Revista Latina de Comunicación Social 50 – mayo de 2002

Edita: LAboratorio de Tecnologías de la Información y Nuevos Análisis de Comunicación Social
Depósito Legal: TF-135-98 / ISSN: 1138-5820
Año 5º – Director: Dr. José Manuel de Pablos Coello, catedrático de Periodismo
Facultad de Ciencias de la Información: Pirámide del Campus de Guajara - Universidad de La Laguna 38200 La Laguna (Tenerife, Canarias; España)
Teléfonos: (34) 922 31 72 31 / 41 - Fax: (34) 922 31 72 54

 

Periodismo y ciclismo. Perspectivas del papel organizador de la prensa

Juan Francisco de la Cruz Moreno ©
Periodista

El presente artículo versa sobre el papel que la prensa ha ejercido en la creación y organización de competiciones deportivas, especialmente dentro del ciclismo. Las principales carreras del calendario cuentan con un origen periodístico motivado fundamentalmente por intereses económicos y, en algunos casos, también políticos.

1. INTRODUCCIÓN

En las próximas líneas pretendemos exponer cómo el periodismo, desde su punto de vista meramente empresarial hasta su implicación más social, ha contribuido al ejercicio, desarrollo y consolidación de un deporte como el ciclismo. Efectivamente, en la actualidad podemos encontrar inserto en el amplio panorama competitivo cómo existen muchas carreras y pruebas ciclistas que, bien todavía en su actualidad, bien en su génesis, fueron concebidas como una actividad que fomentase la circulación del diario y generase no sólo beneficios, sino un repertorio de informaciones en exclusividad que facilitasen la inflación de contenidos en sus páginas. Trataremos de demostrar el uso "interesado" de esos contenidos.

Entre las fuentes que emplearemos destacan aquellas encaminadas hacia el ámbito de la información deportiva, así como esos manuales dedicados a diferentes aspectos del mundo del periodismo, con especial dedicación hacia lo histórico. También incluiremos artículos publicados en prensa y algunas revistas enlínea, así como páginas web que, de manera concomitante, trazan algunas ideas sobre nuestro objeto de estudio que no es un tema que goce de una gran producción bibliográfica. Todo lo contrario, nos hemos visto obligados en muchas ocasiones a recurrir a estas fuentes para armar nuestro artículo. Confiamos, por tanto, en haber alcanzado los objetivos aquí propuestos.

2. PERIODISMO Y DEPORTE

Tal y como señalan Francisco Esteve y Javier Fernández del Moral en su libro " Áreas de especialización periodística", "la prensa deportiva ha propiciado el ejercicio de determinados deportes" (1). Efectivamente, esta labor ha venido motivada por la presencia de contenidos deportivos dentro de los medios de comunicación susceptibles, en origen, de ser explotados comercialmente, es decir, las tareas organizativas han venido condicionadas por el fin empresarial de obtener beneficios. No en vano, tal y como sostiene Joaquín M. Marín, "el deporte fue introducido en los diarios al darse cuenta los propietarios de los periódicos del interés que dicha actividad despertaba en los ciudadanos" (2), lo que necesariamente debía repercutir en un aumento de ventas y, finalmente, de ingresos. En el ciclismo, el objeto de estudio del presente trabajo, este fenómeno es palpable, lo que no significa que sea exclusivo. Otros deportes han visto cómo determinadas competiciones o equipos han nacido al amparo de medios de comunicación, lo que significa que los medios se convierten "de esta manera en actores y productores de las nuevas formas culturales de deporte" (3).

El invento y desarrollo de la televisión ha venido a darle el empujón definitivo a la presencia del deporte en los medios de comunicación. La posibilidad de transmitir imagen y sonido al mismo tiempo enriquece mucho la percepción y el deporte en sí, más si cabe, porque éste se consolida como un espectáculo. Ahora bien, entre todos los deportes, el que más presencia física tiene en los medios de comunicación es el fútbol, el cual "está desapareciendo como deporte para convertirse en un negocio y en un gran instrumento de poder social" (4) por el gran número de intereses económicos e incluso políticos que le rodean. Sobre el fútbol escribió recientemente el columnista Manuel Alcántara lo siguiente:

"Si paran el fútbol nos apeamos más de la mitad de los españoles. Sería distinta la luz del domingo y la de algunos sábados, se marchitarían las insignias en los ojales y el viento abatiría a los banderines del corner, como a las desalentadas amapolas del poema ¿Se imaginan la catástrofe?" (5).

Pero hasta en este caso concreto del "deporte rey", existió un medio de comunicación capaz de organizar una competición que, en la actualidad, es una de las más prestigiosas del mundo. Nos referimos a la actual Champions League, la vieja Copa de Europa. Un joven redactor del periódico deportivo francés L´Equipe llamado Gabriel Hanot sopesaba la posibilidad de organizar un torneo europeo de clubs, al leer un titular del diario The Daily Mail, que calificaba de "mejor equipo del mundo" al Wolverhampton tras vencer a un equipo húngaro y otro ruso (6). "L´Equipe recogió el guante inglés y en la temporada de 1955-1956 organizó la primera Copa de Europa con 16 participantes" (7).

El fútbol, debido a su proyección social, es un deporte cargado de intereses. Algunos medios, además de cubrir las informaciones que genera, dan un paso más y compran equipos o competiciones. Verbigracia, este es el caso del Grupo Zeta de comunicación, que a través de empresas filiales o participadas posee acciones de varios equipos. Sobre este respecto, Víctor de la Serna se cuestiona: "¿Con qué claves hay que leer una entrevista del presidente del Málaga en `El Periódico´, ambos controlados por Antonio Asensio?" (8). La historia nos muestra algunos antecedentes. En este sentido, por ejemplo, "uno de los fundadores del Deportivo Alavés, y uno de sus primeros propagandistas en las páginas de la prensa vasca, fue Hilario Dorao, de la familia poseedora el diario `La Libertad de Victoria´" (9).

En otro deporte como la pelota, Díaz-Noci señala que algunos de los primeros redactores del diario deportivo Excelsior estaban vinculados a los administradores del frontón de Gernika (10), y por tanto cercanos a la organización de competiciones. De hecho, "será un medio de comunicación nacionalista, Excelsior, quien organice el primer campeonato de pelota mano entre profesionales. Su sucesor, Excelsius, llegó a crear en la temporada 1934-1935 una Copa Vasca de Fútbol, que no cuajó" (11). 

3. PERIODISMO Y CICLISMO

El ciclismo es un deporte que vive del y por el periodismo. Vive del periodismo en la medida que la prensa se hace eco constante tanto de las distintas competiciones que tienen lugar a lo largo de la temporada como de los pequeños rumores, chascarrillos o cotilleos que acaecen en el seno del pelotón. En este sentido, el ciclismo es uno de los pocos deportes que han logrado aparecer en la primera página de un diario (12), que ha logrado quebrar la sempiterna presencia del fútbol en la radio (13) y, sobre todo, que ha conseguido que la televisión realice despliegues impresionantes no sólo en las principales rondas por etapas, sino en otras carreras menores dentro del calendario ciclista. Ya desde finales del siglo pasado la invención y desarrollo de la bicicleta, "uno de los elementos que van a promover una gran participación de las masas a favor del deporte espectáculo" (14), facilitó la creación de carreras y competiciones y, con ellas, el nacimiento de las primeras publicaciones especializadas (15).

El periodismo o, más exactamente, la empresa periodística, se convierte en uno de los principales sustentadores económicos de este deporte en la medida que aun existiendo una numerosa afición, carece de derechos de imagen, de pago por visión o de derecho televisivo alguno, tal y como sucede en el fútbol; grosso modo, es un deporte que vive en exclusiva de la publicidad de unas determinadas marcas comerciales o instituciones públicas. Y los medios, en especial la televisión, ofrecen muchas veces la promoción que esas marcas o instituciones buscan mediante su inversión (16).

3.1. El caso de las tres grandes: Giro, Tour y Vuelta

Dentro del panorama deportivo internacional existen tres acontecimientos ciclistas que movilizan países, pueblos y ciudades y captan la atención de un gran número de receptores tanto en prensa como en radio y en televisión. Nos referimos, por supuesto, al Giro de Italia, la Vuelta a España y, sobre todo, el Tour de Francia. En sus orígenes, las tres carreras son el resultado de las apuestas organizativas de tres periódicos.

Sobre el nacimiento del Giro y el Tour escribe el profesor Antonio Alcoba lo siguiente:

"En Europa, el diario deportivo francés L´Auto –luego transformado en L´Equipe- y el italiano La Gazzetta dello sport se inventan las vueltas ciclistas a Francia e Italia, patrocinadas por ellos y convertidas en un suceso no sólo nacional, sino continental, que hizo elevar las tiradas de ambos rotativos a cifras no imaginadas hasta entonces por la prensa de aquellos años" (17).

El Tour nació el 1 de julio de 1903 por la iniciativa de un periodista y antiguo corredor, Henri Desgranges, mientras que el Giro lo hizo en 1911, posiblemente basándose en el modelo francés, y bajo la iniciativa de tres periodistas. "En septiembre de 1908, tres periodistas, Cougnet, Costamagna y Morgagni, decidieron crear la Vuelta ciclista a Italia, copiando la idea del Tour francés" (18), arrebatando la idea a otro periódico, Il Corriere della Sera, que tras el éxito alcanzado por una carrera de vehículos que había organizado con anterioridad, se planteaba la celebración de una competición ciclista nacional. La celebración de la primera edición, ya en 1909, supone el abandono de su periodicidad bisemanal para transformarse en una edición trisemanal, con la que saldrá a la calle hasta 1913, año en el que, aprovechando la celebración de una nueva edición del Giro, saldrá con su actual periodicidad diaria (19).

En ambos casos, el líder de la carrera lleva un distintivo que le diferencia del resto de los corredores y que tiene su razón de ser en una característica del periódico organizador: el color. El maillot amarillo responde a ese color por el pigmento que presentaba L´Equipe en sus páginas, mientras que la maglia rosa obedece a la misma razón, pero centrándose en la tonalidad rosa todavía presente en el papel de La Gazzetta dello sport y que es ya una seña de identidad del periódico (20).

El origen "periodístico" de Vuelta Ciclista a España se dilató más en el tiempo. "En nuestro país le corresponde el honor al diario Informaciones de haber fundado la Vuelta Ciclista a España, celebrándose la primera en 1935" (21) con un retraso de 32 años con respecto a la carrera francesa y 26 años con la corsa rosa (22). El contexto histórico que el que tiene lugar su nacimiento se corresponde con una época muy agitada que, a grandes rasgos, Javier de Dalmases ha sintetizado en unas pocas líneas:

"Antes de que diera comienzo la guerra civil, España era una especie de caos. Era la época de la Segunda República. La CEDA, capitaneada por Gil Robles, había ganado las elecciones a costa de radicales y socialistas. Sin embargo, también la CEDA se descomponía y los políticos necesitaban un estímulo lo suficientemente elocuente para ser capaz de unir al pueblo español. Teniendo en cuenta tales premisas, no cuesta mucho imaginar cuál iba a ser el papel de la Vuelta Ciclista a España" (23).

Será por tanto el diario de información general Informaciones, con Juan Pujol al frente, el que se encargue de las tareas de organización de la "I Vuelta a España". Esta labor obedece, por lo expuesto por Javier de Dalmases, a intereses políticos, pero no puede negarse tampoco el deseo por hacer negocio y alcanzar un mínimo de rentabilidad. De todas maneras, la inestabilidad existente en la España del momento convertirá la carrera en una vía de escape de la realidad (política, económica y social) tanto para aficionados como para el propio Informaciones. Sin ir más lejos, en 1936 "el diario dedicó más atención a las actividades de Acción Española que a las del Partido Radical, y más que a ninguno de ellos a la segunda vuelta ciclista a España" (24).

Acabada la guerra civil (1936-1939), la presencia de Informaciones en la organización de la prueba continuará en 1942 y 1943, cuando la vuelta vuelve a disputarse después de la contienda bélica. Tras un año (1944) en el que la carrera no se celebra, en 1945 retoma la organización otro periódico, el diario Ya, el cual saca a la luz con grandes dificultades la quinta edición (1945). Los corredores saltarán a la carretera también en 1946, 1947,1948 y, tras el paréntesis de 1949, 1950 bajo las riendas de `Ya´, año éste en el que se materializa su renuncia y se inicia un periodo de vacío.

"Cuatro años sin vuelta a España, desde 1950 a 1955. La prueba pasó en esta época por la crisis más importante de su historia hasta que el periódico vizcaíno El Correo Español-El Pueblo Vasco decidió tomar las riendas del aletargado corcel. Albéniz y Bergareche fueron los héroes capaces de emprender una tarea que muchos creían suicida" (25).

Además de la labor de Albéniz y Luis Bergareche, no conviene olvidar a Alejandro Echevarría, director de El Correo Español desde 1951 y bajo cuya dirección se reconoce que "el periodismo deportivo va a experimentar un gran auge estos años con la nueva organización, resucitada por él, de la Vuelta Ciclista a España" (26). Esta fue una contribución fundamental para el futuro de la carrera que se basaba en su gran afición (27). En definitiva,

 "veinticuatro ediciones consecutivas organizó El Correo Español-El Pueblo Vasco, desde el citado 1955 hasta 1978, ambos inclusive. Nunca el ciclismo español tuvo tanta fuerza, tanta personalidad, tanta resonancia en las cancillerías ciclistas del mundo entero. Nunca tanto apasionamiento entre sus seguidores" (28).

Durante estos años, la aplicación del color, al igual que sucedió con L´Equipe o La Gazzetta dello Sport, tiene un significado para la carrera. No ya porque el jersey de líder se identifique con los colores del periódico, cosa que en este caso no sucede (29), sino porque durante la disputa de la prueba, que tenía lugar por entonces entre los meses de abril y mayo, "el periódico dedicaba habitualmente cuatro páginas de color verde a comentar la etapa de día" (30).

La tarea organizativa de la Vuelta por un medio de comunicación finalizó en 1979, cuando El Correo Español renuncie a tal labor. En la actualidad, esta tarea corresponde a la empresa Unipublic.

3.2. El caso de otras carreras

La presencia de medios de comunicación en las labores de organización de competiciones ciclistas no es un fenómeno exclusivo a las tres grandes rondas. Existen otras muchas competiciones que, a otro nivel, han seguido sus mismos paso y han llegado hasta nuestros días como carreras consolidadas.

Es el caso, por ejemplo, de la Vuelta Ciclista al País Vasco, una de las competiciones más importantes del calendario internacional, que fue "creada en 1924 por el periódico deportivo bilbaíno Excelsior, prueba que fue la primera seria competición por etapas nacida en nuestra región" (31). De hecho, Excelsior (1924-1932) fue el primer diario deportivo que se publicó en España (32), si bien la publicación más antigua de esta temática es El Mundo Deportivo, aparecido como semanario en 1906 y como diario en 1929 (33).

Con anterioridad, el diario francés Le Petit Journal había organizado en 1891 una competición con el objetivo de obtener más lectores y, consecuentemente, más ingresos. Tal y como cuenta Jesús Timoteo Álvarez, "todos los usuarios, primeros usuarios, de bicicletas en Francia se suscribieron al periódico cuando organizó en septiembre de 1891 la primera carrera ciclista entre París y Brest –ida y vuelta–" (34).

El Criterium Internacional es una prueba apta para ciclistas completos que disputa tres etapas en dos días y en la que están presentes un recorrido en línea, otro de montaña y una contrarreloj. En la génesis de esta carrera se encuentra Gaston Bénac, director de la publicación francesa Paris-Soir en 1932 (35) y creador de la prueba, en principio, sólo para el calendario francés. En 1979, la competición alcanza carácter internacional.

La Gazzetta dello Sport no se centro única y exclusivamente en el Giro. Dos años antes, en 1907, había creado la primera Milán-San Remo, para la cual en 1905 se encargó al ciclista Giovanni Gerbi que probase el recorrido, con el objetivo de comprobar si realmente era posible materializar la idea que el periodista Signore Costamagna había tenido sin tener en cuenta su viabilidad (36). Esta carrera es una de las más prestigiosas y puntúa para la Copa del Mundo.

Otra carrera que forma parte de la Copa del Mundo es el Tour de Flandes. Esta clásica

"es la creación de Karel van Wynendaele, un hombre que no llegó a despuntar en las carreras ciclistas, y gran admirador de Cyriel Hauwaert. Se ganaba la vida escribiendo artículos para periódicos locales, y se quedó impresionado con carreras como la París-Bruselas y la París-Roubaix. En 1912 le ofrecieron la posibilidad de colaborar en la creación de un nuevo diario deportivo semanal, el Sportwereld. Pese a que el ciclismo no estaba pasando por una buena época, él confió y se arriesgó: El publicar un gran diario nacional le podría dar la posibilidad de organizar su propia carrera. Henry Desgrange, el creador del Tour de Francia era su mejor ejemplo y más cercano, ya que mantenían una buena relación. 1913 vio el nacimiento del Tour de Flandes. Fue una carrera terrorífica de 330 kms (una distancia normal en aquellos tiempos y con las carreteras de aquellos días). Van Wynendaele quería que su carrera fuese grande, y por ello decidió que pasase por los sitios más bellos de Bélgica: Gante, Brujas,... el corazón de Flandes" (37).

Después de la I guerra mundial, y tras superar diversas vicisitudes relativas a la financiación de la prueba, la prueba se relanzó. En 1939, los derechos de organización pasan al diario Het Nieuwsblad, tras su fusión con el Sportwereld, del que resulta el Het Nieuwsblad-Sportwereld, que llegaría a desaparecer por un intervalo de tiempo tras el fin de la II guerra mundial. "Durante la guerra el diario cambió de nombre y la gente le acusaba de colaboración con los nazis, acusación que se reforzó cuando los alemanes pidieron a Van Wynendaele que organizase la Vuelta a Alemania" (38).

Otra de las pruebas más importantes del calendario internacional es la Vuelta a Portugal. La llamada por algunos aficionados "la cuarta grande" disputó su primera edición en el lejano 1924. Hasta el año 2000 (inclusive) la organización dependía del diario Jornal de Noticias, de Oporto, tal y como explica el portugués Rui Silva en su página web dedicada al ciclismo portugués: "Until here, it had been organized shiningly for periodical JN (Jornal de Noticias), and superior directed by Serafim Ferreira"(39). Este periódico organiza otras carreras, entre ellas una prueba por etapas que lleva el nombre del periódico ("Grande Premio Jornal Noticias"), a través de la sociedad "Sport Noticias" (40). Otro caso de periódico que bautiza una carrera es el Gran Premio Midi Libre, detrás del cual se encuentra un grupo de comunicación, el Groupe les Jornaux du Midi (traducible por "Grupo de Diarios del Midi"), y cuyo nombre obedece a una de sus cabeceras.

En 1936, una vez más dos periodistas del Sports, un diario de Bruselas, llamados Albert van Laethem y Paul Beving, ingenian crear una carrera, la actual Flecha Valona, una de las clásicas más prestigiosas del mundo con la que, en su origen,

"se pretendía crear una carrera profesional que uniese las dos ciudades más grandes de la Valonia, Tournai y Lieja. Con las diferentes ediciones de la prueba se fueron haciendo cambios sobre el recorrido, con tal de que pasase por diferentes ciudades: Mons, Marcinelle, Charleroi, Verviers, Spa, Huy y su "muro". Pese a los continuos cambios que ha experimentado debido a la pretensión de llegar al máximo de dificultades típicas de Bélgica, la Flecha Valona ha sabido conservar su fisonomía y su identidad" (41).

Dos muestras más, a modo de conclusión, del papel organizativo de los medio de comunicación en el mundo del ciclismo. Ambas son competiciones que tienen lugar en Suramérica y que, con respecto a las carreras europeas, son más jóvenes. Tal es el caso de la Vuelta a Colombia, cuya primera edición tuvo lugar en 1951 gracias al empeño de dos periodistas del diario `El Tiempo´ de Bogota, Pablo Camacho Montoya y Jorge Enrique Buitrago (apodado "Mirón") (42). La Vuelta a Chile nació en 1976 al amparo del diario El Mercurio, la cabecera decana de la prensa chilena (43).

4. DE LOS OBJETIVOS DE LOS ORGANIZADORES

Llegados a este punto, encontramos una pregunta a la que es necesario responder. ¿Qué razones han justificado los deseos de los medios de comunicación por organizar carreras ciclistas? Entre las posibles respuestas podemos destacar dos:

- La existencia de intereses publicitarios. Los medios, con el objetivo de difundir una imagen favorable de sí mismos que fomente unos resultados económicos más positivos, optan por convertirse en el medio oficial de la carrera. En el caso de la prensa existen ejemplos históricos. El periódico deportivo italiano La Gazzetta dello Sport es la cabecera oficial del Giro de Italia. Lo mismo sucedía con Jornal de Noticias en Portugal hasta el año 2000. "La primera edición del Tour de Francia (1903), por ejemplo, contó con el diario deportivo Le Veló como patrocinador" (44), si bien este periódico, primer diario deportivo de la historia, existía desde 1892 (45). Esto explica el miedo de algunos organizadores a que algunas situaciones producidas por doping u otros altercados relacionados con prácticas que tiñen de fraude la competición puedan afectar de manera negativa la imagen que quiere venderse.

- La intención de provocar la información. En la mente de muchos medios se encuentra la idea de "provocar la información al mejor estilo Pulitzer" (46), como se ha actuado a lo largo de la historia con ciertas temáticas. En este sentido, la creación de una competición ciclista permite un número de noticias relacionadas con la misma (como pueden ser las clasificaciones, los recorridos, etc.) que, en sus orígenes, dependían exclusivamente del medio organizador. "Para los lectores de El Correo, al interés suscitado por la categoría de los ciclistas se unía el que ocasionaban las noticias sobre la carrera que el periódico publicó desde varios meses antes de que ésta comenzase" (47).

Además, piénsese que, verbigracia, las fechas en las que se disputa el Tour de Francia (el mes de julio) no son gratuitas, sino que obedecen a un momento del año, el verano, en el que apenas circulaban noticias por las redacciones, al mismo tiempo que las publicaciones reducen su volumen de ventas y, por tanto, sus ingresos. En otras fechas, el volumen de ventas no disminuía tanto como en el periodo estival, pero la organización de una competición ciclista permitía ampliarlas y, por qué no decirlo, fidelizar nuevos clientes. En el caso concreto de la Vuelta,

"la información sobre la carrera ciclista originaba un considerable aumento de difusión del diario bilbaíno. Así se deduce de la Memoria Económica de 1956: "en abril, y sin subida de precio, obtuvimos unos importantes beneficios que hay que atribuirlos a la Vuelta Ciclista a España" (48).

No obstante, cabe la posibilidad de que en momentos determinados se opte por la organización de una competición para alcanzar o defender algún fin político, tal y como hemos visto con anterioridad en el caso de la Vuelta a España. Sin embargo, y teniendo en cuenta los intereses de cualquier empresa, el fin principal es obtener un determinado beneficio. Si es económico mejor, pero no necesariamente. "Aún así, el aumento de difusión del periódico y, sobre todo, la imagen que El Correo iba consiguiendo entre lectores y publicitarios, compensaba las pérdidas ocasionadas por la organización de la Vuelta" (49).

5. CONCLUSIONES

A modo de síntesis, podemos concluir:

- Muchas carreras ciclistas tienen su origen en la iniciativa de medios de comunicación o de periodistas de estos medios, singulares y románticos aficionados, que logran sacar a las carreteras sus proyectos al amparo de sus empresas. En muchos casos, estos medios continúan detrás de los organizadores, en otros no. El ejemplo más notorio es La Gazzetta dello Sport italiana.

- Estas tareas organizativas encuentran su justificación en los beneficios obtenidos por la explotación en exclusiva de todo el material generado por la competición (noticias, ingresos por publicidad, etc.), que redundan, en el caso de la prensa, en un interés por ampliar el número de ventas de la mano del carácter exclusivo de ciertas informaciones.

6.NOTAS

(1) Esteve, Francisco y Fernández, Javier: Áreas de especialización periodística. Fragua, Madrid, 1999, pág. 278.

(2) Marín, Joaquín J.: "La crónica deportiva: José A. Sánchez Araujo", en Ámbitos, Revista Andaluza de Comunicación, Universidad de Sevilla, nº 5, 2º semestre de 2000, disponible en la web en la dirección http://www.ull.es/publicaciones/latina/ambitos/5/37marin.htm

(3) Quiroga, Sergio Ricardo: "Deportes, medios y periodismo", en Lecturas: Educación Física y Deportes. Nº 26, año 5, octubre de 2000. Disponible en www.efdeportes.com

(4) Núñez Encabo, Manuel: "TV y fútbol: la transmisión del deporte en negocio y poder" en Temas para el debate, nº 53, 1999, pág. 39.

(5) Alcántara, Manuel: "La bolsa o la liga", en Hoy, 10 de enero de 2002, pág. 72.

(6) Cfr. Sámano, José: "Sonrisas y lágrimas de un gran día", en El País, 22 de mayo de 2000, pág. 18.

(7) Sámano, José: Ibídem.

(8) Serna, Víctor de la: "Al periodismo deportivo le falta fair play", en El Mundo, 10 de febrero de 2000, pág. 41.

(9) Díaz-Noci, Javier: "Los nacionalistas van al fútbol. Deporte, ideología y periodismo en los años 20 y 30", en Revista Zer, nº 9, noviembre de 2000. Disponible en Internet en la dirección www.ehu.es/zer

(10) Díaz-Noci, Javier:Ibídem.

(11) Díaz-Noci, Javier: Ibídem.

(12) Cfr. por ejemplo la primera página del diario El Mundo del lunes 15 de octubre de 2001 en relación con la victoria del ciclista cántabro Oscar Freire en el Mundial de ciclismo celebrado en Lisboa el día anterior.

(13) Las principales emisoras de radio, como la SER u Onda Cero, realizan la retransmisión en directo de todas las etapas del Tour de Francia o la Vuelta a España, para lo que cuentan con un grupo de colaboradores (ex ciclistas, directores...) y especialistas en el mundo del ciclismo.

(14) Alcoba, Antonio: Enciclopedia del deporte. Esteban Sanz, Madrid, 2001, pág. 70.

(15) Cfr. la siguiente dirección de Internet: http://www.planetadeportivo.com/historia/ciclismo.htm

(16) El diario As publicó un artículo el pasado 9 de mayo de 2002 en el que exponía que el ciclismo es un deporte rentable para las casas comerciales interesadas.

(17) Alcoba, Antonio: Cómo hacer periodismo deportivo. Paraninfo, Madrid, 1993, pág. 64.

(18) Salazar, Bernardo de: "La historia del Giro", especial publicado por diario As y disponible en la siguiente dirección de Internet: http://as.com/misc/giro2002/historia.htm

(19) Cfr. el suplemento al Giro 2002 disponible en Internet y con versión en castellano en http://www.gazzetta.it/speciali/giro2002/ciclismo_spa/storia/index_albori.shtml.

(20) La Gazzetta dello Sport, nacido el 2 de abril de 1896, es el resultado de la fusión de El ciclista y La tripletta. En su primer número se publicaba en primera un anuncio sobre la Milán-Monza-Lecco-Erba, carrera organizada por el propio periódico (Fuente: Especial Giro 2002 en http://www.gazzetta.it/speciali/giro2002/ciclismo_spa/storia/index_albori.shtml).

(21) Alcoba, Antonio: Ibidem.

(22) Nos referimos al Giro de Italia. El nombre viene derivado del color que presenta el jersey de líder, que es rosa.

(23) Dalmases, Javier de: "Historias de la Vuelta a España", en Solo Bici Carretera, nº 5, octubre de 1998, pág. 42.

(24) Seoane, María Cruz y Sáiz, María Dolores: Historia del Periodismo en España 3. El siglo XX: 1898-1936. Alianza, Madrid, 1996, pág. 427. Ambas autoras comentan una cita de Ruiz Manjón.

(25) Dalmases, Javier de: Op. cit., pág. 45.

(26) Ybarra, Enrique de: "El Correo Español-El Pueblo Vasco: un periódico institución (1910-1995)" en `El Correo Español-El Pueblo Vasco. 75 años informando (1910-1985)´. El Correo Español-El Pueblo Vasco, Bilbao, 1985, pág. 87. Se refiere a Alejandro Echevarría, director del periódico y, además, cuñado de Luis Bergareche.

(27) Sánchez-Tabernero, Alfonso: El Correo Español-El Pueblo Vasco y su entorno informativo. Eunsa, Pamplona, 1989, pág. 308.

(28) Viribay, Angel: "Vicente Blanco (vizcaíno y cojo), primer español en el Tour (1910)" en El Correo Español-El Pueblo Vasco. 75 años informando (1910-1985). El Correo Español-El Pueblo Vasco, Bilbao, 1985, pág. 496.

(29) A lo largo de la historia, varios han sido los colores que portaba el líder. Entre ellos el naranja, el blanco, el rojo. Suponemos que por el prestigio del Tour y por su vistosidad, posteriormente la organización se inclinó por el amarillo como color identificativo del líder, fenómeno que aparece en gran cantidad de carreras de todo el mundo. En la actualidad, el color oficial del líder es el denominado "oro". Para más detalles, acúdase al artículo Bodegas, Javier: "Oro, amarillo, blanco, rojo y naranja" en Ciclismo a Fondo Bicisport, nº 202, septiembre de 2002, pág. 84.

(30) Sánchez-Tabernero, Alfonso: Ibidem.

(31) Viribay, Angel: Op. cit., pág. 494.

(32) Díaz-Noci, Javier: Ibidem.

(33) Jones, Daniel E.: "Medios de comunicación deportivos. La situación española ene l contexto internacional", en`Telos, nº 38, julio-agosto 1994. Disponible en Internet en la dirección www.campusred.net/Telos.

(34) Álvarez, Jesús Timoteo: Historia y modelos de la comunicación en el siglo XX. Ariel, Barcelona, 1992 (2ª), pág. 62.

(35) Mora, Juan: "La carrera perfecta" en diario As, 1 de abril de 2002 y disponible en Internet en www.diarioas.es.

(36) Cfr. Mañanes, Ernesto: "Milán-San Remo", disponible en www.grandesclasicas.com.

(37) Mañanes, Ernesto: "Tour de Flandes", disponible en www.grandesclasicas.com.

(38) Mañanes, Ernesto: Ibidem.

(39) Silva, Rui: "Notes" en www.cyclolusitano.com. La página dispone de una versión en inglés y otra en portugués. La cita corresponde a la primera y, aproximadamente, podría traducirse de la siguiente manera: "Hasta la fecha ha sido organizada de manera brillante por el periódico JN (Jornal de Noticias) y dirigida por Serafim Ferreira".

(40) Cfr. Marques, Ana Paula: "Sport Noticias cancela corridas", Record, 2 de marzo de 2002.

(41) Mañanes, Ernesto: "Flecha Valona", disponible en www.grandesclasicas.com.

(42) El Colombiano: "Así nació la Vuelta" en la dirección http://www.elcolombiano.com/proyectos/vueltacolombia/historia/historia.htm , 2000.

(43) Portalciclista, "Historia de la Vuelta" en http://www.portalciclista.com/vuelta_chile_2002/noticias/index.asp?fecha=12/3/2002#4299, 12 de marzo de 2002.

(44) Carrogio, Marc: Patrocinio deportivo. Del patrocinio de los Juegos Olímpicos al deporte local. Ariel, Barcelona, 1996, pág. 21.

(45) Marín, Joaquín J.: Ibidem.

(46) Álvarez, Jesús Timoteo: Ibidem.

(47) Sánchez-Tabernero, Alfonso: Ibidem.

(48) Sánchez-Tabernero, Alfonso: Op. cit., pág. 309.

(49 Sánchez-Tabernero, Alfonso: Op. cit. Pág. 310.

7. BIBLIOGRAFÍA Y FUENTES 

6.1. Bibliografía

    Alcántara, Manuel: "La bolsa o la liga" en "Hoy", 10 de enero de 2002, pág. 72.

    Alcoba, Antonio: "Cómo hacer periodismo deportivo". Paraninfo, Madrid, 1993.

    Alcoba, Antonio: "Enciclopedia del deporte". Esteban Sanz, Madrid, 2001.

    Álvarez, Jesús Timoteo: "Historia y modelos de la comunicación en el siglo XX". Ariel, Barcelona, 1992 (2ª).

    Bodegas, Javier: "Oro, amarillo, blanco, rojo y naranja" en "Ciclismo a Fondo Bicisport", nº 202, septiembre de 2002, pág. 84.

    Carrogio, Marc: "Patrocinio deportivo. Del patrocinio de los Juegos Olímpicos al deporte local", Ariel, Barcelona, 1996.

    Checa Godoy, Antonio: "Del clavel al euro: 25 años de prensa en Portugal" en " Ámbitos", nº 2, enero-junio 1999, pp. 109-125.

    Chico Pérez, Francisco y Guerra, Adrián: "La Vuelta Ciclista a España en la Comunidad de Madrid". Comunidad de Madrid, Madrid, 1991.

    Dalmases, Javier de "Historias de la Vuelta a España" en "Solo Bici Carretera", nº 5, octubre de 1998, pp. 42-45.

    Díaz-Noci, Javier: "Los nacionalistas van al fútbol. Deporte, ideología y periodismo en los años 20 y 30" en "Revista Zer", nº 9, noviembre de 2000. Disponible en Internet en la dirección www.ehu.es/zer.

    Esteve, Francisco y Fernández, Javier: " Áreas de especialización periodística". Fragua, Madrid, 1999.

    Jones, Daniel E.: "Medios de comunicación deportivos. La situación española en el contexto internacional" en "Telos", nº 38, julio-agosto 1994. Disponible en Internet en la dirección www.campusred.net/Telos

    Marín, Joaquín J.: "La crónica deportiva: José A. Sánchez Araujo" en "Ámbitos", Revista Andaluza de Comunicación, Universidad de Sevilla, nº 5, 2º semestre de 2000, disponible en la web en la dirección http://www.ull.es/publicaciones/latina/ambitos/5/37marin.htm.

    Marques, Ana Paula: "Sport Noticias cancela corridas", "Record", 2 de marzo de 2002.

    Mora, Juan: "La carrera perfecta" en Diario As, 1 de abril de 2002, y disponible en www.diarioas.es

    Núñez Encabo, Manuel: "TV y fútbol: la transmisión del deporte en negocio y poder", en Temas para el debate, nº 53, 1999, pp. 39-43.

    Quiroga, Sergio Ricardo: "Deportes, medios y periodismo" en Lecturas: Educación Física y Deportes. Nº 26, año 5, octubre de 2000. Disponible en www.efdeportes.com.

    Sámano, José: "Sonrisas y lágrimas de un gran día" en El País, 22 de mayo de 2000, pág. 18.

    Salazar, Bernardo de: "La Historia del Giro", especial publicado por Diario As y disponible en la siguiente dirección de Internet: http://as.com/misc/giro2002/historia.htm

    Sánchez-Tabernero, Alfonso: El Correo Español-El Pueblo Vasco y su entorno informativo. Eunsa, Pamplona, 1989.

    Seoane, María Cruz y Sáiz, María Dolores: "Historia del Periodismo en España 3. El siglo XX: 1898-1936". Alianza, Madrid, 1996.

    Viribay, Ángel: "Vicente Blanco (vizcaíno y cojo), primer español en el Tour (1910)" en El Correo Español-El Pueblo Vasco. 75 años informando (1910-1985). El Correo Español-El Pueblo Vasco, Bilbao, 1985, pp. 493-498.

    Ybarra, Enrique de: "El Correo Español-El Pueblo Vasco: un periódico institución (1910-1995)" en El Correo Español-El Pueblo Vasco. 75 años informando (1910-1985). El Correo Español-El Pueblo Vasco, Bilbao, 1985.

6.2. Otras fuentes
www.cyclolusitano.com

www.gazzetta.it/speciali/giro2002/ciclismo_spa/storia/index_albori.shtml.

www.grandesclasicas.com

http://www.elcolombiano.com/proyectos/vueltacolombia/historia/historia.htp

http://www.planetadeportivo.com/historia/ciclismo.htm

http://www.portalciclista.com/vuelta_chile_2002/noticias/index.asp?fecha=12/3/2002 - 4299


FORMA DE CITAR ESTE TRABAJO EN BIBLIOGRAFÍAS:

De la Cruz Moreno, Juan Francisco (2002): Periodismo y ciclismo. Perspectivas del papel organizador de la prensa. Revista Latina de Comunicación Social, 50. Recuperado el x de xxxx de 200x de:
http://www.ull.es/publicaciones/latina/2002/latina50mayo/5012delacruz.htm