PIRAslcs

Sociedad Latina de ComunicaciónSocial, SLCS

 

* Estatutos

* Acta fundacional

* Cómo asociarse

* Lista de asociads

* Sede

* Contacto

* Portada

* Sede del congreso

* Localización

* Datos para el GPS:

Av. César Manrique, s/n. Campus de Guajara
38071, La Laguna - Santa Cruz de Tenerife

* Cómo llegar en coche

[ Asociación científica no lucrativa de apoyo a Revista Latina de Comunicación Social ]


I Congreso Internacional Latina de Comunicación Social

Postperiodismo: la información, en la sociedad saturada

[Miércoles, 9 - 12 de diciembre de 2009]

Mesa número 1: Postperiodismo: diagnósticos para una crisis

 

Spin doctors y gabinetes de comunicación, un obstáculo para el periodismo especializado en política

Jordi Montaña – Universidad Pompeu Fabra, UPF, Barcelona.

En el seno de una sociedad compleja, todo fluye, la individualización llega a su máximo exponente y se delegan responsabilidades llegando a un alto nivel de especialización. La comunicación política no es ajena a este proceso social. Los líderes políticos delegan gran parte de su responsabilidad democrática a sus gabinetes de comunicación y a los spin doctors, los estrategas capaces de marcar la agenda de los medios de comunicación, construir el discurso del líder y del partido e influenciar a la opinión pública.

¿Pero qué relación mantienen los gabinetes de comunicación política con el periodismo? Indudablemente, marcan la agenda, tematizan y cocinan un discurso que sirve de información al periodista, pero a la vez, éste, bloquea el acceso del periodista al verdadero núcleo del partido político.

Con la supremacía de los gabinetes, la información en los medios generalistas se limita a reproducir declaraciones y versiones descaradamente interesadas y, que recorriendo a una cultura de la confrontación, la polémica y el espectáculo caracteriza la información como un bien de interés mercantil, en lugar de tener un perfil de interés público o social.

Trataremos de demostrar, gracias a las aportaciones teóricas de autores especializados en agenda-setting, comunicación política y periodismo; como esta rutina de producción informativa desprecia el periodismo especializado -basado en el interés público- y engrandece un periodismo generalista -basado en el interés comercial- tutelado y dependiente, cada vez más, de los periodistas de fuentes.

En este caso de los gabinetes de comunicación política que venden su partido com si de una marca se tratara. Esta rutina se ha convertido en una relación de dependencia que ha narcotizado aquel periodismo llamado a ser el cuarto poder, vigilante la democracia, minando de forma evidente la calidad de la información política.