Revista Latina

Informe sobre el artículo 45

1 / 3 - El artículo carece de rigor científico, porque no se plantean unos objetivos iniciales claros ni unas hipótesis concretas. Se desconocen los ítems de referencia utilizados para el análisis y los datos que se aportan son muy genéricos.

En el texto se afirma que se aplican técnicas cualitativas y luego el trabajo se basa en datos cuantitativos. Tampoco está bien definida la muestra y se estudian bajo los mismos parámetros tres televisiones de ámbito estatal y una autonómica, cuando se trata de medios de comunicación con objetivos muy diferentes, sobre todo en el ámbito de los programas informativos.

Las referencias teóricas a otros autores no guardan una relación directa con los planteamientos que se hacen en el trabajo. Las conclusiones también son poco interesantes y no se vinculan a la verificación de hipótesis previas.

Por estas razones, considero que el artículo no es publicable en una revista científica porque no reúne los niveles de calidad mínimos exigidos.

--------------------------

2 / 3 - Mis objeciones al texto en su estado actual son básicamente las siguientes:

1. Se trata de un trabajo sobre el discurso informativo de la televisión acerca de la criminalidad y, en general, los riesgos, amenazas y la inseguridad. Sin embargo, el marco teórico se centra muy principalmente en revisar ideas acerca de la influencia de los discursos mediáticos en la percepción de los riesgos y amenazas, simplemente para afirmar la relevancia que tales discursos tienen en esas percepciones. Solamente en prácticamente el último párrafo de ese marco teórico se hace alusión a cuestiones que tendrían que ver con las características de ese discurso mediático: tendencia a sobrerepresentar ciertos tipos de sucesos violentos, etc. No hay un trabajo de revisión bibliográfica ampliamente orientado a determinar qué se sabe acerca del discurso informativo de la televisión sobre el crimen, la inseguridad, etc.

2. Particularmente interesante para esta cuestión sería la revisión de la literatura científica que aborda asuntos que ayudarían a contextualizar convenientemente el objeto de estudio que plantea el autor/a: aquella que trata sobre las tendencias de la información televisiva hacia la tabloidización (Langer, Winston, Franklin), el infoentretenimiento (Brants, Thussu) o el market-driven journalism (McManus).

3. El trabajo se plantea como un análisis cualitativo, una etiqueta genérica que autoriza a proponer estudios no enraizados en ninguna tradición específica de análisis discursivo (semiótica –Greimas, por ejemplo–, análisis crítico del discurso –Van Dijk–, o incluso el análisis cualitativo del discurso al estilo del muy citado en el texto David Altheide), sino que se basan en la ilustración con extractos textuales de elementos discursivos muy básicos; en este caso, las categorías denominadas “consecuencias y afectados” y “explicaciones y soluciones”.

4. Una parte del trabajo recurre al análisis de contenido cuantitativo, en particular para dar cuenta de la “presencia en la agenda mediática” de las noticias sobre criminalidad. Pero con los datos expuestos no podemos hacernos una idea cabal del “peso”  (la atención y la relevancia) que las cadenas analizadas dan a este tema. Sabemos (tabla I) que de la muestra de informativos seleccionadas se obtuvieron tantas noticias sobre crimen por emisora, pero no qué porcentaje representan esas noticias sobre el total de lo emitido. Este dato daría idea de aquel “peso”, que siempre es relativo a la totalidad de la propuesta informativa del medio. El mismo criterio comparativo global falta en la tabla II.

5. Faltan datos para comprender el procedimiento de conformación de la muestra analizada. Sabemos que se han obtenido 299 noticias sobre criminalidad de 105 noticiarios emitidos por 4 cadenas emitidos entre el 10 de noviembre de 2007 y el 3 de febrero de 2008. En 86 días, entre las 4 cadenas emitieron no menos de 688 noticias (pongamos que 2 por día por cadena). ¿De qué modo se seleccionaron los 105 de la muestra? ¿Con qué distribución entre cadenas? ¿Los noticiarios de qué franja horaria se seleccionaron?

6. Hay datos interesantes para comprender la cobertura informativa que la televisión hace del crimen que  podrían haberse obtenido con el análisis de contenido cuantitativo que se aplica a la “presencia en la agenda mediática”. Por ejemplo, el tipo de fuentes informativas citadas, con lo que se evitarían enunciados vagos del tipo “hay una elevada presencia de fuentes institucionales”.

---------------------

3 / 3 - El artículo presentado aborda un tema interesante y del que hace ya un tiempo se discute. El tratamiento de las noticias televisivas, la sobre explotación de la emoción, la incorporación de elementos ficcionales, la espectacularización de la información presentada vuelven a situar la problemática de la seguridad ciudadana en el centro del debate.

Sin embargo, a pesar de contar con valiosa información, una muestra amplia, cuatro emisoras distintas que permiten realizar un análisis comparativo, la información del artículo es más que nada descriptiva.

No aventura explicaciones, no entrega nuevos antecedentes ni consolida teorías, por lo cual no constituye un aporte relevante para una revista de punta. (más)