RLCS, Revista Latina de Comunicación Social 64 - 2009

Edita: LAboratorio de Tecnologías de la Información y Nuevos Análisis de Comunicación Social
Depósito Legal: TF-135-98 / ISSN: 1138-5820
Año 12º – 3ª época - Director: Dr. José Manuel de Pablos Coello, catedrático de Periodismo
Facultad y Departamento de Ciencias de la Información: Pirámide del Campus de Guajara - Universidad de La Laguna
38071 La Laguna (Tenerife, Canarias; España)
Teléfonos: (34) 922 31 72 31 / 41 - Fax: (34) 922 31 72 54

Investigación forma de citar/how to citeinforme revisores/refereesagendametadatosPDFCreative Commons
DOI: 10.4185/RLCS-64-2009-856-708-724

La consolidación de las publicaciones para extranjeros
en España

Consolidation of the publications for foreigners in Spain

Dra. María Eugenia González Cortés [C. V.] Profesora de Periodismo - Universidad de Málaga (UMA), España - eugenia@uma.es

Resumen: En la última década han proliferado las iniciativas periodísticas destinadas al colectivo de inmigrantes en España, dadas las necesidades de información y de ocio de una población culturalmente diversa. Como público y audiencia estable de los medios, los extranjeros constituyen un nicho de mercado que adquiere un interés creciente para las empresas de comunicación, interesadas en conocer sus consumos. El presente artículo analiza los motivos del ‘boom’ de esta prensa especializada, la oferta existente en el panorama mediático español y el consumo que realizan las minorías, a partir de los datos arrojados por el EMI (Estudio de Medios para Inmigrantes) en su segunda edición. Se incluye, además, un análisis de contenido para observar cómo se construye mediáticamente la inmigración en tres cabeceras españolas: El País, El Mundo y Abc.

Palabras clave: Inmigración y medios de comunicación; Medios para inmigrantes; Agenda temática; Información.

Abstract: During the last decade mass media initiatives directed to immigrants have proliferated in Spain because of the need of information and leisure of a culturally diverse population. As spectators and stable audience of the media, foreign citizens become a pool of consumers for which mass media companies have shown growing attention, interested in their consumption. The present article analyses the reasons for this “boom” in the specialized press, the existing offer within the Spanish mass media and the consumption realized by the minorities as published in the EMI (Study of the Media for Immigrants) Second Edition. Additionally, an analysis of contents to observe how the immigration is constructed in three Spanish mass media headings: El País, El Mundo y Abc is included.

Keywords: Immigration and mass media; Media for immigrants; Agenda setting; Information. 

Sumario: 1. Introducción. 2. Metodología. 3. Nuevos Públicos, nuevas necesidades, nuevos medios. 4. La necesidad de auditar consumos. 5. La construcción de la inmigración en tres cabeceras españolas. 6. Conclusiones. 7. Notas al pie. 8. Referencias.

Summary: 1. Introduction. Methodology. 3. New public, new needs, new media. 4. The need of auditing consumptions. 5. The construccion of the immigration in three spanish newspapers. 6. Conclussions. 7. Notes. 8. References.

Traducción al inglés de la Prof. Dra. María Cavas Toledo (UMA)

1. Introducción

En un principio fueron los medios de comunicación de las grandes ciudades, como Madrid y Barcelona, las primeras en tomar conciencia de la existencia de un sector social desatendido entre la población española, el conformado por las comunidades inmigrantes. Comenzaban así a proliferar a comienzos de esta década nuevas iniciativas periodísticas en España. La prensa para inmigrantes iniciaba su andadura. En el artículo analizamos cuáles son los periódicos que cuentan con mayor seguimiento así como las razones de su existencia y el público al que están dirigidos.

2. Metodología

El artículo ha sido elaborado en dos fases. En la primera de ellas se emprende la observación y el análisis de los datos publicados en el Estudio de Medios para Inmigrantes (EMI), que ya en su segunda edición se ha convertido en el referente en España del consumo de medios de comunicación por parte de los colectivos inmigrantes y que proporciona al mercado –del mismo modo que el EGM (Estudio General de Medios) en el total de la población española– la audiencia que los medios de comunicación escritos, tanto generalistas como étnicos, tienen entre los extranjeros residentes en España. Del análisis directo de los datos, que cuentan con el aval técnico de la AIMC (Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación), se infieren conclusiones relevantes sobre las necesidades y el comportamiento mediático de este nicho de mercado.

El método de investigación con el que se ha desarrollado la segunda fase es el análisis de contenido. Mediante esta herramienta metodológica se estudia cómo es en la actualidad el tratamiento de la inmigración en los medios de comunicación generalistas dirigidos a la población mayoritaria. Se ha elegido, para ello, tres periódicos de referencia de difusión nacional: El País, El Mundo y Abc, y un período concreto que abarca la segunda quincena del pasado mes de enero.

La muestra fue seleccionada mediante un rastreo en las hemerotecas de las versiones digitales de los tres diarios, utilizando los siguientes descriptores: ‘inmigración’; ‘inmigrantes’; ‘extranjeros’; ‘sin papeles’; ‘irregulares’; ‘ilegales’ e ‘indocumentados’. Se completó el proceso con otros cauces de búsqueda, a través del Observatorio de la Diversidad de Mugak, que analiza sistemáticamente la representación que se hace de las minorías étnicas en los medios de comunicación, y del Observatorio de Medios de Comunicación y la Inmigración en Andalucía (OMECIA), un proyecto de la Universidad de Granada.

El análisis de contenido contempla, principalmente, los siguientes aspectos: número de textos publicados; género; autoría; origen de las minorías que son objeto de información; ámbito geográfico al que hace referencia, fuentes informativas y temática.

El artículo se integra en la líneas de investigación del proyecto de I+D del Ministerio de Educación y Ciencia de España (SEJ 2006-141561) titulado “Nuevos escenarios en la investigación aplicada al estudio del sistema de medios”.

3. Nuevos públicos, nuevas necesidades, nuevos medios

Las poblaciones indígenas y las inmigrantes presentan con frecuencia un fuerte deseo de mantener su herencia cultural y lingüística. Ahora bien, aun considerando que el sector de la comunicación ha alumbrado periódicos en lenguas de grupos inmigrados significativos (así, por ejemplo, Noi in Spania y Noba Dyma, en rumano y búlgaro respectivamente), no es la barrera idiomática la razón única y primordial del ‘boom’ de esta prensa especializada en su público, como así lo demuestran la ingente cantidad de publicaciones destinadas a la comunidad latinoamericana, sin trabas respecto al idioma.

Otro de los motivos que impulsan a los extranjeros a editar sus propios periódicos es la poca y sesgada información que sobre sus países publican los medios generalistas. Estos medios convencionales cuando abordan la inmigración lo hacen, además, pensando en las necesidades informativas de los españoles.

Recogemos los principales motivos que evidencian la necesidad de estos medios dirigidos a las minorías:

1. La escasa presencia de inmigrantes en los temas que suelen integrar la agenda de los medios de comunicación convencionales. Desde hace años son habituales los análisis de contenido que abordan la cobertura mediática del fenómeno migratorio, en los que se detecta que los inmigrantes no suelen aparecer en las sesiones tradicionales de los periódicos, como las de Cultura y Economía. Sin embargo, no es inusual seguir encontrándolos en las noticias de Sucesos, asociados a términos cargados de connotaciones negativas.

A modo de ejemplo, veamos cómo refleja la prensa rectora española el intento frustrado de un nutrido grupo de subsaharianos de entrar en la Península. Si bien es cierto que se han producido mejoras en el lenguaje periodístico a la hora de abordar la información relacionada con la inmigración y los inmigrantes, los titulares del 10 de noviembre de 2008 [1] recogían:

- El País: “Alerta máxima” en la frontera de Melilla tras el nuevo intento de saltar la valla. Unos 150 inmigrantes han tratado de entrar en suelo español. Es la quinta vez que sucede en el último mes.

- El Mundo: Unos 200 inmigrantes tratan de entrar por la fuerza en un puesto fronterizo de Melilla.

- Abc: Más de 200 inmigrantes subsaharianos intentan atravesar la valla de Melilla por la fuerza en dos avalanchas.

En los titulares de los tres rotativos nacionales de información general aparecen términos y expresiones (‘alerta máxima’, ‘por la fuerza’ y ‘avalanchas’) que redundan en la idea de conflicto, y que pueden crear en la población española la sensación de amenaza física. En todos se destaca la cifra y se observa que ésta oscila y llega a reducirse en medio centenar en el caso de El País. Como consecuencia de la disparidad en las cifras transmitidas y del alarmante número de noticias sobre entradas ilegales ha existido siempre un desconocimiento real acerca del volumen de inmigrantes residentes en el país.

Junto al salto de la valla de Melilla, las repetidas imágenes de pateras y cayucos transmiten la idea de ‘invasión’, sin embargo, representan una mínima faceta de la inmigración, dado que sólo el 1 por ciento de los extranjeros que llegan a España lo hacen por esta vía, mientras que más del 62 por ciento lo hacen en avión (INE, 2008). Pese a ello, la fuerte presencia en la agenda mediática que tiene el desembarco, en ínfimas y mortales situaciones, de cientos de africanos en las costas españolas refuerza este pensamiento en la opinión pública (Rodríguez y Mena, 2008). Este problema se acentúa en la actualidad, cuando España se ve inmersa en el agravamiento de una crisis económica mundial y el porcentaje de la población en paro se eleva y alcanza a todos los sectores laborales.

Si bien resulta complicado hallar una discriminación directa, no lo es tanto encontrar piezas informativas en las que se aprecie una vinculación entre los males que aquejan a la sociedad –una sociedad con menos recursos económicos– y la afluencia de inmigrantes. No en vano, y según  Durkheim, “cuando la sociedad sufre experimenta la necesidad de encontrar a alguien a quien imputar el mal, y sobre él se venga de su decepción” (recogido en Wieviorka, 1992: 36). Son palabras que apuntan a la conocida teoría del chivo expiatorio. No se habla aquí de la existencia de un periodismo racista que convierte a los inmigrantes en ‘cabeza de turco’, sino de una práctica profesional que, influenciada por el escaso tiempo y la consiguiente falta de cuestionamiento de las fuentes institucionales, contribuye a desintegrar a la población en una época de crisis.

2. Las desatendidas necesidades de información de estas comunidades en los medios nacionales, los cuales se centran en la población mayoritaria como mercado de sus publicaciones, cadenas de televisión o emisoras de radio. Según Christiansen (2004: 185), las minorías étnicas se auto perciben excluidas del flujo de noticias nacionales en las sociedades receptoras. Esta dificultad de adquirir noticias en los medios españoles provoca una carencia de información que en ocasiones deriva en frustración.

3. El trato discriminatorio al que aun hoy se ven sometidos los inmigrantes en los medios de comunicación, con la sobrevaloración de todos los aspectos problemáticos de la inmigración y la escasa atención que se presta a las ventajas que implica el fenómeno en todas sus vertientes.

4. La práctica ausencia de periodistas pertenecientes a las minorías en las plantillas de las empresas de comunicación, dominadas como están por periodistas españoles, por sus actitudes y por su ideología.

La participación de las minorías como profesionales de la comunicación representa una excelente oportunidad para que éstas se sientan plenamente reflejadas como parte de la ciudadanía y posibilita, además, su participación activa en la promoción de un sentimiento de pertenencia. Así se desprende de una encuesta realizada entre los periodistas españoles, para los que la integración de periodistas de minorías en los medios es considerada como una medida totalmente adecuada (42,8) o muy adecuada (28,5). Un porcentaje minoritario opina, por el contrario, que ésta es una propuesta poco o nada adecuada (10,8 por ciento). [2]

Según la misma encuesta, no existe unanimidad entre los profesionales españoles sobre la conveniencia de poner en marcha más medios y/o programas realizados por/para minorías. Así, el 32 por ciento considera que es poco o nada adecuado, desde la interpretación de que el consumo de medios alternativos podría significar la desvinculación y la falta de integración social; en el extremo opuesto, el 67,8 por ciento se muestra de acuerdo con el incremento de iniciativas mediáticas que atiendan a este nicho de mercado que no identifica o no ve representados sus intereses y opiniones en los medios generalistas.

En la actualidad se constata que son los medios para minorías los que cuentan con una plantilla ampliamente compuesta por profesionales del periodismo de la misma procedencia que las comunidades a las que se dirige. [3]

4. La necesidad de auditar consumos

El EMI (Estudio de Medios para Inmigrantes) es el primer análisis de audiencia realizado entre el colectivo de inmigrantes, avalado técnicamente por la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC). Del mismo modo que lo hace el Estudio General de Medios (EGM) en el total de la población española, el EMI refleja el consumo de medios de comunicación escritos –ya se trate de publicaciones generalistas o étnicas, gratuitas o de pago–, además de otros datos sociológicos, sobre el equipamiento del hogar, consumo de productos, hábitos culturales, así como aspectos que contribuyen, sin duda, a enriquecer el conocimiento de este segmento poblacional.

No se va a insistir aquí en la necesidad de información sobre este sector social que aumenta desde hace años su presencia en España y las repercusiones positivas que este conocimiento puede generar en la realidad española. Simplemente debe tenerse en cuenta que la integración es cosa de dos: quien acaba de llegar y está en proceso de asentamiento y quien ya está asentado. Esto es, se integran autóctonos y foráneos y de ahí la corresponsabilidad de mantenerse informados sobre la realidad que les rodea. Una realidad crecientemente intercultural y “post racial. [4]

¿Qué nutrientes conforman la dieta mediática de los inmigrantes residentes en España?  El EMI es un estudio joven que ha arrojado los datos de su segunda edición. En 2008 incrementó su muestra y cobertura geográfica de manera significativa. Así se ha pasado de la realización de 1.919 entrevistas en 2007, circunscritas únicamente a la Comunidad de Madrid, a un total de 3.215 entrevistados el pasado año, residentes no sólo en Madrid, sino también en aquellos otros territorios del país con más concentración de población inmigrante, como son las provincias de Barcelona, Castellón, Valencia, Alicante, Murcia y Almería. [5]  Por el momento, toda su atención la acaparan los medios escritos aunque será cuestión de tiempo el que dedique un estudio pormenorizado a los sectores televisivo y radiofónico –donde aún no se ha producido la proliferación de canales y emisoras nacidas específicamente para este nicho de mercado, o no al menos con la misma intensidad observada en el sector prensa–.

Atendiendo a la frecuencia, especialización y gratuidad o no de las publicaciones, los datos revelan claramente que frente a 2007, cuando los diarios gratuitos generalistas se presentaban como las publicaciones escritas de mayor penetración, al ser leídos por más de la mitad de la población inmigrante (51,2 por ciento de lectores), en 2008 la situación muestra variaciones. El primer lugar en el ranking lo ostentan los periódicos o revistas para inmigrantes de periodicidad semanal, seguidos de los gratuitos generalistas (24,8), las publicaciones mensuales para inmigrantes (16,2) y, en último lugar, por los diarios generalistas y deportivos (14,9). Estos últimos han reducido su penetración en siete puntos porcentuales desde 2007.

Si se analiza el perfil de los lectores, se observa que el consumo es algo mayor entre el género masculino, aunque sin grandes diferencias. Las distancias se hacen más palpables si se atiende a segmentos de edad: el mayor grueso de lectores tiene entre 20-34 años y, en el extremo opuesto, muestran un menor hábito de lectura de prensa aquellos inmigrantes menores de 19 años.

En el conjunto de las publicaciones semanales para inmigrantes el mayor seguimiento y éxito lo cosechan, atendiendo a su difusión, los títulos que siguen: Latino, Sí, Se Puede, Noi in Spania, El Comercio de Ecuador y Nova Duma.

El número uno en el ranking, Latino, es una publicación editada por Novapress Media S.L. y está dirigida al público latinoamericano residente en España. Se distribuye los viernes y cuenta con ediciones locales en Madrid, Barcelona y Levante (Valencia, Alicante y Murcia). Cuenta con una difusión de más de 140.000 ejemplares, y una audiencia de 431.000 lectores semanales, según el EMI08. Con sus tres ediciones, llega cada semana al 70 por ciento de la población latina inmigrada a nuestro país. [6]

Sí, Se Puede se define como un periódico semanal dirigido al colectivo inmigrante en general: latinoamericanos, europeos del Este y magrebíes. Desde su aparición en 2004 se distribuye cada sábado, y cuenta igualmente con tres ediciones en Madrid, Cataluña y Levante. En el primer semestre de 2008 su distribución ascendió a 162.896 ejemplares.

Noi in Spania está editado por East European Ethnic Pages S.L. y encuentra su público objetivo en la comunidad rumana residente en España. Sale a la calle cada jueves en trece comunidades autónomas, si bien cuenta con una  mayor presencia en Cataluña, Madrid, Valencia, Castilla La Mancha y Castilla León. Su difusión, según las últimas cifras disponibles, es más modesta comparada con la de los anteriores títulos y roza los 25.000 ejemplares.

Dirigido como su propia cabecera explicita a la comunidad ecuatoriana, El Comercio de Ecuador se distribuye cada viernes en Madrid y Murcia, con una difusión de 45.000 ejemplares, mayoritariamente correspondientes a Madrid (40.000) y el resto, a la provincia de Murcia.

Por último, entre las cabeceras semanales para inmigrantes que gozan de mayor acogida, se encuentra Nova Duma (traducido al español, Nueva Palabra) la única publicación búlgara en España, desde su aparición en diciembre de 2003. Se distribuye cada jueves en la totalidad del territorio nacional, editado por East European Ethnic Pages S.L. Es de todos los comentados hasta ahora el único medio de pago. En el primer semestre de 2008 cuenta con un promedio de difusión de 34.424 ejemplares.

Los datos manejados han sido extraídos del EMI08, así como de PGD (Publicaciones Gratuitas Ejemplares Distribuibles) una división de OJD (Oficina para la Justificación de la Difusión) que audita a una docena de medios escritos dirigidos a inmigrante [7]:

PUBLICACIÓN

PERIODICIDAD

PROMEDIO EJEMP. DISTRIB

PERIODICIDAD

BOLIVIA.ES

Mensual

29.948

Febrero-08 / Abril-08

CULTURES ROMANIA

Mensual

35.114

Enero-07 / Diciembre-07

EL CORREO DE BOLIVIA

Mensual

10.025

Agosto-07 / Diciembre-07

LATINO

Semanal

140.656

Enero-07 / Diciembre-07

MUNDO HISPANO

Mensual

23.284

Octubr-07 / Diciembre-07

NOI ÎN SPANIA

Semanal

22.395

Julio-07 / Diciembre-07

OCIO LATINO

Mensual

30.073

Mayo-07 / Diciembre-07

RAIZ

Mensual

677.288

Enero-07 / Diciembre-07

PUEBLO NUEVO

Mensual

21.335

Marzo-08 / Mayo-08

ROMAN IN LUME

Quincenal

29.865

Enero-07 / Diciembre-07

SÍ SE PUEDE

Semanal

175.922

Enero-07 / Diciembre-07

TOUMAÏ

Mensual

77.502

Enero-07 / Diciembre-07

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estos gratuitos nacen con el fin de acercar al inmigrante a la sociedad y a la vez mostrar su cultura, de modo que pueden desempeñar un importante papel en la lucha contra los estereotipos y cliclés, tan reforzados en el imaginario colectivo por los medios de comunicación y, en especial, por la ficción televisiva (Galán Farjardo, 2006).

Los gratuitos generalistas también gozan de buena salud y aceptación entre los colectivos extranjeros. Los más leídos, por orden de difusión, son los que siguen: 20 Minutos, Metro –ambos superan los 320.000 lectores diarios–, Qué!, ADN y Mini Diario. Si bien los medios gratuitos presentan una información más superficial de la actualidad, recogida mediante noticias de poca extensión y con abundantes apoyos visuales, conllevan una lectura rápida quince minutos serían suficientes para hojear todas sus páginas y captar la actualidad de la jornada–, que puede efectuarse en cualquier momento y lugar. La excelente red de distribución en los puntos estratégicos de las ciudades y en los medios de transporte contribuyen, además, a su alta penetración social. Este acceso a los gratuitos, que desembarcaron en España de la mano de editoriales escandinavas, permite a la comunidad inmigrante –así como a la población autóctona– complementar su oferta informativa con varios títulos y resuelve, en muchas ocasiones, el vacío que ocasiona la imposibilidad de la compra diaria de un ejemplar de periódico.

Entre las publicaciones de pago, el diario El País es el seguido más de cerca por el colectivo inmigrante, junto a la cabecera deportiva Marca y, en tercer lugar, a El Mundo. Así, junto a los diarios de información general se aprecia un manifiesto interés por los asuntos deportivos, como demuestra el hecho de que sea Marca el segundo diario de pago más leído por la población inmigrante. Es seguido por 72.500 lectores cada día, cifra únicamente superada por El País que se sitúa al filo de los 100.000. Aunque a bastante distancia el As también cosecha buenos resultados entre los inmigrantes, con más de 40.000 lectores diarios. Por consiguiente, se observa que el componente deportivo es un ingrediente fundamental en la dieta mediática de gran parte de la población masculina, independientemente de su nacionalidad. En el caso del colectivo latinoamericano se ha constatado que el alimento televisivo de los hombres está conformado, primordialmente, por el deporte –de forma preferente el fútbol– y los espacios informativos (González Cortés, 2006).

5. La construcción de la inmigración en tres cabeceras españolas

Existen diferencias palpables en la cobertura informativa de la inmigración que realizan los periódicos españoles que responden al modelo de prensa de referencia o de inducción rectora. Sirva a modo de ejemplo un análisis de contenido de las informaciones publicadas en El País, El Mundo y Abc durante el mes de enero de 2009. No obstante, conviene tener presente que no sólo los textos reflejan la actualidad, y tan importante como éstos son las fotografías y demás elementos visuales que los acompañan en la construcción del discurso periodístico (Ardévol Abreu, 2008).

5.1. Análisis de contenido: El País

El País cuenta en su edición digital con la sección fija “La inmigración en España. Las puertas de Europa", [8] donde se recogen los textos más recientes publicados por el diario, resultados de encuestas y chats que reflejan la opinión de los lectores, además de fotografías, vídeos e infográficos.

En el caso de los infogramas –sección de su edición digital que le ha merecido a El País un reconocido prestigio, como ha demostrado acaparando los premios mundiales de infografía digital– incluye gráficos sobre aspectos diversos como, por ejemplo, la evolución de las embarcaciones de inmigrantes, pateras y cayucos, utilizadas en los distintos puntos de inmigración desde África; las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla; los equipos sanitarios de emergencia para atender la llegada de inmigrantes a la costa; las características de los centros de internamiento; etcétera.

En la siguiente tabla se recogen los titulares de piezas informativas publicadas durante la segunda quincena de enero de 2009:

Titulares El País

Día/Sección

El plan de retorno atrae a 1.400 inmigrantes

15/ España

Desarticulada la mayor red de tráfico de inmigrantes de Melilla

16/ España

383.000 colombianos y peruanos podrán votar en las próximas municipales

16/ España

Interceptadas dos pateras en Almería con 19 inmigrantes a bordo

18/ España

Nuestros inmigrantes

18/ Opinión

Dinar Ahadija y otras mil aguardan en la cola

18/ España

A 8 pasos de conseguir trabajo

18/ Andaluc

Una ciudad italiana ofrece alicientes por ir a colegios con alta inmigración

19/ Educac

Me quiero marchar porque aquí, sin trabajo, no soy nadie

19/ Valencia

La cifra de inmigrantes que llegan a España se reducirá a más de la mitad en tres años

21/ Sociedad

98 argelinos ahogados en 2008 cuando intentaban emigrar a Europa

21/ España

La crisis también frena las pateras

21/ Andaluc

Extranjería paraliza más de 1.200 solicitudes de trabajo de paquistaníes

22/ Cataluña

Interior traslada a 30 antidisturbios a Jaén por la subida de la delincuencia

23/ Andalucía

Canarias pide ayuda a las administraciones para acoger a menores inmigrantes

23/ España

El mismo estado para mucha más gente

23/Sociedad

Más de 1.000 inmigrantes ‘sin papeles’ se manifiestan para pedir ayuda en Lampedusa

24/ Internac

Lampedusa se rebela contra la acogida de ‘sin papeles’

24/ Internac

El festival Sinsal traerá a los congoleños Konono Nº 1 y a la francesa Francoiz Breut

24/ Galicia

“No queremos ser la cárcel del Mediterráneo”

25/ Internac

Los ‘sin papeles’ se rebelan en la isla de Lampedusa

25/ Internac

No queremos ser el Alcatraz de Europa

26/ Internac

Esquemas de la sociedad dual

26/ Econom

El ejemplo del ‘secondo’

26/ Galicia

Realismo como coartada

26/ España

Lampedusa denuncia al ministro italiano del Interior por retener ilegalmente inmigrantes

26/ Internac

Huelga infantil contra la deportación

28/ Internac

El Consistorio acaba con la mediación para inmigrantes

28/ Madrid

Una doble vulnerabilidad

29/ P. Vasco

Canarias quiere devolver al Estado la competencia sobre niños ‘sin papeles’

29/ España

Localizados 5 inmigrantes dentro de un contenedor

30/ Andaluc

Rescatados 68 inmigrantes de una embarcación en Las Palmas

31/ España

El 43% de los catalanes considera que la inmigración es “perjudicial”

31/ Cataluña

Guipúzcoa cierra el centro de menores de Tolosa, el más conflictivo de Euskadi

31/ P. Vasco

Tomando como referencia los tres grandes diarios nacionales líderes en difusión, es evidente que la inmigración es un fenómeno que conforma la agenda o el temario de los medios de comunicación por su inclusión permanente.

En el período temporal que comprende la segunda quincena del mes de enero, el número de piezas publicadas por El País asciende a 34, lo que se traduce en 2 ítems de promedio diario. Es, por tanto, la cabecera donde la inmigración alcanza mayor relieve informativo, en comparación con Abc y El Mundo con 29 y 27 textos, respectivamente.

Las tipologías textuales con las que se construye la realidad de la inmigración pertenecen mayoritariamente al género informativo, con 23 textos de esta naturaleza aunque de diferente extensión, al incluir desde breves –son la minoría– a amplios reportajes. Tan sólo dos artículos están ubicados en la sección de Opinión, uno de los cuales corresponde a un editorial que, con el título “Nuestros inmigrantes”, refleja la nueva perspectiva que se tiene socialmente de la inmigración en una coyuntura de grave recesión económica. La entradilla expone de manera explícita las dificultades que acarrea el fenómeno para la población autóctona:

"¿Son demasiados? ¿Contribuyen al crecimiento del país? ¿Son un elemento perturbador para la estabilidad social? La última encuesta del CIS sobre la opinión de los españoles respecto a los inmigrantes ofrece claroscuros sobre un fenómeno que está llamado a influir cada vez más en nuestras vidas, como en las de las personas que viven en las sociedades más ricas del planeta. La inmigración ha pasado de ser un asunto menor a situarse como segundo problema nacional por detrás del desempleo y muy por delante del terrorismo, la vivienda, la carestía, la inseguridad y la educación, según el sondeo." (El País, 18/01/2009).

No es la primera vez que los barómetros de opinión realizados por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) dan cuenta del prominente lugar que ocupa la inmigración entre las preocupaciones de los españoles. No obstante, mientras que en 2005 el 38,1 por ciento la situaban en segundo puesto, únicamente superada por el desempleo, a finales de 2008 era relegada a la tercera posición en el ranking, tras el paro y los problemas económicos. La crisis, sin duda, hace mella en la redefinición de la escala de dificultades.

Ahora bien, en sus encuestas el CIS ha hecho desde siempre una clara distinción en la formulación de las preguntas, interesándose de un lado por los principales problemas que afectan al país, según los ciudadanos, y de otro por los que más les afectan personalmente. En este último sentido, el peso de la inmigracion se relativiza y ésta queda relegada a una sexta posición, al ser tan sólo sentida como principal problema que afecta a sus vidas por el 7 por ciento de los españoles. Una amplia mayoría, que asciende al 82 por ciento, manifiesta que el paro y los problemas económicos constituyen la base de sus preocupaciones.

La crisis económica, que se cuela en todas las secciones de las que se nutren los periódicos para construir mediáticamente la realidad, es tratada más explícitamente en otras piezas:

Con el título “La crisis también frena las pateras” (El País, 21/01/2009) se recoge el descenso de la llegada de inmigrantes a consecuencia de un menor ‘efecto llamada’; el reportaje “Me quiero marchar porque aquí, sin trabajo, no soy nadie” (El País, 19/01/2009) refleja la situación de los inmigrantes que, al encontrarse en paro, han optado por acogerse al plan de retorno voluntario previsto por el Gobierno socialista; por último, encontramos un título –“El mismo Estado para mucha más gente”– que induce a pensar en un tratamiento negativo por cuanto crea una vinculación directa entre crisis e inmigrantes; no obstante, en el cuerpo de la noticia se relativiza el papel que cumple la inmigración en la insuficiencia de recursos:

"Las carencias no se deben principalmente a la inmigración. Es cierto que el gran aumento de la población se explica por el empuje de los inmigrantes, ya que 8 de cada 10 nuevos ciudadanos nacieron fuera de España (en total ya son 5,2 millones, el 11% de la población). Pero su presión sobre la sanidad es relativa. "Sus demandas curativas son mucho menores que las de la media española", sostiene Leguina. Y, además, según el INE, la inmigración se frenará hasta la mitad en dos años." (El País, 23/01/2009).

La mayor parte de los textos, esto es el 76,5 por ciento, han sido elaborados por los periodistas de la redacción, en mayor medida que los corresponsales o enviados especiales. Estos últimos firman los artículos y reportajes que abordan un suceso ocurrido el pasado mes de enero: las manifestaciones populares en la isla italiana de Lampedusa. Las agencias de noticias, por su parte, apenas arrojan valores considerables, y tan sólo suponen el 17,6 por ciento de la autoría de los textos. La escasez de las coberturas a través de agencia revela el interés de El País por personalizar las informaciones sin ampararse en los textos comunes.

En más de la mitad de los casos es citada la nacionalidad de los inmigrantes que son objeto de información, pero aparece preferentemente en el cuerpo de texto y no se le da cabida a este dato en titulares, salvo en algunas excepciones: “98 argelinos ahogados en 2008 cuando intentaban emigrar a Europa” (El País, 21/01/2009), “383.000 colombianos y peruanos podrán votar en las próximas municipales” (El País, 16/01/2009) y “Extranjería paraliza más de 1.200 solicitudes de trabajo de pakistaníes” (El País, 22/01/2009). En estos tres titulares las nacionalidades van acompañadas de cifras que, tal como han puesto de manifiesto algunos estudios (Calvo Buezas, 2001; González Cortés, 2005), llegan a los lectores a veces en enormes cantidades que, además, contrastan y suelen variar significativamente de un medio a otro, según el organismo que las suministre.

Respecto a las nacionalidades más presentes, son los llegados del continente africano sobre los que recae una mayor atención, y especialmente los procedentes del Magreb, que acaparan el 73,6 por ciento de las coberturas. Resulta paradójico contemplar que es la inmigración africana la más reflejada por los medios cuando, sin embargo, según los datos del Instituto Nacional de Estadística, está menos representada demográficamente, y es superada con gran margen de diferencia por aquella otra procedente de Latinoamérica y América central. Otra comunidad citada y con menor presencia en España es la pakistaní.

La geografía española tiene el mayor relieve como escenario. Mientras que en el 30 por ciento de las ocasiones la información hace referencia al ámbito general del Estado, en el resto se sitúa en ciudades concretas, que coinciden con los núcleos dominantes políticamente –Madrid o Cataluña– y otras provincias que se configuran como principales focos receptores –caso de Canarias, Almería y Melilla–. Pero también se enmarca la información en escenarios internacionales. En la muestra seleccionada, la polémica desatada en la isla siciliana de Lampedusa imprime un marcado protagonismo de Italia en la agenda de El País en esos momentos.

Al analizar las fuentes de las que se nutre el periodista se observa un claro servilismo informativo prestado a las instituciones, de dos tipos: a) de carácter político, como son los ministerios –por las competencias que les corresponden suelen ser el de Trabajo e Inmigración y el del Interior–, secretarías de Estado, diputaciones y alcaldías; b) relacionadas con las fuerzas de seguridad y el orden público, sobre todo la Guardia Civil, la Policía Nacional y Local. La recurrencia a estas últimas se explica por la mayor orientación informativa hacia los asuntos de seguridad.

En pocas ocasiones se recurre a los inmigrantes para que aporten datos u opiniones que contrapesen la visión del fenómeno ofrecida por las estadísticas e informes oficiales o, incluso, por expertos –sociólogos, demógrafos y especialistas en interculturalidad–. Esto sólo ocurre en seis de las 33 piezas publicadas. El ejemplo más equilibrado por cuanto recoge fuentes contrastadas es el reportaje titulado “Me quiero marchar porque aquí, sin trabajo, no soy nadie” (El País, 19/01/2009), que refleja el escaso calado de la campaña del Ministerio de Trabajo e Inmigración para incentivar el regreso a los países de origen en tiempos de crisis. En esta ocasión se halla un acusado equilibrio entre los datos del citado ministerio, los facilitados por una institución académica –el Observatorio de la Inmigración de la Universidad de Alicante– y las declaraciones de un inmigrante que ha solicitado acogerse al Plan de Retorno, un ecuatoriano de 45 años que pone rostro y voz a las dificultades por las que atraviesa el colectivo de parados. Sin embargo, el protagonismo propio de los inmigrantes es insignificante, ya sea individualmente o mediante algún colectivo –tan sólo aparece la Asociación de Trabajadores Paquistaníes de Barcelona junto a ONG’s como Cruz Roja o Fraternidad Americana–. Como aspecto positivo merece destacar el bajo índice de textos sin fuentes o al menos fuentes expresas, ya que en tan sólo cinco casos de las 33 piezas analizadas se omite este dato.

Los asuntos relacionados con las políticas migratorias como, por ejemplo, la reforma de la Ley de Extranjería, el Plan de Retorno y la entrada irregular –llegada a costas– son los temáticas más contempladas por El País al abordar el fenómeno, lo que viene siendo una constante en todos los medios de comunicación, así como la actual vinculación entre crisis e inmigración. Otra temática presente en la muestra es la situación de la mujer inmigrante, con dos reportajes titulados “Una doble vulnerabilidad” (El País, 29/01/2009) y “Dinar Ahadija y otras mil aguardan en la cola” (El País, 18/01/2009). El primero de ellos refleja la mayor desprotección de las mujeres inmigrantes ante los malos tratos. El segundo reportaje aparece en la versión impresa del periódico en su sección de Andalucía con otro título –“A ocho pasos de conseguir trabajo”– y se centra en la contratación de jornaleras marroquíes para la recogida de la fresa onubense. En el texto se recogen opiniones de empresarios españoles cargadas de connotaciones por cuanto ofrecen una visión victimista de la mujer marroquí:

"Los agricultores sólo admiten en Marruecos a jornaleras para recoger la fresa. Nunca hombres, explica Antonio Luis Martín: “Por cultura, las mujeres no fuman, no beben, no salen de marcha…Eso nos favorece. Ellas sólo piensan en mandar dinero a casa." (El País, 18/01/2009).

Del análisis de los textos publicados en El País se observa que resulta difícil encontrar una discriminación abierta hacia los inmigrantes, pero aun hoy se hallan noticias que inducen a crear vinculaciones negativas entre la presencia de extranjeros y los males de la sociedad, una práctica que se torna aun más arriesgada cuando se recoge en titulares. Así, el 23 de enero de 2009 El País publica en su edición de Andalucía: “Interior traslada a 30 antidisturbios a Jaén por la subida de la delincuencia”, con el siguiente subtítulo: “El 50% de los delitos están causados por extranjeros sin trabajo en el olivar”. La denunciada asociación entre inmigración e incremento de la criminalidad se pone de nuevo sobre la mesa como tantas veces ha ocurrido desde 2002. No obstante, el cuerpo de texto advierte que la mayor parte de dichos delitos son los bautizados como “de subsistencia”, es decir, se trata de hurtos menores provocados por la necesidad.

Como apunte positivo, sí se observan más ejemplos de denuncia de los estereotipos y clichés del inmigrante, de normalización de su presencia en España y de crítica a las políticas gubernamentales:

- “Una doble vulnerabilidad”. Este reportaje sobre el maltrato doméstico denuncia el peligro de estigmatización de los inmigrantes como personas violentas y rechaza la idea de que el delito sea consustancial a ningún origen nacional. Se alerta, de este modo, de que asociar maltrato e inmigración alimenta los prejuicios racistas:

"La explicación que más se escucha en la calle es que los inmigrantes son más machistas y violentos."¿Se puede generalizar de esa manera, como si la situación fuera igual en Colombia o Chile?". (Los expertos) coinciden en que los asesinatos de mujeres suponen una lacra universal y un reflejo más de la discriminación que éstas sufren en todos los ámbitos: el trabajo, los espacios de poder, la sexualidad…" (El País, 29/01/2009).

- “El ejemplo del ‘secondo’”. Es un reportaje sobre el futbolista Fernando Cabanas, jugador de la selección suiza e hijo de emigrantes gallegos. Se muestra otra cara de la moneda, la de la integración de los españoles llegados en la década de los setenta a paises de la Europa septentrional, donde se les brindaron oportunidades antes inexistentes en España. En la entradilla se recoge el paralelismo con la inmigración actual:

"Nació en Zúrich, pero se siente de Carral. Defiende el escudo de la selección suiza de fútbol, pero también el de la gallega. Ante quienes esgrimen fronteras, distinguen entre razas o previenen sobre la inmigración, Ricardo Cabanas Rey relata su peripecia, la de un hijo de emigrantes de la parroquia de Barcia. No resulta complicado imaginar una historia similar protagonizada dentro de 30 años por un hijo de peruanos, chinos o nigerianos que mañana vea la luz en una maternidad gallega." (El País, 26/01/2009).

- “Realismo como coartada” (El País, 26/01/2009). En este texto de naturaleza opinativa su autor, José María Ridao, hace una dura crítica al Gobierno, denunciando la reforma de la Ley de Extranjería para endurecer la norma bajo el escudo de la supuesta ampliación de derechos del inmigrante.

Son algunos de los ejemplos merecedores de reconocimiento por cuanto ayudan a mostrar una visión más realista del fenómeno migratorio, desprovista de falsos prejuicios.

5.2. Análisis de contenido: El Mundo

Titulares El Mundo

Día/ Sección

1.400 inmigrantes en paro se apuntan al plan de retorno

15/ España

Esclavos en Huelva

16/ España

Desmantelan la mayor red de tráfico de ‘sin papeles’ de Melilla

17/ España

La población rumana sube un 33,93% en la Comunidad Valenciana

18/ Valencia

Detectan nuevas restricciones en los procesos de regularizaciones

19/ Cataluña

Los latinos: imprescindibles e irrelevantes

19/ Cr. EEUU

La Seguridad Social cierra 2008 con un 4,6% menos de cotizantes extranjeros

20/ Economía

Los inmigrantes van más a Urgencias, ingresan menos y tienen bajas laborales más cortas

20/ Salud

España superará los 49 millones de habitantes en 2018

21/ España

Una asociación argelina reclama 600 cadáveres depositados en Alicante

22/ Valencia

La USAL será la primera universidad de la región en enseñar chino

22/ Educación

Blasco dará 3.180 euros para que los emigrantes estudien en la Comunidad

22/ Valencia

Más ancianos, menos bebés y menos inmigrantes

22/ España

Niños estadounidenses de padres indocumentados presentan una demanda contra Obama

24/ Internac

Cientos de inmigrantes salen de un centro de acogida y se manifiestan en Lampedusa

24/ Internac

Más de 1.000 ‘sin papeles’ huyen de un centro de acogida italiano

25/ Internac

Viaje sin retorno para 10 millones de trabajadores

25/ Econom

El ‘mantero’ con pijama de rayas

25/ España

Los nuevos chinos de Madrid

26/ Madrid

Gallardón quiere controlar a los inmigrantes en los parques públicos

27/ España

Médicos forzados a ser espías

29/ Internac

Redadas de padres ‘sin papeles’ ante los colegios de sus hijos

29/ España

El Gobierno no sabe resolver el problema que ha creado

29/ Opinión

Postitución extranjera más barata

29/ Opinion

Caza de ‘sin papeles’ en los colegios

29/ España

La familia, el amor, la comida y la vida

30/ Blog

Preocupante defensa del empleo en Reino Unido

31/ Opinion

El diario El Mundo publica 27 textos donde aborda aspectos relacionados con la inmigración, con un promedio de 1,6 ítems diarios, una cifra que le sitúa tras El País y Abc. No obstante, dado que el análisis de contenido comprende tan sólo la segunda quincena de enero, el protagonismo del fenómeno migratorio en la agenda de cada medio está evidentemente sujeto a variaciones. 

La mayoría de los textos, el 73 por ciento, son noticias, siendo menos habituales otras modalidades genéricas como pueden ser las crónicas, los reportajes o los análisis. En este sentido, una mayor presencia de géneros interpretativos es siempre garantía de un tratamiento más profundo y menos esquemático de la realidad (León Gross, 2008: 30).  A diferencia de El País, en el período seleccionado el diario no publica ningún editorial al respecto y el resto de textos opinativos son por lo general de escasa extensión, como breves o crónicas publicadas en blogs; así, por ejemplo, la de Pablo Pardo desde Washington: “Los latinos: imprescindibles e irrelevantes” (El Mundo, 19/01/2009) o la crónica cinematográfica de Jonás Trueba: “La familia, el amor, la comida y la vida” (El Mundo, 30/01/2009)

De los textos que conforman la muestra, la mayoría son firmados por periodistas de la redacción y tan sólo el 13 por ciento han sido cubiertos por corresponsales en el extranjero. No en vano, sobre la corresponsalía prima la recurrencia a agencias de información, siendo las más habituales Europa Press, para la cobertura de noticias nacionales, y Efe, para los sucesos de carácter internacional. En términos comparativos, en el período analizado El Mundo recurre más que El País a las agencias de noticias para la cobertura de los sucesos relacionados con la inmigración. Así, por ejemplo, en El País los corresponsales o enviados especiales a Italia fueron quienes cubrieron la protesta por la decisión del Gobierno de construir un centro de internamiento en la isla de Lampedusa. No obstante, este suceso recibe más atención en El País que en El Mundo, con seis y dos piezas publicadas, respectivamente.

En el 45 por ciento de las ocasiones no se recoge la nacionalidad de los inmigrantes y cuando el dato aparece son los africanos sobre los que recae una mayor atención informativa, a pesar de estar menos representados demográficamente en España que los latinos o centroamericanos. La menor visibilidad social de estos últimos –semejantes en sus rasgos faciales, en el color de su piel y en el idioma– parece hacerlos merecedores de una menor atención mediática en las noticias de sucesos.

La comunidad china acapara tres de los 27 titulares publicados por el diario: “La USAL será la primera universidad de la región en enseñar chino” (El Mundo, 22/01/2009), “Los nuevos chinos de Madrid” (El Mundo, 26/01/2009) y “Viaje sin retorno para 10 millones de trabajadores” (El Mundo, 25/01/2009). Los dos primeros textos parecen propios de un periodismo comprometido que deja constancia de los intentos de integración realizados por ambos pueblos: el chino, que está en proceso de asentamiento, y el español. La noticia publicada el 22 de enero informa sobre la iniciativa de la Universidad de Salamanca de incluir en su oferta de estudios el idioma chino, dada la creciente proximidad de esta población a la sociedad occidental –como resultado de la actividad de los mercados internacionales, de los movimientos migratorios y de aspectos más cotidianos, como la adopción de niños de origen asiático–. El segundo texto, publicado el 26 de enero a raíz de la celebración en Madrid del Año Nuevo Chino, recoge en su subtítulo el signo que impregna todo el reportaje: “Los más de 40.000 ciudadanos chinos de la región quieren dejar atrás su fama de ‘pueblo cerrado’ e integrarse en la sociedad que han elegido para vivir”. Refleja, de este modo, la importancia de las actividades culturales para fomentar la participación e integración en la sociedad madrileña. Por último, el tercer texto es un reportaje que se centra en un aspecto bien distinto, el de la migración interna china y los efectos de la crisis económica en los trasvases poblacionales entre la ciudad y el campo.

Al analizar las fuentes de las que se nutre el periodista se pueden hacer varias lecturas, tanto de signo positivo como negativo. Para empezar, es necesario destacar el bajo índice de textos sin fuentes o al menos sin fuentes expresas, la mayoría de los cuales son breves o bien textos de naturaleza opinativa. No obstante, hay que hacer una crítica negativa de la escasa representación de la que aun hoy goza la voz del inmigrante, que aparece en el 22’7 por ciento de las piezas de la muestra. Cuando se recogen las declaraciones de los/las inmigrantes a veces se debe a que estos ostentan un cargo que los acredite como fuente, por ejemplo, en el caso de ser mediadores sociales o trabajadores en ONG’s, aunque en otras ocasiones son, sin más, los protagonistas de la noticia y trascienden su condición de personas anónimas para representar a un perfil. Basta mencionar, a modo de ejemplo, “El ‘mantero’ con pijama de rayas” (El Mundo, 25/01/2009) un reportaje sobre Alione Diagne, un inmigrante africano que permaneció un año en prisión por la venta de cd’s piratas.

Inmigración y delincuencia no están naturalmente vinculadas y cuando esto ocurre los inmigrantes pueden aparecer como delincuentes o como víctimas. Pensemos, por ejemplo, en las noticias sobre las mafias del tráfico ilegal de personas, sobre la explotación laboral a la que son sometidos por empresarios españoles que se lucran a costa de su situación irregular o sobre los sucesos trágicos en los que aparecen como víctimas de actos racistas. [9] Pero no siempre la distintinción está clara y a veces historias como las de Alione Diagne trasladan situaciones que provocan perplejidad:

"Entró en la de Aranjuez hace un año, y es uno de los 50 manteros que pagan    en prisión como campeones de la indecencia a pesar de unos botines de miseria (…) Como un buen musulmán no roba, Alioune se puso a trabajar en lo único que pudo: vendiendo cedés y deuvedés (…). Huyó de la Policía que le perseguía y rompió las zapatillas de tanto correr. Hasta que le cazaron como a un conejo. No opuso resistencia el delincuente, qué resistencia iba a oponer. Le cayó un año de prisión y una multa de 3.675 euros. Como no podía pagar, ingresó en la cárcel. En la inmensidad del módulo 11, Alioune se conmovió. «Estuve nueve meses allí sin querer hablar con mi madre. Sentía vergüenza de mí. Como no tenía noticias mías, mi madre pensaba que estaba muerto»."

¿Delincuente por vulnerar la propiedad intelectual o víctima de la hipocresía administrativa que hace pagar al carente de recursos por un delito tan extendido como la venta ilegal de cd’s?

Las fuentes institucionales son, con diferencia, las más frecuentes, como también ocurre en El País. De aquí es posible hacer varias lecturas. Una de ellas es la mayor potestad que se otorga a los ministerios u otros organismos gubernamentales junto a las fuerzas de seguridad del Estado, a los que los medios de comunicación demuestran un servilismo informativo incondicional. Incluso a la hora de tratar aspectos relacionados con las condiciones de vida del inmigrante los periodistas otorgan más credibilidad a los expertos en inmigración que a los propios protagonistas. No obstante, esta circunstancia se explica en parte por el fácil acceso de los periodistas a fuentes organizadas, frente a algunas comunidades de inmigrantes, alejadas de los circuitos de comunicación. En cualquier caso, priman las coberturas múltiples, lo que revela que el tratamiento de la inmigración tiende a hacerse mediante la suma de voces y evitando, de este modo, los enfoques monolíticos.  

La temática es variada y así aparecen desde noticias relacionadas con las políticas migratorias –las más frecuentes–  hasta reportajes sobre la situación de las mujeres o los niños inmigrantes. Un análisis más detallado refleja que tres son los temas clave en la cobertura que realiza El Mundo durante la segunda quincena de enero. El primero de ellos versa sobre las políticas migratorias, donde se percibe un clima de denuncia y un tratamiento crítico de las medidas emprendidas por el Gobierno, como reflejan algunos titulares: “Gallardón quiere controlar a los inmigrantes en los parques públicos” (El Mundo, 27/01/2009), “Médicos forzados a ser espías” (El Mundo, 29/01/2009) y “Detectan nuevas restricciones en los procesos de regularización” (El Mundo, 19/01/2009). La delincuencia ocupa el segundo lugar en el ranking temático y, cuando se aborda, el inmigrante puede adoptar el papel de delicuente, el de víctima e, incluso a veces, esa doble condición (“El ‘mantero’ con el pijama de rayas”, 25/01/2009).  En tercer lugar, encontramos los aspectos que siempre han llenado las páginas de los periódicos desde que la inmigración adquiriese una presencia permanente en la agenda, como son las noticias sobre la entrada irregular en el país y los efectos demográficos que origina: “España superará los 49 millones de habitantes en 2018” (21/01/2009), “La población rumana sube un 33,93% en la Comunidad Valenciana” (18/01/2009) y “Más ancianos, menos bebes y menos inmigrantes” (22/01/2009).

Otros aspectos propios de las secciones de Cultura o Deportes, sin embargo, apenas registran entradas en el diario y tan sólo se halla un artículo de opinión en un blog sobre el estreno de la película “Le Graine et le mulet”, traducida en España como “Cuscús” (“La familia, el amor, la comida y la vida”, El Mundo, 30/01/2009), en la que salen a relucir los típicos conflictos de la inmigración árabe en Francia.

La geografía española vuelve a ser, como es natural, el escenario por excelencia de las informaciones de El Mundo. Mientras el 37 por ciento de las noticias hacen referencia al ámbito general del Estado, otras –el 33 por ciento– están situadas en ciudades concretas, en la mayoría de los casos en la capital, Madrid. El resto de las piezas publicadas se ubican en territorio internacional y en este sentido es Italia el contexto mas referenciado. Son, por lo general, textos que recogen cuál es la situación que se vive en otros paises, a modo de análisis comparativo con la que se experimenta en España. Así se observa en los siguientes titulares: “Médicos forzados a ser espías” (El Mundo,29/01/2009), sobre la pretensión del Gobierno de Berlusconi de obligar a los médicos italianos a denunciar a los inmigrantes ilegales que acudan al servicio público sanitario; “Preocupante defensa del empleo en Reino Unido” (El Mundo, 31/01/2009), sobre el malestar que despierta entre los ingleses la intervención en el mercado laboral de trabajadores italianos y portugueses; y “Viaje sin retorno para 10 millones de trabajadores” (25/01/2009), un reportaje que refleja la difícil situación que causa el desempleo a los ciudadanos chinos que emigraron del campo a la ciudad.

No se hayan connotaciones negativas explícitas o abiertas en la informaciones, pero una lectura más profunda evidencia que todavía hoy la cobertura del fenómeno migratorio adolece de un tratamiento periodístico riguroso. Observemos, por ejemplo, el siguiente titular: “Cientos de inmigrantes salen de un centro de acogida y se manifiestan en Lampedusa” (El Mundo, 24/01/2009), donde se aprecia de nuevo la imprecisión de los números que apuntan a cifras escandalosas sin detallar. Por otra parte, tan sólo uno de los 27 textos da cuenta, de manera sucinta, de las virtudes de la inmigración, desde el punto demográfico. Con el título “Más ancianos, menos bebés y menos inmigrantes” (El Mundo, 22/01/2009) una noticia recoge que la inmigración ayudará a paliar la desaceleración del incremento demográfico, un factor clave en el crecimiento poblacional, gracias al papel que cumple la mujer inmigrante en el mantenimiento del índice de fecundidad. No se hallan más referencias a las oportunidades que brinda la inmigración a España y rara vez se habla de la contribución de los inmigrantes a la cultura y a las artes, la política y la economía de la sociedad receptora.

Como apunte positivo, ha evolucionado significativamente el modo de designar a los inmigrantes, de modo que es complicado encontrar el término “ilegal”, que conlleva implicaciones ideológicas negativas. Y es que aunque el hecho de entrar en un país sin los documentos precisos es, sin lugar a dudas, ilegal, el énfasis sobre la “ilegalidad” contribuyó a crear asociaciones con la desviación y la delincuencia. Según Miquel Rodrigo, habría que plantearse estas cuestiones: si se acepta que cualquier persona que comete un acto ilegal es un “ilegal”, ¿por qué sólo los inmigrantes indocumentados son los ilegales? y ¿qué imagen de sí mismo puede tener un colectivo cuando la sociedad receptora los tacha de “ilegales”? (Rodrigo y Gaya, 2001). Ninguno de los 27 titulares publicados por El Mundo recoge este concepto en titulares, de modo que cuando hace referencia a la situación administrativa en la que se haya el inmigrante opta preferentemente por la fórmula “sin papeles”, que además aparece entrecomillada.  Tampoco es frecuente que se identifique al inmigrante por su nacionalidad en los titulares.

5.3. Análisis de contenido: Abc

Titulares Abc

Día/Sección

La máxima autoridad religiosa saudí permite el casamiento de niñas de 10 años

15/ Nacional

Asenjo hace un llamamiento a los cristianos para que “acojan y sirvan” a los inmigrantes

15/ Cordoba

Canaria solicita que la Ley de Extranjería asuma la atención de los menores inmigrantes

15/ Canarias

Libre un “mantero” tras un año de prisión

16/ Madrid

“La violación de los derechos humanos es constante en los centros de inmigrantes”

17/ Canarias

Detenidos 34 inmigrantes subsaharianos tras desembarcar en Motril

17/ Andalucia

El hijo del emigrado llora en Colombia

18/ Not.Sudam

Cae un 4% el número de afiliados extranjeros a la Seguridad Social

20/ Econom

Un inmigrante se ofrece como “marido” para arreglos domésticos

20/ Economia

En África operan “cayucos taxi” para las mafias del tráfico de personas

20/ Canarias

Desempleo e inmigración

21/ Madrid

La Seguridad Social perdió 94.404 afiliados extranjeros el año pasado

21/ Econom

La Eurocámara aprueba las sanciones penales para los empresarios que contraten a irregulares

21/ Portada

La mayoría de los cayucos parten de Mauritania hacia las Islas, según el dispositivo Frontex

21/ Canarias

Para burlarse del racismo

22/ Opinion

La crisis deja en la mitad el número de inmigrantes que vienen a España

22/ Cienc. y soc.

El modelo de inmigración valenciano, un referente en el PP

23/ Valencia

Llegan 64 inmigrantes clandestinos a la isla de El Hierro y uno es evacuado a Tenerife

23/ Canarias

Más de un millar de ‘indocumentados’ protestan en las calles de Lampedusa

24/ Internac

Todas las comunidades aceptan acoger a los menores inmigrantes que llegan a Canarias

24/ Canarias

Crisis e inmigración

26/ Editorial

Canarias exige que el Estado tutele a los menores con la nueva Ley de Extranjería

28/ Canarias

Saura se reconcilia con la comunidad judía

28/ Cataluña

El empresario rumano cobra parte de la deuda tras 18 días de ayuno

28/ Madrid

Eliminan, tras 11 años de servicio, los mediadores sociales para inmigrantes

28/ Madrid

Familia pone en marcha un servicio de traducción en 30 idiomas para mujeres inmigrantes

28/ Cast. y Leon

Canarias reclama a Madrid que asuma la tutela de los niños “sin papeles”

30/ Canarias

Objetivos comunes

30/ Valencia

Montilla se pone como ejemplo de inmigrante aunque reclama más control

31/ Cataluña

Durante las dos semanas que comprende el análisis el diario Abc dedica un total de 29 textos a noticias relacionadas con la inmigración, lo que supone un promedio de 1,7 ítems al día. Se sitúa, de este modo, en segundo lugar en número de piezas publicadas (El País cuenta con 34 piezas y El Mundo con 27).

La tipología textual más común es, al igual que en las otras cabeceras, la noticia, de modo que el macrogénero de la información se configura como la opción más idónea para cubrir el fenómeno en el 86 por ciento de los casos. Son, en su mayoría, noticias de una considerable amplitud y tan sólo se hallan seis breves y una fotonoticia. Los reportajes de interpretación son escasos, al igual que los textos de naturaleza puramente opinativa, entre los cuales se halla un editorial dedicado a la difícil coyuntura de los inmigrantes en tiempos de recesión económica: “Crisis e inmigración” (Abc, 26/01/2009). Como ya se ha apuntado, la preponderancia de los géneros informativos en detrimento de la interpretación y la opinión puede conllevar un tratamiento simplista de un fenómeno que es, sin embargo, complejo y adolece de un análisis más riguroso que se apoye en la contextualización, en la recogida de visiones múltiples y en la prospección de situaciones futuras.

Conviene no obviar un dato interesante como es la ausencia del género entrevista en las tres cabeceras. De ahí cabe deducir que los inmigrantes aun no han iniciado la andadura en el camino hacia su integración mediática como protagonistas activos de las informaciones. Por ello coincidimos con León Gross en la siguiente afirmación: “La inmigración adquiere protagonismo creciente aunque no adquieren protagonismo creciente los inmigrantes” (2008: 30).

El periódico acude a la cobertura de agencias en el 24 por ciento de las ocasiones y aquí prima la recurrencia a ACN Press, la Agencia Canaria de Noticias, dado el marcado protagonismo que –en comparación con El País y El Mundo– adquieren los sucesos que acontecen en el archipiélago canario, especialmente los relacionados con las peticiones de su Administración al Gobierno central para que asuma la tutela legal de los menores inmigrantes. También Europa Press y Efe son suministradoras de otras informaciones. En este sentido, a pesar de ser más abundantes las informaciones elaboradas por periodistas de la propia redacción –como así ocurre en el 65,5 por ciento de las ocasiones–, las agencias de noticias arrojan valores más altos que los que deparaban en El País y El Mundo, de ahí que muchas de las coberturas informativas no estén personalizadas y sus textos sean comunes a los publicados por otras cabeceras.

Aproximadamente la mitad de las informaciones no citan en el cuerpo de texto la procedencia geográfica de los inmigrantes que son objeto de la información, y cuando ésta aparece son los llegados del Magreb o del África subsahariana los que adquieren un mayor protagonismo informativo. Tampoco en titulares suele aparecer la nacionalidad y cuando lo hace creemos justificada la inclusión del dato por cuanto repercute en la misma esencia de la información.

Del mismo modo, los títulos no recogen en ninguna ocasión el término “ilegal” para identificar a los inmigrantes de acuerdo a su situación administrativa en el país, y se adoptan otros usuales en el resto de medios de comunicación, como “indocumentado”, “clandestino”, “sin papeles” e “irregular”. En cualquier caso, nos hallamos ante un problema terminológico por cuanto estos conceptos no distinguen entre las distintas realidades a las que designan. Ya a principios de la década de los noventa Izquierdo (1992: 151-52) señalaba lo inadecuado del término “ilegal”  y proponía la clasificación que sigue: a) Irregular, aquel extranjero que no tiene en regla toda su documentación; b) Indocumentado, para el extranjero que no tiene ningún papel o documento que acredite su nacionalidad, su edad y filiación por las causas más diversas, bien por extravío o porque simula estar indocumentado, por ejemplo; c) Clandestino, es el inmigrante con algunos papeles, pero que ha entrado en el país a hurtadillas por miedo a ser rechazado a causa de su insuficiente documentación, y que permanece al margen de la legalidad; e Ilegal, un término únicamente adecuado para aquél que está contra las leyes, y ni quiere ni puede ser regularizado.

Sobre el protagonismo geográfico, también en el caso de Abc la mayoría de los textos hacen referencia a aspectos de la inmigración que afectan al ámbito general del Estado, seguidos por aquellos centrados en el archipiélago canario, por dos razones:

1) Por ser una de las principales puertas de entrada para los inmigrantes africanos. No en vano, así aparece definido en una noticia que recoge las declaraciones de la consejera de Bienestar Social, Juventud y Vivienda del Gobierno de Canarias, Inés Rojas: “El Archipiélago no tiene la culpa de ser la grieta del blindaje europeo a la inmigración y de las políticas migratorias de la Unión Europea” (en “Canaria solicita que la Ley de Extranjería asuma la atención de los menores inmigrantes”, Abc, 15/01/2009).

2) Por la actualidad del momento, marcada por las peticiones del Gobierno canario para que el Estado asuma la tutela de los menores inmigrantes que llegan al archipiélago, desbordado por la deficiencia de sus instalaciones.

Un aspecto que merece ser destacado es que tan sólo un texto refleja la otra cara de la migración, la que se vive en el país de origen: “El hijo del emigrado llora en Colombia” (Abc, 18/01/2009), sobre los costes emocionales y sociales que acarrea el fenómeno. Todas las informaciones focalizan su atención en el escenario español y no analizan los efectos de la emigración en el contexto de origen, una práctica periodística que repercute negativamente en la integración intercultural y contribuye al desconocimiento de las necesidades o razones que mueven a las personas a abandonar su país.

Al analizar el origen de las informaciones, de nuevo adquieren un marcado protagonismo las fuentes institucionales, en especial las administraciones públicas, y es poco frecuente la inclusión de la voz del inmigrante. Esta circunstancia tan sólo acontece en cuatro de los 29 textos, donde se recogen declaraciones de los inmigrantes, bien como individuos anónimos sobre las que versa la noticia bien como representantes de algún colectivo.

Como aspecto curioso, observemos las dos primeras piezas que aparecen en la tabla, publicadas el 15 de enero de 2009, y que recogen las palabras emitidas, mediante comunicado, de dos líderes religiosos: Abdelaziz al Sheij, el muftí de Arabia Saudí, máxima autoridad musulmana del reino, y Juan José Asenjo, el obispo de Córdoba. De una lectura superficial de sus titulares se vislumbra ya el diferente signo de sendas informaciones: una sobre el atraso de la ‘sharia’ (ley islámica), que permite el casamiento de niñas de 10 años; la otra, sobre las bondades del cristianismo, que se sensibiliza ante los más perjudicados por la crisis. Un tratamiento simplista que desde la dualidad civilización-barbarie refleja, frente a nuestra conciencia de “buenos cristianos”, los aspectos más extraños de una cultura que para muchos choca frontalmente con los derechos conquistados en la civilización occidental. La noticia sobre el matrimonio de las menores se cierra así:

"Arabia Saudí está considerado el país más conservador del mundo musulmán y uno de los pocos en el que rigen la ley islámica, que incluye la pena de muerte por decapitación a los culpables de delitos como la violación, el asesinato premeditado o el robo a mano armada." (Abc, 15/01/2009)

No se trata aquí de negar estas palabras sino de cuestionar la pertinencia de su inclusión en la noticia, y de medir su efecto en el refuerzo de estereotipos sobre el mundo islámico en una opinión pública sacudida por atentados terroristas perpetrados por extremistas musulmanes.

Como constructores sociales de la realidad, los medios de comunicación reflejan en su agenda informativa la coyuntura económica española, de ahí que la crisis sea un tema de inclusión permanente en todos los periódicos. La vinculación crisis-inmigración adquiere mayor presencia en el período analizado en el diario Abc, donde el 20 por ciento de las informaciones publicadas se hacen eco de: 1) el menor “efecto llamada” en los paises de origen debido a las cifras de desempleo en destino; 2) la mayor vulnerabilidad de los inmigrantes como el colectivo más débil ante la actual crisis y 3) el descenso demográfico ocasionado por la menor llegada de flujos migratorios y sus efectos en la pirámide poblacional española. De este modo, la crisis económica ha usurpado la importancia que desde mediados de los noventa se ha concedido a otras temáticas, como son las políticas migratorias y la entrada irregular/llegada a costas.

Entre otros asuntos recogidos en las páginas de Abc llaman la atención aspectos puramente anecdóticos, como se aprecia en el breve que titula: “Un inmigrante se ofrece como ‘marido’ para arreglos domésticos” (Abc, 20/01/2009), donde se recoge el caso concreto de un mexicano que realiza chapuzas en los hogares españoles con un reclamo que no deja indeferente a nadie, como así reza en sus carteles publicitarios: “Se alquila marido para obras domésticas. La oferta se dirige tanto a mujeres cansadas de que el marido las deje ‘colgadas’ como a hombres hartos de que sus esposas les reclamen mil y un arreglos”.

Mas allá del aspecto curioso y, sin duda, divertido de la idea, cabe observar la necesidad de conferir un tratamiento distinto a un fenómeno de importancia nuclear en la realidad social del país. Esto no pasa por excluir noticias de esta índole, sino por incluir otros aspectos de mayor dimensión que los medios no pueden ni deben obviar, como son la integración social y los efectos de la inmigración en el clima cultural de España. Sin embargo, son informaciones que suelen quedar fuera dado la insignificante presencia de la población inmigrante en secciones como Cultura y Economía, aún reservadas a la población mayoritaria como mercado de sus publicaciones.
                                                        

6. Conclusiones

Han transcurrido dos décadas desde que España comenzara a perfilarse como el importante foco receptor de extranjeros que es en la actualidad. En este tiempo la inmigración ha ido incrementando su presencia en la agenda mediática, como uno de los asuntos de importancia nuclear para el país, y los medios de comunicación, por su parte, han modificado sustancialmente el tratamiento de la misma. Se aprecian mejoras en el lenguaje periodístico así como un mayor compromiso por denunciar la discriminación y las malas condiciones de vida que padecen los inmigrantes; sin embargo, resta aun un largo camino por andar para la plena equiparación entre autóctonos y foráneos en su condición de consumidores de medios.

Las publicaciones dirigidas a este público se consolidan, a la luz de sus datos de audiencia, y proliferan en toda la geografía nacional. Es, sin duda, un aspecto necesario para la satisfacción de las necesidades informativas y de ocio de este nicho de mercado, no obstante, los medios generalistas deben evolucionar en paralelo y mirar hacia un público extranjero que ya representa el 11,3 por ciento de la población de España (según el censo INE 2008).

Las conclusiones obtenidas a raíz del análisis de contenido evidencian la necesidad de una serie de mejoras que pasan por: 1) la inserción laboral de los inmigrantes como plantilla de las empresas periodísticas; 2) la representación de su voz, como protagonistas activos, en las informaciones que les afectan; 3) su aparición en todas las secciones del periódico, más allá de las noticias de Sucesos; 4) una cobertura temática de mayor profundidad, que contribuya a desmentir estereotipos y tópicos sobre el fenómeno migratorio; 5) la inclusión de noticias sobre los paises de origen; y 6) la formación o reciclaje de los profesionales de la comunicación para alcanzar un verdadero periodismo intercultural.

7. Notas

[1] Correspondientes a las ediciones digitales del día, ya que la noticia se produjo a las 05.30 horas del lunes día 10.

[2] Informe de los resultados disponible en www.olmcm.org/dbData/Resources/encuesta-informe.pdf.

[3] A modo de ejemplo, la compañía NovaPress Media (editora de Latino) está formada por un equipo de expertos profesionales del mundo de la prensa y la comunicación entre los que se cuentan ocho nacionalidades. Más del 60% de sus profesionales proceden de países latinoamericanos.

[4] Empleamos el término de moda acuñado por el actual presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Su uso, durante la campaña electoral, significó la promesa de una política de acceso a la igualdad de las minorías en materia de empleo y educación en uno de los países desarrollados donde la segregación racial y social es más fuerte.

[5] La muestra se ha ampliado en 1.296 entrevistas en un año, aunque en términos absolutos ha perdido representatividad al ampliarse considerablemente su universo, pasando de representar del 0,3% al 0,14%.

[6] Novapress Media es una empresa de comunicación dirigida a los colectivos de inmigrantes en España. Edita el periódico Latino, un “gratuito de 2ª generación” que se ha convertido en el mayor medio de comunicación dirigido a inmigrantes en España, y el suplemento mensual Pasión Deportiva, dirigida a los aficionados al fútbol latinoamericano y local.

[7] Son datos correspondientes a los ejemplares distribuidos, insistimos, y no a los lectores semanales. Los datos que se pueden extraer del EMI 2008 hacen referencia al número de lectores para cada publicación según su periodicidad y son considerablemente más altos, dado el elevado índice de rotación de cada ejemplar.

[8] http://www.elpais.com/todo-sobre/tema/inmigracion/Espana/27/.

[9] En la muestra se hallan algunas noticias al respecto, una de ellas titula: “Desmantelan la mayor red de tráfico de ‘sin papeles’ de Melilla”, en la que se informa de un clan de tráfico de personas formado por 15 españoles y 2 marroquíes. Otro reportaje “Esclavos en Huelva” denuncia un delito de explotación laboral.

8. Referencias

ACPI, 2007: Estudio de Medios para Inmigrantes, Madrid.

----, 2008: Estudio de Medios para Inmigrantes, Madrid.

Ardévol Abreu, A., 2008: La inmigración, en la fotografía de prensa de Canarias, en Revista Latina de Comunicación Social, 63, en: http://www.revistalatinacs.org/08/34_791_54_fotoperiodismo/Alberto_Ardevol.html

Christiansen, C., 2004: “News media consumption among immigrants in Europe”, en Ethnicities, vol. 4, pp. 185-207.

Galán Fajardo, E., 2006: “La representación de los inmigrantes en la ficción televisiva en España. Propuesta para un análisis de contenido. El Comisario y Hospital Central”, en Revista Latina de Comunicación Social, 61, en: http://www.revistalatinacs.org/200608galan.htm

González Cortés, M. E., 2006: La construcción de la realidad en los procesos migratorios. La acción de los medios, Málaga: Asociación I+D com.

Izquierdo, A., 1992: La inmigración en España (1980-1990), Madrid: Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

León Gross, T., 2008: “La inmigración en la construcción mediática de la realidad”, en Salinas de Frías (dir.), Inmigración e integración, pp. 17-38, Madrid: Sequitur

Medinaveitia, U., 2007: “El lector de prensa gratuita”, en El Publicista, 169, julio de 2007.

Rodríguez, R. y Mena, N., 2008: “Opinión Pública y frames: La crisis de los cayucos”, en Revista Latina de Comunicación Social, 63, en: http://www.revistalatinacs.org/08/28_46_Vicalvaro/Raquel_Rodriguez_y_Noemi_Mena.html

FORMA DE CITAR ESTE TRABAJO EN BIBLIOGRAFÍAS - HOW TO CITE THIS ARTICLE IN BIBLIOGRAHIES / REFERENCES:

González Cortés, María Eugenia (2009): "La consolidación de las publicaciones para extranjeros en España", en RLCS, Revista Latina de Comunicación Social, 64, páginas 708 a 724. La Laguna (Tenerife): Universidad de La Laguna, recuperado el ___ de _______ de 2_______, de
http://www.revistalatinacs.org/09/art/856_UMA/57_91_Maria_Eugenia_Gonzalez_Cortes.html

DOI: 10.4185/RLCS-64-2009-856-708-724