Revista Latina de Comunicación Social 62 – 2007

Edita: LAboratorio de Tecnologías de la Información y Nuevos Análisis de Comunicación Social
Depósito Legal: TF-135-98 / ISSN: 1138-5820
Año 10 – 2ª época - Director: Dr. José Manuel de Pablos Coello, catedrático de Periodismo
Facultad de Ciencias de la Información: Pirámide del Campus de Guajara - Universidad de La Laguna 38200 La Laguna (Tenerife, Canarias; España) - Teléfonos: (34) 922 31 72 31 / 41 - Fax: (34) 922 31 72 54


Reseña de libro

digital

Periodismo digital: los grandes diarios en la red

Buenos Aires: Luis Alfonso Albornoz
Editorial: La Crujía, 2007
ISBN: 987-601-016-6 - 298 pág.
Reseña de Alberto Ardèvol Abreu


A mediados de la década de los noventa, la progresiva apuesta de los medios de comunicación por tener presencia en la red de redes supuso toda una revolución —aún en proceso— en la profesión periodística. Luis Alfonso Albornoz nos presenta en este libro un amplio trabajo de campo sobre los diarios digitales de referencia en el ámbito hispanoparlante: ElMundo.es, Clarín.com, Reforma.com, ElPaís.es, Abc.es y LaNación.com. Albornoz es licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Buenos Aires y profesor del Departamento de Periodismo y Comunicación Audiovisual de la Universidad Carlos III de Madrid.
                                                 
¿Tiene sentido hablar de periódicos online cuando una de las características de estos nuevos medios es la actualización permanente (continua, aperiódica) de los contenidos editoriales?, ¿y hablar de medio escrito, cuando otro de los signos de identidad de la red es su carácter multimedia (imagen, sonido, texto…? El panorama de la prensa online resulta tan proteico en estos momentos que una obra que trate de definir sus rasgos característicos está condenada al desfase desde el mismo momento de su impresión. Aun así, el autor se atreve con el reto y realiza una foto fija de la prensa digital, en un momento muy precoz de su desarrollo, además de elaborar una metodología de análisis que puede servir a otros investigadores para retomar la cuestión en cualquier momento.

Multimedialidad, hipertextualidad e interactividad son los tres rasgos fundamentales que diferencian a los periódicos online de los impresos. Gran parte del trabajo de Albornoz se centra en describir cómo las empresas editoras están aprovechando estas nuevas posibilidades para mejorar el producto informativo. Los diarios de referencia han experimentado una rápida evolución que, sin embargo, no ha permitido aún sacar todo el rendimiento al nuevo medio digital. La posibilidad de crear una comunicación bidireccional, de medios a consumidores y viceversa, se halla muy poco explotada, y predomina el patrón clásico de los medios de comunicación: una comunicación asimétrica y unidireccional donde el emisor es el medio de comunicación y el receptor es el lector, oyente, televidente, internauta o como quiera que llamemos al consumidor de medios online. Quizá en un futuro no muy lejano ya no hablemos de radio online, prensa online, televisión online, una separación que tiene sentido en el mundo analógico pero no tanto en el mundo digital, merced a la convergencia natural de imágenes, audio, vídeo y texto en un solo producto informativo.

¿Qué particularidades presenta la prensa en español en la red? La lengua de Cervantes es hablada por más de 400 millones de personas, y en el año 1997 ya se situaba como la segunda del mundo en cuanto al número de cabeceras en internet, con 230 diarios online. Pese a su importancia cuantitativa, la prensa online en español debe mejorar mucho en la parcela cualitativa, pues se sitúa en todos los aspectos muy por detrás de la prensa anglosajona, pionera en el mundo digital. A los problemas propios derivados del breve lapso temporal transcurrido desde su irrupción en la red, se añade un contexto (el de los países hispanos) con multitud de dificultades propias: baja penetración de internet entre la población de la mayoría de los países (por los altos precios de conexión y el bajo nivel de desarrollo de muchos de ellos); bajo nivel educativo; competencia de los medios audiovisuales clásicos (especialmente la televisión), etc.

Estas limitaciones provocan que, pese a que la población diana de estos medios electrónicos es muy alta, el número real de consumidores no lo es tanto. Conviene tener presente que, en cuanto al consumo diario de prensa tradicional, la mayoría de los países de América Latina se encuentran por debajo de los 100 periódicos por cada 1000 habitantes, muy lejos de la media europea, que se sitúa en torno a los 200 periódicos por cada 1000 habitantes. Estas cifras nos pueden dar una idea de un menor hábito lector, que se convierte en enemigo del desarrollo de un modelo gratuito de prensa, por los menores ingresos en concepto de publicidad.

La sostenibilidad económica es precisamente uno de los desafíos más importantes a los que debe enfrentarse la prensa digital. Una gran parte de los diarios online es deficitaria, y se sostiene gracias a la existencia de un diario offline, analógico, que le cubre las espaldas económicamente hablando. Los dos modelos de negocio posibles son el diario abierto y gratuito, sostenido en su mayor parte por la publicidad, o el diario cerrado y de pago, viable por la suscripción abonada por sus lectores o por la venta de piezas sueltas (noticias, columnas de opinión, ejemplares completos…). En la práctica, ninguno de los dos modelos existe de forma pura, pues la mayoría de los diarios electrónicos son híbridos, con predominio de contenidos y servicios de pago o con predominio de abierto y gratuito. Todos los periódicos online colocan publicidad en sus páginas, todos ofrecen algunos contenidos o servicios de pago (como la versión en pdf del periódico offline), todos presentan áreas de libre acceso y todos exigen el registro para acceder a otras.

La mayoría de los diarios han apostado por un modelo predominantemente abierto, de información gratuita, tras algunos fracasos sonados al explorar otras vías, como en el caso de ElPaís.es. El diario español volvió a abrir sus páginas a todos los usuarios al perder la mayoría de sus lectores, y con ellos su capacidad de influencia como consecuencia del “cierre” llevado a cabo entre noviembre de 2002 y junio de 2005.

¿Qué aporta la red a la información noticiosa? Los próximos años serán claves para el definitivo abandono de las viejas formas de presentar los contenidos de la prensa offline. Una prensa lastrada por las inercias del papel, que se limite a colgar los contenidos del periódico en la red, no supone ninguna mejora en el producto informativo. La prensa electrónica debe explotar a máximo las posibilidades del nuevo medio, especialmente en lo que respecta a las imágenes, fijas y en movimiento, los archivos de audio, la hemeroteca y la denominada hipertextualidad, pues no existen límites de espacio. Los públicos han de ser más partícipes en la selección y el tratamiento de los contenidos, y la comunicación ha de ser verdaderamente bidireccional, con periodistas y ciudadanos, por qué no, elaborando conjuntamente los contenidos editoriales.

No obstante, las posibilidades que internet brinda en cuanto a la forma de las piezas periodísticas no debe hacernos olvidar la importancia del contenido: la calidad de la información sigue siendo lo más complejo, difícil y caro en el proceso de producción informativo. Las grandes corporaciones, que son las que poseen la mayor parte de los media actuales, deberán vencer la tentación de abaratar costes ofreciendo contenidos elaborados fuera de la redacción, cortapegando noticias de agencia y mezclando la información con la publicidad. Todo un reto al que el periodismo deberá enfrentarse si quiere seguir siendo periodismo.