Revista Latina de Comunicación Social 40 – abril de 2001

Edita: LAboratorio de Tecnologías de la Información y Nuevos Análisis de Comunicación Social
Depósito Legal: TF-135-98 / ISSN: 1138-5820
Año 4º – Director: Dr. José Manuel de Pablos Coello, catedrático de Periodismo
Facultad de Ciencias de la Información: Pirámide del Campus de Guajara - Universidad de La Laguna 38200 La Laguna (Tenerife, Canarias; España)
Teléfonos: (34) 922 31 72 31 / 41 - Fax: (34) 922 31 72 54

[marzo de 2001]

Análisis cruzado de conflictos ambientales, como problema de comunicación

Talas irregulares en Osa (Costa Rica)

(2.097 palabras - 6 páginas)

Lic. Anadylia Cuadra ©

Costa Rica

Para comenzar el presente análisis, introduciré una frase crucial pronunciada por el doctor Abelardo Brenes en una de sus últimas conferencias el pasado mes de julio de 2000, en la Universidad de Costa Rica sobre la Psicología de la Paz, el doctor Brenes dijo:

"Las transformaciones estructurales en las relaciones humanas son muy difíciles de lograr cuando hay diferencias"

Y considerando que la contraposición de necesidades reales versus necesidades reales corresponde a una de las teorías generadoras de conflictos, podemos proponer el esquema analizado por los estudiosos de conflictos, quienes convergen en la importancia de seguir un proceso y plantear una estrategia antes de dar por terminado cualquier asunto.

Los elementos graduales que debemos buscar en todo proceso de resolución de conflictos incluye generar el diálogo, crear consenso, encontrar un bien común compartido, promover los procesos de participación.

Si consideramos la paz como un eje de nuestra existencia donde la responsabilidad universal más el espíritu de comunidad prevalecen, nos daremos cuenta de que los tres estados básicos de paz deben trabajar juntos y estar en armonía: la paz conmigo mismo, la paz con la naturaleza y la paz con los otros.

En el caso de la tala de madera y las posiciones encontradas que persiguen intereses comunes sería mucho más fácil generar opciones de intereses comunes que se junten si el diálogo se da con democracia y existe una conciencia ecológica.

Se está tratando el problema social de la tala como generador de conflicto, debido básicamente a intereses económicos individuales contrapuestos. Pero si en la lista donde se elaboran las alternativas y se mencionan los intereses ocultos existe compromiso hacia la participación social y política, el equilibrio natural, la biodiversidad, entre otros, es decir intereses colectivos sobre los individuales, que son educables y que permanecen ocultos o dormidos, entonces se logrará un acercamiento al consenso donde la sensación de ganar-ganar va a ser el resultado final.

La propuesta entonces va hacia la educación como primer y principal agente de cambio, y hacia la construcción y el seguimiento de los modelos de resolución de conflictos como proceso clave en la construcción del entendimiento, de la paz y del bien común. Se trata entonces no de imponer sino de acordar, de tener la oportunidad de reflexionar.

No basta con tener derechos normativos e intentar regirnos por ellos, no es suficiente si la estructura psicológica es egocéntrica. Gracias a la educación podemos conscientemente preguntar, que me ubiquen en la problemática, en el contexto.

Caso concreto:

Según Mario Fernández, la deforestación sigue afectando la Península de Osa (Costa Rica), aporta datos de que se talaron 225.000 hectáreas de bosques en cinco años, período comprendido entre los años 1986-1991. Actualmente, llevan taladas 3.500 hectáreas en los últimos 18 meses, esto nos da un aproximado de 14.346 árboles en áreas restringidas.

La diferencia se nos da entonces desde el punto de vista de los intereses perseguidos, si existen áreas protegidas es porque se han creado reglas para garantizar el buen uso de lo existente; si se sigue talando es porque existen intereses particulares en seguir explotando este recurso aunque sea restringido.

La forma de ver las cosas nos va a dar intereses diferentes para grupos diferentes, estas diferencias son las generadoras del conflicto en su mayor parte, pero al analizar intentaremos conocer o resaltar los intereses comunes ocultos que nos puedan llevar a una posible solución. Dicha solución se enfocará a establecer los canales necesarios que generen una buena comunicación que nos llevará a guiar la situación sobre esos intereses compartidos, es decir buscamos un enfoque colaborativo, y mi propuesta va en torno a una información educativa que genere esas transformaciones estructurales en las relaciones humanas de las que hablamos al inicio.

Elizabeth Odio, actual vicepresidenta de Costa Rica, se manifiesta al respecto: "Vamos a sancionar". La posición del gobierno al cual ella misma representa es la siguiente: en 1998 invierte más de cien millones de colones en comprar madera y espera recursos externos para poder proteger la zona, mientras tanto autoriza planes de manejo y crea leyes restrictivas que no detienen los actos, puesto que prevalecen los intereses económicos.

Las personas involucradas en esta actividad son muchísimas, tenemos propietarios, empresarios y transportistas entre los grupos más numerosos.

El impacto en las comunidades es más que todo económico, hay muchas familias viviendo de esto.

Inmediatamente después están los ecologistas, quienes ignoran los intereses de los anteriormente citados y viceversa.

Si intentamos generar un diálogo, que tenga como compromiso buscar un consenso por medio del pacto de un bien común, estaremos dando un primer paso en el que se incentivan los procesos de participación; lo primero sería que exista congruencia entre la construcción de la propuesta y el resultado final, para esto tenemos que lograr que las dos partes se escuchen.

El conflicto entonces no hay que evitarlo sino saber manejarlo creando alternativas generadoras de una función social que nos llevará a un equilibrio de poder, a un balance. Sin perder de vista la incidencia en las políticas nacionales puesto que muchos de los actores son públicos.

El Dr. Werner Steinvoth, empresario maderero, se defiende diciendo: "Nosotros plantamos bosques en San José de la Montaña, esto lo hemos hecho durante 20 años". No especifica el tipo de bosques ni el asesoramiento recibido.

Marco Vinicio Ortega, como asesor forestal, asegura: "La clase alta es la mayor consumidora de madera". Paradójicamente, compuesta por los más educados.

Si a estos datos añadimos que la demanda industrial actual, creciente y constante, es la mayor causante de la tala en estos tiempos, y que en años anteriores las causas de tala eran la ganadería, los cultivos y el uso de leña, caeremos de nuevo en la necesidad de una educación integral desde la infancia donde se incluya conciencia ecológica como ingrediente principal que ataque esta dualidad.

La propuesta no solamente es educar para saber escuchar, para dialogar, para descubrir intereses comunes, sino también para el desarrollo de los derechos humanos implícitos en todos los quehaceres cotidianos, y para saber aceptar la crítica externa sin sentirse afectado, siguiendo la técnica de negociar con base a intereses comunes. Con esto se pretende desarrollar un juicio crítico, que rompa estereotipos y maneje la igualdad de derechos.

Los ecologistas humanistas persiguen su anhelo de conservación de los recursos naturales, mientras los consumidores exigen finos acabados en sus propiedades.

La conciencia abarca el abandono de políticas consumistas o la sustitución de las mismas, y además la posibilidad de hacer uso de los recursos apegándose a las reglas de conservación y comprometiéndose a sustituir lo utilizado por lo que los estudios y las leyes determinen necesario para no acabar con lo que tenemos y colaborar con la conservación. O sea, hacer uso de las instancias legales, las medidas de hecho de una democracia.

Para descubrir los intereses, hay que escucharlos, plantearlos, definirlos. Luego se pasa a la legitimidad planteada donde dentro de este marco se analizan opciones y se llega a acuerdos donde prevalece el compromiso en la relación de dos vías de comunicación.

Edmund O’Sullivan afirma: "Viene el nuevo siglo del ambiente a contrarrestar la acelerada desintegración social que nos llevará a colapsar; por esto, los educadores debemos preguntarnos sobre lo que enseñamos". En su libro, "Educational Vision for the 21st Century" intenta convencernos de que la solución común a muchos males es educar.

El Dr Sullivan insiste en la necesidad de entender la transición histórica, de introducir en todos los currículums y de todos los niveles todos los desaciertos de la era moderna, es decir una visión de nuevas direcciones.

ANALISIS:

Se inicia siendo un conflicto local, pero tiene incidencia en las políticas nacionales, muchos de los actores son públicos.

TIPOLOGIA:

Igualdad versus desigualdad de poder. O sea los objetivos son opuestos en cuanto al fin perseguido: intereses económicos-conservación. Pero la relación es desigual: intereses económicos gubernamentales-idealismo ecológico de grupos sin mucha fuerza.

CAUSAS:

Discrepancias en políticas nacionales.

La intervención propuesta debe actuar preventivamente al detectar el problema base poder- recursos, generando los acuerdos planteados luego de una toma de conciencia y una educación que rompa con las reglas de juego preestablecidas, debe responder a los intereses comunes logrando un equilibrio de fuerzas, de poder, que se refleje en el impacto a las comunidades, tanto económico, organizacional, como de identidad y control. Aquí el enfoque de manejo o de aproximación debe tener una estrategia clara y bien delimitada.

METODOS:

Conversaciones informales, consultas populares, negociación de las partes, iniciando con propuesta de alternativas viables, planteando intereses ocultos, que nos llevarán a diferentes opciones y finalmente posibilitaran un compromiso de respeto mutuo y equilibrio. Tomará muy en cuenta la parte del marco legal y la comunicación adecuada que lleva implícita una educación completa.

Los educandos necesitan no solamente herramientas intelectuales, sino valores éticos y habilidades prácticas que formen a un individuo integral pero sobre todo consciente.

Con esta propuesta de resolución al conflicto de la tala indiscriminada estaríamos incrementando la cuota de poder en cada uno de nosotros, cuota que lleva un grado de conocimiento, de demostraciones de fuerza, además de recursos económicos constantes y en aumento, es decir darles al menos uno de los ingredientes y prepararlos para enfrentar dualidades similares a la analizada de tal forma que tomen decisiones acertadas y sepan manejar los conflictos que se seguirán suscitando.

Casi siempre los acuerdos se presentan disfrazados, si responden a los intereses en primera instancia ,pero se presentan irregularidades.

Los casos de conflictos ambientales son muy similares, de donde las soluciones o vías de abordaje son las mismas, si leemos un poco el artículo del doctor Gerardo Budowski: "Cazadores y conservacionismo", nos queda más claro el punto que se ha intentado exponer en el presente ensayo:

"Puede que no haya disputa sobre el hecho de que el cazador irresponsable no tiene defensa alguna, pero los que se apegan a la ley pueden alegar que sus acciones han hecho mucho en apoyo a los propósitos conservacionistas."

Según Seng Hass, otro generador de conflictos sociales es el prevalecer de los objetivos ecuménicos sobre intereses particulares.

El doctor Budowski nos recuerda que, en realidad, los cazadores primitivos son los antecesores comunes de los actuales naturalistas aficionados, en este caso como en el de la tala de árboles no puede sostenerse ninguna generalización, es un asunto de consciencia. La dicotomía y la doble moral están presentes en una gran cantidad de actos del ser humano, somos complicados y necesitamos educarnos, insisto, para guiarnos hacia un mismo norte compartido y seguro.

Parece entonces que aquí también puede introducirse un nuevo objetivo para los cazadores o los madereros que bien puede ser compartido por los conservacionistas o ecologistas. Dicho objetivo implica la creación y el seguimiento de leyes que garanticen el equilibrio armonioso del medio ambiente, al cual todos los vivientes pertenecemos. Estas leyes no deben ser impuestas sino elaboradas en una mesa de negociación con aporte de todas las partes y consenso general y colectivo.

En resumen, los cazadores o los madereros cada uno en su caso específico, llegarían a ser parte del sistema ideado tanto para mantener la diversidad como los niveles de especímenes adecuados entre los seres vivientes. Conociendo, respetando y compartiendo las leyes naturales y los intereses de los ecologistas y conservacionistas. Es decir, operando como un solo universo del cual todos formamos parte y tenemos nuestra cuota de responsabilidad, como afirma Sartre. Cuando los objetivos y las relaciones son muy importantes es imprescindible cooperar, asegura el español Paco Cascón, en entrevista reciente. O como es bien aplicado en oriente: guiados por nuestros deberes universales como norte que nos permite a partir de ellos hacer valer nuestros derechos tan conocidos en el mundo occidental, conscientes de que si no aplicamos los primeros desaparecen las posibilidades de hacer reales los segundos, sin deberes no vamos a tener derechos que cobrar.

Terminaré entonces con esta frase: "Los valores que fundamentan los derechos y los deberes humanos constituyen el fundamento idóneo con que cuenta la humanidad hoy en día..." (Brenes, 1994). Y un último apunte: nos hemos limitado a hablar de un problema de comunicación humana.

Bibliografía

Bodowski, Gerardo. Educación ambiental para un desarrollo sostenible con miras al S. XXI

Hunters and Conservation. "World Wildlife News" 1975

Humedales y biodiversidad

El ecoturismo, industria en expansión, pero también con problemas.

Conferencia inaugural UCI-1998

Cooperación transfronteriza: www.fundapem.com Fronteras centroamericanas, espacio de encuentros y desencuentros. Cuaderno de trabajo #1

Chapela Gonzalo: Resolución de conflictos en comunidades forestales. PROFOMEX transfiere activos a unión de ejidos y comunidades forestales. México, 1993

Fernández, Mario: Talas irregulares en Osa. Foro La Nación. 31/8/99

Cascón, Paco: Propuestas pedagógicas para la resolución de conflictos. Conferencia-UNA Set. 2000.


FORMA DE CITAR ESTE TRABAJO EN BIBLIOGRAFÍAS:

Cuadra, Anadylia (2001): Análisis cruzado de conflictos ambientales, como problema de comunicación. Revista Latina de Comunicación Social, 40. Recuperado el x de xxxx de 200x de:
http://www.ull.es/publicaciones/latina/2001/latina40abr/101cuadra.htm