC han evolucionado en un desarrollo espectacular de la digitalización en nuestro entorno cotidiano más humano y por supuesto en las redes sociales.

Shoshana Zuboff, economista y filósofa, desarrolla en esta obra las consecuencias de la profundización del entorno digital, tanto en la sociedad como en el individuo, bajo la amenaza del control de nuestro futuro, incorporando a la economía de mercado nuestras experiencias privadas a través de la captación de nuestros datos.

Dataismo, Homo Deus, Radical Markets, Datanomics y otros ensayos se han acercado a estas reflexiones años después de que Castells nos enseñara lo que era el Capitalismo Informacional. Sin embargo, las casi 700 páginas de la obra que reseñamos se justifican por la rigurosidad del estudio y por la original aportación de lo que llama capitalismo de la vigilancia: un capitalismo basado en la capacidad de predecir los comportamientos humanos a partir de los datos que se obtienen de manera gratuita con la digitalización de nuestra vida cotidiana y su correspondiente manipulación con el fin último de capitalizarlo mediante un nuevo tipo de producción masiva de lo que Zuboff bautiza como productos de predicción. La estructura social sigue siendo capitalista porque su principio sigue siendo la acumulación del capital y la tecnificación de la producción a través del Big Data ahora, una tesis que contrasta con la visión optimista, por ejemplo, de Jeremy Rifkin, quien en la La sociedad del coste marginal cero auguraba el declive del capitalismo a partir del eufemismo de lo que se dio en llamar, (ciertamente cada vez menos) economías colaborativas.

Un aspecto clave en la mirada de Zuboff es el que afecta a las relaciones entre la tecnología y su uso, pues en el fondo viene a afirmar que lo que se nos sustrae, en forma de dato, en esta nueva fase del capitalismo de vigilancia, es algo así como el canon que tenemos que pagar por utilizar la tecnología misma. Históricamente la tecnología siempre habría sido independiente del uso que los hombres deciden hacer de ella y lo característico del nuevo capitalismo estaría entonces en que esté siendo capaz de convencernos de lo contrario, y de que disfrutar de las TIC tiene un precio que no se explicita, del que ni siquiera se conoce el alcance en cuanto a sus consecuencias y que se configura como el capitalismo de la vigilancia por el control que ejerce sobre nosotros, sobre nuestra identidad y sobre nuestro futuro. A fin de resaltar lo drástico del cambio que estamos viviendo, utiliza la historia de la incursión de Colón en América como ejemplo de injusticia y violencia análogo a la emergencia del capitalismo de vigilancia. La llegada de los españoles sería un hecho sin precedentes comparable a la emergencia de las nuevas tecnologías, como también sería comparable la violencia ejercida, que llama abstracta en el caso del capitalismo de vigilancia, y la posterior legitimación de la misma mediante el requerimiento textual de autoproclamación unilateral, asociado, en el caso de las nuevas tecnologías, a la aceptación de las condiciones en la plataforma digital.

Más allá de lo que consideramos un exceso retórico, esta comparación muestra la ambición de la obra que reseñamos, que sin duda será un referente a tener en cuenta en los próximos años y en la reflexión sobre un presente que parece robarnos el futuro.