PIRAslcs

Sociedad Latina de ComunicaciónSocial, SLCS

 

* Estatutos

* Acta fundacional

* Cómo asociarse

* Lista de asociads

* Sede

* Contacto

* Portada

* Sede del congreso

* Localización

* Datos para el GPS:

Av. César Manrique, s/n. Campus de Guajara
38071, La Laguna - Santa Cruz de Tenerife

* Cómo llegar en coche

[ Asociación científica no lucrativa de apoyo a Revista Latina de Comunicación Social ]


I Congreso Internacional Latina de Comunicación Social

Postperiodismo: la información, en la sociedad saturada

[Miércoles, 9 - 12 de diciembre de 2009]

Mesa número 3 - La postuniversidad Europea: ¿Bolonia? Principio o final. La formación de comunicadores en España y América Latina

Visualización aplicada a la preparación de comunicadores audiovisuales

Visualización, comunicación emocional, aprensión comunicativa, radio, televisión

Dr. D. Jon Murelaga Ibarra (Presentación)
Universidad del País Vasco-Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV-EHU)
jon.murelaga@ehu.es

Dr. D. Gotzon Toral Madariaga
Universidad del País Vasco-Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV-EHU).
joseangel.toral@ehu.es

Dra. Dña. Irene García Ureta
Universidad del País Vasco-Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV-EHU)
irene.garcia@ehu.es

La competencia desatada por la atención de las audiencias obliga a locutores y comunicadores a abandonar la distancia social formal, para ofrecer a los espectadores un contrato de relación más personal. Este nuevo escenario de proximidad –típicamente emocional– que se ha generalizado en la comunicación pública, pone a prueba tanto las destrezas comunicativas del individuo como sus habilidades psicológicas para desenvolverse en una situación de evaluación típicamente estresante.

Por eso, el desarrollo de sus competencias profesionales requiere el entrenamiento de sus recursos emocionales tanto como el aprendizaje de técnicas comunicativas.
El objetivo general de nuestra investigación es la evaluación y puesta a punto de un modelo integral de formación y reciclaje de comunicadores que, además de la voz, compromete a la mente del individuo, así como a su cuerpo, caja de resonancia de su expresión personal.

Nuestra propuesta se inspira en el concepto de flujo que Mijalyi Csikszentmihalyi define como la experiencia psicológica óptima para el máximo rendimiento en cualquier actividad humana. Esta vivencia de flujo se alcanza cuando los retos que se plantean son exigentes pero están equilibrados con las propias habilidades tal como las percibe el individuo, de manera que éste se siente atraído hacia una tarea que le mantiene absorto. Al revés de lo que habitualmente sucede en situaciones de exposición a las cámaras y micrófonos, cuando la aprensión desborda a los estudiantes e interfiere gravemente en su expresión.

En esta investigación queríamos evaluar la eficacia de un entrenamiento específico en técnicas de visualización que han demostrado su utilidad en otros ámbitos profesionales como el deporte competitivo, también caracterizado por un elevado nivel de ansiedad relacionada con el rendimiento.

Una práctica de visualización positiva contrarresta las imágenes negativas que frecuentemente acuden de forma espontánea a la mente del individuo ansioso y desembocan en un miedo escénico desproporcionado.

Al anticipar la vivencia del escenario deseado, se refuerza la confianza del individuo, facilitando así su mejor desempeño.

Durante el curso 2008-2009 hemos combinado metodologías cualitativas y cuantitativas para monitorizar el aprendizaje de un grupo de treinta estudiantes de una asignatura de Locución en radio y televisión a los que se adiestró en el uso de técnicas de visualización.

Los resultados obtenidos apuntan a la existencia de una relación significativa entre el dominio de estas técnicas percibido por los estudiantes, y la mejora en la calidad de su comunicación, evaluada por un panel de expertos al inicio y al final del experimento.

Así lo expresaba el relato de uno de los participantes: fui capaz no sólo de verme en esta situación sino de desenvolverme en ella. Aunque los nervios me invadían, al poco rato de empezar a contar el monólogo, me tranquilicé y me concentré en lo que estaba haciendo de tal forma que el tiempo que transcurrió mientras hablaba pasó rápidamente.