Revista Latina de Comunicación Social 31 – julio de 2000

Edita: LAboratorio de Tecnologías de la Información y Nuevos Análisis de Comunicación Social
Depósito Legal: TF-135-98 / ISSN: 1138-5820
Año 3º – Director: Dr. José Manuel de Pablos Coello, catedrático de Periodismo
Facultad de Ciencias de la Información: Pirámide del Campus de Guajara - Universidad de La Laguna 38200 La Laguna (Tenerife, Canarias; España)
Teléfonos: (34) 922 31 72 31 / 41 - Fax: (34) 922 31 72 54

[Junio de 2000]

El acceso a Internet como medida política y el apoyo de la prensa a los internautas

(5.872 palabras - 13 páginas)

Dra. Concha Edo ©

Departamento de Periodismo I

Facultad de Ciencias de la Información

Universidad Complutense

Al comenzar el pasado mes de junio, la Asociación de Internautas (AI) publicó un manifiesto en el que se acusa a todos los partidos que están representados en el Parlamento de no haber cumplido la promesa electoral de facilitar a los españoles un acceso universal y barato a Internet (1), y han enviado miles de mensajes (2) a distintas organizaciones y a ministerios, parlamentarios y operadores de telecomunicaciones para exigir la tarifa plana, porque el precio que tiene en España el acceso a la red está impidiendo el desarrollo de esta tecnología y nos mantiene en un lugar poco destacado dentro del contexto europeo.

Pocos días antes, uno de los científicos que participó en la creación de la red de redes se refería, en una breve visita a nuestro país, a la necesidad que tenemos de bajar los costes de utilización y a la importancia de acabar con la situación de monopolio para que el espacio cibernético sea un elemento habitual en la vida diaria (3). Y en un estudio reciente de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) se nos sitúa como el noveno país de acceso más caro entre veintinueve estudiados (4).

Entre las acciones llevadas a cabo para solucionar esta cuestión se puede citar que la Comisión de Redes Informáticas del Senado presentó en diciembre las conclusiones de más de dos años de estudio sobre la red en la sociedad española, con una serie de recomendaciones que incluyen la universalidad del acceso, planes de formación en las tecnologías digitales, seguridad e intimidad en las comunicaciones e inviolabilidad del domicilio electrónico. Pero no se toma una postura respecto a la tarifa plana que constituye la reclamación constante de la comunidad internauta para el acceso a través del teléfono (5).

Pasados unos meses, exactamente el 16 de mayo, el Congreso de los Diputados aprobó una proposición no de ley que invita al Gobierno a modificar la Ley General de Telecomunicaciones para que Internet pueda ser considerado un servicio universal y que se refiere a la necesidad de abaratar los costes a centros educativos, bibliotecas, museos y ciudadanos discapacitados o con necesidades especiales. Pero pocos días después, ante el pleno del Congreso, la ministra de Ciencia y Tecnología aseguró que el abaratamiento de los precios llegará como resultado de la competencia entre operadoras y proveedores de servicios, y que la tarifa plana no es prioritaria en los planes ministeriales para facilitar a los españoles el acceso a Internet (6). Y así, mientras llega el momento de ver resuelto este problema que va cobrando cada día más urgencia, la realidad es que los españoles estamos todavía poco integrados en el mundo digital no sólo por los porcentajes de conexión, sino también por el número medio de horas mensuales de navegación alcanzadas hasta ahora (7).

El cambio social

Sin embargo, en el último Informe Mundial sobre la Comunicación editado por la UNESCO se anuncia, junto a otras cuestiones, una nueva cultura basada en lo virtual y en lo universal, con el matiz particular de que las grandes transformaciones que estamos viviendo van a modificar las relaciones internacionales de poder. Y su autor -el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de París, Lofti Maherzi- centra el debate en las posibilidades que ofrece Internet al ciudadano para opinar e intervenir directamente en las decisiones políticas (8).

Hay también otros estudios recientes que no ven tan fácil una posible intervención personal a gran escala en los asuntos públicos (9) pero, en cualquier caso, lo cierto es que todos los pronósticos coinciden en asegurar que, de las perspectivas que nos ofrece la gran telaraña mundial en cuanto a información y comunicación, todavía no hemos visto más que el principio. Y mientras la entrada sea libre, "sin controles gubernamentales o empresariales y sin censura, sin policía del pensamiento ni oligopolios que se apropien de la red para defender sus intereses particulares, cada habitación es una ventana abierta al mundo" (10) y los resultados que se pueden obtener en el futuro más próximo dependen en buena parte de la formación de los usuarios, de sus posibilidades de adaptación a los nuevos medios y de la preparación de las nuevas generaciones para sacarle el máximo partido a las constantes novedades tecnológicas.

El informe citado, que dedica especial atención a la influencia que puede llegar a conseguir Internet (11), advierte de que en menos de diez años todo el saber humano estará en la red (12) -donde ahora se ha calculado que hay ya cerca de mil millones de páginas y 4,2 millones de sitios disponibles (13)-, alerta sobre la falta de libertad que suponen los intentos de bloquear el acceso a determinadas webs, que se han producido ya en más de una ocasión por algunos gobiernos, y recuerda cómo la historia demuestra que los países que no saben aprovechar las oportunidades que brindan las nuevas tecnologías frenan su propio desarrollo (14).

Porque el ciberespacio, que acoge ya a más de 200 millones de personas (15), de las que el 62 % son estadounidenses, no sólo puede cambiar las relaciones internacionales sino también las posibilidades personales y colectivas de comunicación, con ejemplos tan recientes como los mensajes electrónicos de kosovares y serbios que salieron de la antigua Yugoslavia (16) a través de la red en plena guerra, y con la realidad actual de más de 10.000 medios de comunicación electrónicos que se publican, con mayor o menor periodicidad, en la red (17), que abarcan la prensa de información general y todas las especialidades del periodismo (18).

También influirá directamente en las relaciones económicas y comerciales (19) en unas proporciones que son aún difíciles de calcular y que abren nuevas expectativas en el mundo de los negocios: comprar resultará mucho más fácil y más barato con la eliminación de intermediarios y hay estudios que pronostican un volumen de 900.000 millones de dólares de compras enlínea entre 1999 y el año 2002 (20). Puede servir de ejemplo América Latina, donde ahora se mueven alrededor de 170 millones de dólares y se espera que llegue a 8.000 en unos tres años, con los mejores resultados en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Venezuela (21).

En España, el proceso es todavía lento, pero se van abriendo perspectivas en distintos sectores y hay que destacar el cambio de actitud producido en una parte de las empresas españolas que, en los dos últimos años, han pasado de 1.100 a 12.000 en Internet, y en las entidades bancarias y las cajas de ahorro (22). Y existe ya el Foro de Teletrabajo / Telemática de la Comunidad Europea, con una agencia virtual de empleo (http://www.telejobs.org) que también opera en España (http://www.telempleo.org) y que imparte cursos de formación (http://www.fortel.org).

La educación merece capítulo aparte y todos los gobiernos tratan de preparar a los más jóvenes. El Reino Unido, Alemania, Estados Unidos, Japón e Italia ya han puesto en marcha programas para los colegios y en España, donde sólo unos 200.000 jóvenes, aproximadamente, tienen la posibilidad de acceder directamente a Internet (23), el Ministerio de Educación inició el Programa de Nuevas Tecnologías de la Información .y la Comunicación (PNTIC) para, entre otras cosas, conectar los centros públicos antes de 2000 (http://www.pntic.mec.es/index.html), con especial énfasis en las zonas rurales. Y en julio del 98, se estableció un acuerdo entre el Ministerio y la Fundación Encuentro con 15 organizaciones (asociaciones de padres, sindicatos, patronales) para extender la conexión a 20.000 centros públicos y privados.

Pero la realidad es que en nuestro país los colegios son aún poco cibernéticos y queda mucho por hacer de una tarea que urge y que tiene una repercusión directa en nuestro día a día. Y la prensa, como en otras muchas cuestiones, tiene un papel de especial importancia en la defensa de los derechos de los ciudadanos puesto que es "un actor puesto en interacción con otros actores sociales" (24) y puede influir en las decisiones políticas, la sociedad, los grupos de interés y la audiencia, a la vez que es influido por otros en el escenario general del mundo periodístico.

Junto a todo esto, también hay que añadir algunas reflexiones y referirse a los riesgos que supone la generalización del uso del espacio cibernético (25), que agranda aún más el abismo entre ricos y pobres y facilita las imposiciones comerciales de las grandes multinacionales y de los grupos multimedia, con todas las posibilidades que esta situación ofrece de recortar la libertad de los ciudadanos para recabar información y para tomar decisiones (26) y de reducir las relaciones personales (27).

Los internautas españoles

La posibilidad de acceder a Internet a través de Infovía no aparece en España hasta 1995, y las primeras mediciones de uso son del año 96: la verdadera explosión todavía no ha llegado. Y una de las dificultades más arduas está en tener que pasar por Telefónica para poder navegar por la red porque supone todavía pagar un precio muy alto por un servicio que, como ya se ha advertido en las primeras líneas de este trabajo, debería ofrecer más facilidades de conexión para estar al alcance de quien lo necesite.

La audiencia de Internet en marzo de 2000 y su comparación con la de años anteriores nos lleva a unas cifras lo suficientemente significativas que se exponen en el cuadro siguiente, en el que los porcentajes representan el tanto por ciento de españoles mayores de 14 años que utiliza los servicios electrónicos.

CUADRO nº 1

Evolución del uso de Internet

(en miles de personas)

1996 1997 1998 1999 2000

 

 

II-III

X-XI

II-III

X-XI

II-III

X-XI

II-III

X-XI

II-III

Tienen acceso a Internet

487

1,4 %

802 2,4 %

1.073

3,2 %

1.455

4,3 %

1.850

5,4 %

2.415

7,1%

2.747

8 %

3.625

10,5%

4.319

12,4%

Lo han utilizado el último mes

242

0,7 %

526 1,6 %

765

2,3 %

1.110 3,3 %

1.362

4,0 %

1.733

5,1%

2.017

5,8%

2.830 8,2%

3.660

10,5%

Fuente: EGM (Estudio General de Medios) / Elaboración propia.

El incremento es evidente y muestra el interés que existe por el espacio electrónico: el 12,4 % de la población tiene acceso a la red, el 10,5 % -más de tres millones de personas-, se considera internauta habitual, pero hay que insistir en que nuestras cifras siguen siendo bajas en relación con las que se han alcanzado en otros países y que en los últimos meses han sufrido en el nuestro cierto estancamiento (28).

En otro estudio reciente -realizado durante 1998 por una asociación especializada del sector-, las conclusiones del uso de Internet reflejan que el 54 % de los usuarios dedican más de cinco horas semanales al ciberespacio cuando están en su casa y aproximadamente lo mismo en el trabajo (29), que el 66 % se conecta diariamente y que cerca del 56 % lo hace varias veces al día.

Se ha comprobado que entre las aplicaciones más utilizadas por unos y otros, tanto en el lugar de trabajo como en casa, ocupan el primer lugar tanto la navegación -99 % la utilizan- como el correo electrónico -más del 94 % se comunican a través de la red- y después, a una distancia ya considerable, los grupos de noticias -64 %- y también los chat -42 %-, y el 21 % dice tener una página personal, como se ve en el Cuadro nº 2.

Junto a esto son muchos los que disponen de varias cuentas de correo electrónico -aunque la mayor parte, el 66 %, tienen sólo una-, y las conexiones diarias llegan en el 1 % de los casos a más de seis, también con mayoría -el 43 %- para los que entran en la red una sola vez.

Y también hay que destacar el respetable porcentaje de encuestados -el 36 %- que pasan más de diez horas semanales conectados a la red en su lugar trabajo, o en casa, donde el porcentaje llega al 29 %.

CUADRO nº 2

Fuente: AUI (Asociación de Usuarios de Internet) / Elaboración propia.

En cuanto al reparto de uso por comunidades autónomas, deja a la vista las diferencias entre zonas como Cantabria, Extremadura y Castilla-La Mancha con Cataluña o Madrid .

CUADRO nº 3

Distribución del acceso a Internet

(en miles de personas)

 

Población total

Con acceso

Andalucía

6.139

325 (5,3 %)

Aragón

1.063

92 (8,7 %)

Asturias

962

81 (8,4 %)

Baleares

682

42 (6,2 %)

Canarias

1.491

92 (6,2 %)

Cantabria

462

18 (3,9 %)

Castilla y León

2.179

137 (6,3 %)

Castilla- La Mancha

1.431

60 (4,2 %)

Cataluña

5.361

686 (12,8 %)

Extremadura

883

30 (3,4 %)

Galicia

2.380

143 (6,0 %)

Madrid

4.466

500 (11,2 %)

Murcia

930

83 (8,9 %)

Navarra

457

41 (8,9 %)

País Vasco

1.847

131 (7,1 %)

La Rioja

235

22 (9,5 %)

Valencia

3.531

258 (7,3 %)

TOTAL (*)

34.498

2.747 (8,0 %)

Fuente: EGM (Estudio General de Medios) / (*) Población con más de 14 años.

Actitud de los periódicos

Con esta perspectiva, el aval de la prensa -que narra y comenta los conflictos y también participa en ellos por iniciativa propia o por la de otros (30)- es determinante tanto para fomentar los apoyos oficiales y privados a la difusión del uso de la red y a la necesidad de adaptarse a sus condicionamientos (31) como para dar a conocer las dificultades -lentitud, desorden, inseguridad- y los graves riesgos que ofrece un tipo de comunicación de estas dimensiones. Recientemente se ha comprobado que Internet también sirve como punto de encuentro de grupos racistas (32), para fomentar la violencia (33) y para facilitar la venta de armas sin ningún tipo de control (34).

Basándose en estos y en otros datos la Unión Europea está preparando desde 1998 el Plan Enfopol para facilitar una interceptación de mensajes que se centraría en terrorismo, abuso de menores, hooligans, tráfico de drogas o seguridad interior. Esta iniciativa, una acción coordinada con la policía europea, Europol en la que tendrían que colaborar también los operadores de redes y los proveedores de servicios, ha provocado algunas reticencias ante un posible control sin ningún tipo de trabas criptológicas con las que defenderse y sin fronteras estatales de ningún tipo (35). También se están barajando este tipo de medidas, desde hace años, en Estados Unidos y en Alemania, Austria o Rusia y un estudio del grupo Freedom House denuncia censuras por algunos gobiernos (36).

Por lo que se refiere a la inseguridad de los datos de los usuarios, hace meses que los diarios están alertando sobre esta certeza (37) que obliga por el momento a utilizar la criptografía para ocultar el contenido de los mensajes, pero que muestra siempre la identidad de quienes se mueven por la red. En marzo quedó demostrado que Windows 98 identifica a los usuarios (38) mediante una serie de dígitos que se convierten así en las huellas del sistema y que, por un supuesto error de programación que ahora e posible eliminar, se puede localizar al autor de cualquier texto escrito con el programa Office 97. También existe un sistema de identificación de los microprocesadores Pentium III de Intel, e incluso de los II que están hace tiempo en el mercado (39) -la realidad es que todos los aparatos conectados a redes de tipo informático tienen códigos de identificación- y está claro que el anonimato en la red no es tarea fácil ni va a conseguirse en poco tiempo: por ahora, navegar o enviar mensajes elaborados en el propio ordenador sin tomar precauciones deja todo tipo de rastros (40).

Y si se pretende que Internet sea como el teléfono o la electricidad hay que garantizar que es -o al menos será- fiable y que nadie saldrá perjudicado (41). Y a esto hay que añadir la frecuencia con que son lanzados a la red virus informáticos que destruyen los archivos de personas y empresas por medio del correo electrónico que, hasta ahora, ni se pueden detectar a tiempo, ni pueden evitarse los daños que producen.

Finalmente, y partiendo de la base de que la brevedad de este trabajo no da lugar a valoraciones exhaustivas sino más bien orientativas, podemos ver la reacción de los diarios nacionales ante las fechas clave de todo el proceso en España que, en realidad, más que una línea editorial explícita ha provocado todo tipo de informaciones, comentarios y actitudes de apoyo y de denuncia.

En términos generales, el incremento de la atención a las necesidades de las personas conectadas a Internet coincide las dificultades concretas de acceso. El 9 de agosto de 1998 se produce una subida de tarifas y se ponen en funcionamiento las plataformas "La Huelga" y "Tarifa Plana", que pretenden reivindicar los derechos del internauta español (42), frenar los abusos de las operadoras y protestar contra los precios (43), y se convoca una primera huelga a la que han sucedido otras.

En noviembre y en los meses siguientes el tema es el cese de Infovía desde el 1 de diciembre para pasar a Infovía Plus, y las declaraciones de la AUI (Asociación de Usuarios de Internet) llaman la atención de usuarios y proveedores acerca del caos que va a producir este cambio el 17 de enero, día en que acaba el período transitorio previsto y desaparece definitivamente Infovía. El Ministerio de Fomento plantea una serie de descuentos en el acceso a la red y un programa de implantación de la tarifa plana, pero la AI (Asociación de Internautas) lo considera inaceptable (44) y convoca una nueva huelga para el 31 de enero, coincidiendo con la que se celebrará en Francia, Suiza, Italia, Portugal, Polonia y Grecia (45).

En marzo, Telefónica ofrece una tarifa plana a las pymes (46) que no puede evitar nuevas reclamaciones contra su papel en Internet (47) ni la denuncia de la AI en un Juzgado de Madrid contra TeleLine, el proveedor de acceso a la red. Y también los proveedores españoles Redestb y Mundivía inician acciones semejantes contra Telefónica que en esos días compra Olé, el mayor portal español, para contener el auge de los portales latinoamericanos.

Pero la tarifa plana sigue atascada y aparece otra iniciativa para conseguir mejores condiciones -3.000ya.com-, que no descarta aceptar ofertas de cualquier operador de telecomunicaciones para no seguir perdiendo oportunidades (http://www.3000ya.com). La tarifa se aprueba a finales de marzo de 1999, con un precio de arranque de 15.000 pesetas y una cuota de 5.000 mensuales, para que funcione con la tecnología ADSL, que implica la instalación de un nuevo módem y un lento proceso de implantación en el territorio nacional, pero no supone un avance porque el precio es demasiado elevado.

Y como las quejas no provienen sólo de España sino de varios países, la mayor parte de los estados que componen en la actualidad la Unión Europea apoyaron el 22 de abril una propuesta española para que Internet sea considerado un servicio público, como lo son ya otras modalidades del sector de las telecomunicaciones (48).

La opinión de los usuarios también se ha tenido en cuenta y los lectores han sido consultados mediante la realización de encuestas en las versiones electrónicas del periódico que, aunque no pueden considerarse datos determinantes ni totalmente fiables, pueden servir de orientación. Al finalizar el verano de 1998 El Mundo propuso la siguiente pregunta: "¿Cree usted que las operadoras telefónicas deberían ofrecer tarifa plana a los usuarios de Internet?", y las respuestas fueron de un 89 % a favor y un 11 % en contra.

Otra de las cuestiones fue la cantidad que estarían dispuestos a pagar por una tarifa plana y la cantidad media que salió fue 3.760 pesetas al mes. Y ya en los primeros meses de 1999, una vez conocidas las condiciones ofrecidas por Telefónica, la consulta ha sido si las consideran asequibles, a lo que el 57 % contestó que no.

El País también ha seguido en ocasiones este sistema y el 6 de abril mostraba los resultados de varias preguntas relacionadas con las compras enlínea. A la cuestión "¿Ha realizado alguna vez una compra a través de Internet?" obtiene un 46 % de respuestas afirmativas, y respecto a "Si lo ha hecho, ¿qué tipo de productos ha adquirido?", recoge compras en sectores como tan diversos como tecnología, libros, música, Cds o viajes. Sobre "¿Considera que las transacciones electrónicas son seguras?" sólo un 28 % dijeron que si, frente a un 60 % que consideran que aún no y un 11 % que piensa que nunca lo serán, y a "¿Teme por la privacidad de sus datos personales?" un 38 % opinan que mucho y un 33 % que bastante.

Como se explica en las primeras líneas de este texto, la solución todavía no ha llegado y ya se ve que no depende sólo de los avances tecnológicos y legislativos sino también del uso que se sepa o se quiera dar a Internet. Sería absurdo dar por supuesto que en los ordenadores o en las redes hay información sobre todo y que basta con conectarse a ellas para poseerla, poniendo más énfasis en la estructura técnica que en el contenido y cayendo en un nuevo género de analfabetismo de apariencia ilustrada.

Asegura un científico ya citado en estas páginas que en el 2020 la Tierra estará conectada, gracias a Internet, a la Luna, a Marte, Júpiter, Saturno, Neptuno y algunos asteroides (49) y se han publicado todo tipo de previsiones, probablemente acertadas, sobre cuánto va a influir en nuestra vida y en nuestro trabajo. Pero también es conveniente recordar que hace algunos meses un conocido filósofo español decía que la sociedad de la información es un timo y que los educadores deben trabajar para evitar que se asiente "un proletariado informático, una clase de obreros del teclado y no del conocimiento". Quizá nos conviene a todos, usuarios actuales o inmediatos de la red, periodistas y profesores de periodismo, tenerlo en cuenta (50).

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

BORRAT, Héctor (1989): El periódico, actor político, Barcelona, Gustavo Gili.

EDO, Concha (2000): "Los periódicos se instalan definitivamente en la red", en 'Derecho y Opinión', Universidad de Córdoba.

y (1999): "Las revistas e Internet, como soportes del periodismo especializado", en 'Estudios sobre el mensaje periodístico', Madrid, Universidad Complutense.

RAMONET, Ignacio (1998): Internet, el mundo que llega. Los nuevos caminos de la comunicación (editor), Madrid, Alianza.

SAHAGÚN, Felipe (1998): De Gutemberg a Internet. La sociedad internacional de la información, Madrid, Estudios Internacionales de la Complutense.

Notas

1 El presidente de la asociación asegura que Telefónica -la operadora que cuenta con el monopolio de las llamadas locales, el modo más frecuente de acceder a la red- tiene unas tarifas excesivamente elevadas y se pregunta por qué el gobierno y el resto de las operadoras permiten este abuso que afecta directamente a los ciudadanos (El Mundo, 2 de junio de 2000).

2 La AI aseguró haber enviado 136.000 mensajes de este tipo por correo electrónico y manifestó una actitud crítica respecto al gobierno y a Telefónica (El País, 2 de junio de 2000).

3 Se trata de Vinton G. Cerf, creador del lenguaje de Internet (La Vanguardia, 23 de mayo de 2000).

4 El Mundo, 15 de noviembre de 1999.

5 El Mundo, 10 de diciembre de 1999.

6 Ana Birulés se comprometió a promover el uso de la red "mediante actuaciones en áreas estratégicas como la educación, la justicia, el empleo y los hospitales, velando para que no haya grupos marginados". Dijo que para extender su uso "entre los ciudadanos, las empresas y la administración se impulsará una oferta variada de operadores, aumentando la competencia y la capacidad de elección" y aludió a la tarifa plana como un "intervencionismo ficticio" (La Vanguardia, 25 de mayo de 2000). Sin embargo, el viernes 23 de junio el Consejo de Ministros aprobó, además de una serie de medidas liberalizadoras del mercado, una tarifa plana de 2.750 pesetas -con horario restringido de 6 de la tarde a 8 de la mañana de los días laborables y todo el día los fines de semana y festivos- que entrará en vigor el 1 de noviembre de este año (La Vanguardia, 25 de junio de 2000).

7 Según un estudio de la Asociación Española de Empresas de Telecomunicación (Sedisi), avalado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología, unos 2,7 millones de hogares cuentan con algún ordenador, pero sólo 932.000 -el 7,9 por cien del total- disponen de conexión a Internet y, de ellos, el 59,4 por cien la usan menos de 20 horas al mes. Los intereses más frecuentes son buscar información -30,4 por cien-, enviar o recibir mensajes por medio del correo electrónico -27,5 por cien- y para formación y educación -el 10 por cien, además de los que prefieren descargar softwarwe, entrar en chats o comprar (El Mundo, 30 de mayo de 2000).

8 El País, 14 de abril de 1999.

9 F. SAHAGÚN (1998): pp. 91 y ss. En este libro se pone en duda que pueda llegar una democracia directa mundial: "Surgirán nichos -de hecho ya están surgiendo- en la sociedad internacional de democracia electrónica gracias a los nuevos medios, pero la democracia directa universal que algunos han soñado es más que improbable. La posibilidad de elecciones y referendos en la red facilitará el ejercicio de la democracia en pequeños grupos, en instituciones o en empresas. Para países, es una posibilidad de momento bastante remota, con demasiados inconvenientes y peligros".

10 F. SAHAGÚN F., op. cit.

11 Para las páginas web de educación, ciencia, cultura y comunicación está convocado el Premio Web de la UNESCO que asciende a 10.000 dólares (http://www.unesco.org/webworld/webprize/2000/registration.html).

12 El programa NGI (Next Generation Internet) (http://www.ngi.gov), promovido por organismos públicos para uso comercial y privado, e Internet 2 (http://www.internet2.edu) de la University Corporation Advanced Internet Development que reúne a más de 140 universidades norteamericanas, son los planes más inmediatos para mejorar la tecnología, la velocidad y la capacidad de la red. También existe otro de tipo privado pensado para el mundo de los negocios llamado Oxigen, y el pasado 24 de febrero de 1999 se presentó el Proyecto Abilene (http://www.internet2.edu/abilene, una red óptica que será la estructura básica de Internet 2.

13 De acuerdo con los datos de una encuesta de NEC Research Institute y de Inktomi (El País, 20 de enero de 2000).

14 El Mundo, 14 de abril de 1999.

15 Se manejan cifras diferentes. Según el Computer Industry Almanac son 260 millones (El País, 20 de enero de 2000), y según el World Watch Institute son 147 (El Mundo, 16 de febrero de 2000).

16 En Internet se pueden encontrar testimonios personales de la guerra: http://www.anonymizer.com ha creado el Kosovo Privacy Project para que los yugoslavos puedan enviar mensajes sin riesgos. También se ha puesto en funcionamiento Kosovo-reports (http://www.egroups.com/list/kosovo-reports, y una emisora de radio cerrada por las autoridades -B92- transmite a través de la red.

17 El primer periódico publicado sobre un soporte electrónico es de marzo de 1979 y se puso en marcha en el Reino Unido con el nombre de Viewtel 202. Funcionaba 12 horas de lunes a sábado y 4 los domingos y era un servicio extra del diario de Birmingham Post and Mail al que se accedía desde el televisor. A las pocas semanas, el Eaastern Evening de Norwich ofrecía un producto semejante: el Eastel. Siguieron esta pauta países como Holanda, Francia y Alemania, donde en 1979 había ya ediciones electrónicas de Die Welt y de Bild Zeitung. Pero la experiencia más interesante la hizo en 1980 en Ohio The Columbus Dispach y en España fue la agencia Efe la que hizo una de las primeras pruebas en ese mismo año. El primero en llegar a Internet fue el San José Mercury News en 1994 como Mercury Center (ciberp@ís, 18 de marzo de 1999).

18 Sobre el espacio periodístico electrónico y la especialización cfr. C. EDO (1999).

19 Declaraciones de Irving Wladawski, responsable de Internet en IBM, a ABC, y publicadas en este periódico el 5 de abril de 1999.

20 El cálculo se debe a la consultora IDC (International Data Corporation) de Estados Unidos y lo recoge la revista electrónica Infosociedad -un proyecto de IBM y El País Digital en el que colabora Computerworld- en una de sus reflexiones cibernéticas.

21 El País, 26 de abril de 1999.

22 Hace poco más de cinco años sólo 20 bancos en todo el mundo tenían una página web. En España, el primero en hacerlo fue Banesto en 1995, pero ahora casi todos la tienen y ofrecen la posibilidad de llevar a cabo operaciones y consultas.

23 Según el EGM (Estudio General de Medios).

24 H. BORRAT (1989): p. 9.

25 Para profundizar en las dudas, peligros o incertidumbres que puede plantear la red, además de la inseguridad y la falta de privacidad que comporta por ahora, cfr. I. RAMONET (1998) y C. EDO (2000).

26 "Sin embargo, lo que amenaza de hecho a Internet es la tentación cada vez más manifiesta de los grandes mastodontes de la comunicación de apoderarse de la ‘red de redes’. Los mercaderes se han lanzado al asalto de Internet". Y añade este mismo autor que para que esta nueva era "sea testigo del desarrollo de las culturas, las solidaridades y las libertades, a no tardar los ciudadanos deben apropiarse de Internet antes de que, una vez más, la aristocracia de las finanzas, los medios de comunicación y el ocio se apoderen de la red, definitivamente, para su propio beneficio". Cfr. I. RAMONET (1998): 15.

27 Incluso el Vaticano se ha referido recientemente, en el documento "Ética en las comunicaciones sociales", a su preocupación por los riesgos que suponen en la red el dominio del mercado y la información por unos pocos grupos, la uniformidad de los mensajes y el desinterés que se puede producir por las relaciones personales (El País, 31 de mayo de 2000). También se alude en el texto a la posibilidad de que Internet se convierta en un instrumento para aumentar la riqueza de los ricos y el poder de los poderosos, sin contribuir a "salvaguardar el interés público en su integridad ni tampoco los legítimos intereses de las minorías" y a que "el web del futuro en vez de ser una comunidad global puede convertirse en una vasta y fragmentada red de personas aisladas (...) que interactúan con datos y no directamente unas con otras ¿Qué será de la solidaridad, del amor, en un mundo como ese?" (La Vanguardia, 31 de mayo de 2000).

28 El número de conexiones a la red ha aumentado desde la última encuesta pero el incremento ha bajado respecto a las oleadas anteriores sobre todo en los últimos meses de 1998 (El Mundo, 12 de abril de 1999).

29 Datos del 1998 facilitados por la Asociación de Usuarios de Internet (AUI).

30 BORRAT, H. (1989): p. 30.

31 Hasta una empresa de la magnitud de Compaq, primera en fabricación de PC, reconoció en su momento haber sufrido graves problemas en su gestión por sus dificultades de adaptación a los nuevos negocios en Internet (El País, 26 de abril de 1999).

32 Las bombas colocadas en abril de 1999 en Londres -el día 17 en Brixton con 48 heridos, el 24 en Brick Lane con cinco heridos y el 30 en el Soho con dos muertos y más de 70 heridos se las han atribuido primero el grupo Combat 14 y luego Los Lobos Blancos, dos grupos racistas que, como otros, se comunican por Internet (El Mundo, 1 de mayo de 1999). El primer indicio de esta conexión es un documento de 15 páginas de 1995 en el que se explicaba la estrategia a seguir (El País, 3 de mayo de 1999).

33 Una página web anima a los jóvenes a llevar armas, fabricar bombas y matar a sus compañeros de colegio, y algunas opiniones de expertos relacionan esta circunstancia con la tragedia del instituto Columbine de Littelton, en Denver, y con el intento descubierto por la policía de llevar a cabo una acción semejante en el instituto Mc Kenley de Bay Ridge, en Brooklyn (ABC, 30 de abril de 1999).

34 Ciberp@is, 18 de marzo de 1999.

35 Ciberp@is, 15 de abril de 1999.

36 Se han estudiado 186 países y sólo en 69 se trabaja sin limitaciones. En 51 los medios digitales son "tutelados" y en 66 se ejerce directamente la censura. Leonard R. Sussman, coordinador de la XXII Conferencia de Libertad de Prensa, matiza estos datos: "La estructura electrónica debe ser monitorizada para prevenir la formación de monopolios y asegurar el máximo de volumen y diversidad de contenidos, pero los gobiernos no deben intervenir en la información disponible en la Red" (Boletín de la Asociación Española de Usuarios de Internet de mayo de 2000).

37 En El Mundo, por ejemplo, hace meses que se trata esta cuestión: "Los ‘grandes’ de la red dan lecciones sobre privacidad" (9 de octubre de 1998), "La directiva europea de protección de datos presiona a EEUU" (26 de octubre), "Condenan a dos hackers a no usar el ordenador durante 3 años" (7 de noviembre), "El hacker no accedió a secretos de Interior" (19 de noviembre), "Una joven descubre un código para bloquear datos en Internet" (14 de enero de 1999), "Los Pentium III tendrán código de identificación" (27 de enero).

38 "Intel da marcha atrás en su intento de acabar con el anonimato en la red" (ABC, 27 de enero de 1999, "Windows 98 también identifica a los usuarios" (El Mundo, 8 de marzo de 1999), "Identifíquese o salga de la red" (El País, 9 de marzo de 1999).

39 "Intel también ficha a algunos portátiles con Pentium II" (El Mundo, 11 de marzo de 1999)

40 "El navegante ha de saber que en Internet el anonimato es muy difícil" (ciberp@is, 18 de marzo de 1999).

41 Declaraciones del matemático Vinton Cerf (El Mundo, 14 de abril de 1999). También afirma que el desarrollo es mucho mayor en aquellos países la han visto como una herramienta, un motor capaz de impulsar la economía.

42 El Mundo, 8 de agosto de 1998.

43 Las informaciones de esos días en El País, ABC y El Mundo se centran en esa subida de precios, destacan las diferencias de criterio entre Telefónica, que no ve posible la tarifa plana, y el Ministerio de Fomento, que estaría dispuesto a apoyarla, y en que tanto las asociaciones de consumidores como algunos partidos políticos se unieron a la protesta. En septiembre la Comunidad de Madrid y Telefónica firmaron un acuerdo por el que los colegios madrileños podrían contar con una tarifa plana durante tres años, pero este gesto no es suficiente y cuando en octubre es discutida la cuestión en el Parlamento no se apoya la postura de la operadora.

44 El Mundo, 21 de enero de 1999.

45 El País, 23 de enero de 1999.

46 El Mundo, 1 de marzo de 1999.

47 El País, 9 de marzo de 1999.

48 ABC, 23 de abril de 1999.

49 La afirmación es de Vinton Cerf (La Vanguardia, 28 de mayo de 2000).

50 En el I Congreso de Educación e Internet, Educnet 99, el catedrático de filosofía José Antonio Marina comenzó su intervención inaugural preguntándose y preguntando a los asistentes: ¿Para qué sirve Internet si, como nos dicen las encuestas, el 60 % de los menores de 22 años tienen dificultad para entender un artículo del periódico? (El País, 27 de abril de 1999).

* La primera versión de este texto se presentó como comunicación en las últimas
Jornadas Científicas de la SEP, centradas en "El periodismo como actor político".


FORMA DE CITAR ESTE TRABAJO EN BIBLIOGRAFÍAS:

Edo, Concha (2000): El acceso a Internet como medida política y el apoyo de la prensa a los internautas. Revista Latina de Comunicación Social, 31. Recuperado el x de xxxx de 200x de:
http://www.ull.es/publicaciones/latina/aa2000kjl/z31jl/
81edo/concha.htm