Revista Latina de Comunicación Social 3 – marzo de 1998

Edita: LAboratorio de Tecnologías de la Información y Nuevos Análisis de Comunicación Social
Depósito Legal: TF-135-98 / ISSN: 1138-5820
Año 1º – Director: Dr. José Manuel de Pablos Coello, catedrático de Periodismo
Facultad de Ciencias de la Información: Pirámide del Campus de Guajara - Universidad de La Laguna 38200 La Laguna (Tenerife, Canarias; España)
Teléfonos: (34) 922 31 72 31 / 41 - Fax: (34) 922 31 72 54

El discreto encanto del humor en los tiempos de crisis. Reflexiones en torno de un programa radiofónico

(2.147 palabras)

Lic. Mirta Clara Echevarría ©
Universidad Nacional de Córdoba (Argentina)
echeva@satlink.com.ar

"Es posible vivir el naufragio
con humor y dignidad"
Osvaldo Soriano

Desde 1990, por LW1 Radio Universidad de Córdoba (Argentina), se emite "El discreto encanto de los galenos", un programa singular con un nombre singular.

Su singularidad reside en varios aspectos de los que nombro sólo algunos:

- cuidadosa elaboración de los textos,

- utilización de un humor crítico que jamás roza la torpeza,

- ‘anclaje’ del discurso en la realidad del momento,

- predominio de la intertextualidad como estrategia discursiva.

- ausencia de publicidad (salvo aquella, incidental, en la que son mencionados los donantes de obsequios para los oyentes),

- desembozada postura ideológica ante problemáticas sociales.

Éste es un programa de humor. Recibió el premio Martín Fierro al mejor programa de humor radial, en 1995. (1)

EL NOMBRE QUE NOMBRA COMO ANTICIPACIÓN DE LA IDENTIDAD

El nombre del programa evoca la postura intelectual de Buñuel en el contexto de los años 70 y el tratamiento familiar con el que se conoce, en Argentina, a los médicos; pues son médicos los que lo producen y animan.

Luis Buñuel -el español que se decía "ateo, gracias a Dios"- fue un incorformista de agresivo sarcasmo cuyo sentido del humor, pleno de ironía, acidez y cierta crueldad, apuntó siempre -con visos intelectuales de izquierda- a lo establecido. El título de una de sus películas, "El discreto encanto de la burguesía", es tomado como base sobre la que se inserta la expresión "de los galenos" para configurar una identidad dentro de la radio.

Los argentinos usamos, en un nivel de lengua familiar, la expresión "galeno" como sinónimo de médico y alude a Claudio Galeno, médico griego. Lo que, probablemente, no ingresa en el lenguaje familiar, pero sí en los objetivos de la producción radial, es la afición especulativa de índole teleológica que caracterizaba a Galeno.

El nombre "El discreto encanto de los galenos" incluye, en su estructura, prácticas lingüísticas procedentes de dos ámbitos distintos: el estético y el cotidiano. Se intercala una expresión de la vida cotidiana (galenos) en un enunciado primario reconocido por una franja de oyentes (el discreto encanto de...), para dar origen a un enunciado secundario (el nombre del programa). Este segundo enunciado contiene toda la carga de sentido de ambas prácticas pero transformada, puesto que nombra un objeto nuevo. En este nuevo objeto circulan el humor cáustico, las especulaciones irónicas acerca de la realidad socio-política y económica, la burla de usos y costumbres, la crítica que hace sonreír... y pensar.

DEL HUMOR Y OTROS DEMONIOS

Palabras, música, sonidos, silencio integran el lenguaje radiofónico. En el programa de los galenos, la palabra juega un papel fundamental; a través de ella circulan los juegos, los paralelismos, las paradojas y, fundamentalmente, las técnicas intertextuales que evocan otras voces para potenciar la propia.

La estructura del programa ha variado muy poco con los años. Con el retiro de uno de sus participantes -Carlos Presman, verdadero puntal de esta creación-, a partir de 1996 se han eliminado algunas propuestas. Mantiene, sin embargo, la presentación y ciertos bloques.

"La urraca ladrona" de Rossini sirve como cortina musical; a la hora señalada (en siete años, hubo diversos horarios), el tema de Rossini indica el comienzo e, inmediatamente, la voz de una locutora exclama: ¿Qué hizo usted para merecer esto? (Almodóvar... ¡presente!) y se sube la cortina. Leen, luego, el único texto "serio", generalmente literario: una poesía o un relato corto; lejos de alejarlos del género, este texto "serio" establece el eje de sentido -la isotopía- alrededor del cual se teje el humor. Cito un ejemplo:

¿Cómo compaginar la aniquiladora idea de la muerte con este incontenible afán de vida?

¿Cómo acoplar el horror ante la nada que vendrá con la invasora alegría del amor provisional y verdadero?

¿Cómo desactivar la lápida con el sembradío, la guadaña con el clavel?

¿Será que el hombre es eso?, ¿esa batalla? [24/6/95].

Enuncian, luego, el objetivo del programa:

Pacientes oyentes de Universidad 580 y "El discreto encanto de los galenos", tengan ustedes muy buenas... Nueva edición de este programa de radio que persigue entre otros objetivos el de promover una sonrisa, tarea nada sencilla en estos tiempos de crisis.

Estamos haciendo humor en los tiempos de crisis.

La voz de García Márquez ingresa con esta práctica intertextual que hibrida el objetivo, con el título de una novela: "El amor en los tiempos del cólera".

A partir de la presentación, los bloques estables se matizan con informaciones centradas en problemáticas locales o nacionales, con música y anuncios de los premios para los oyentes que efectúen llamadas telefónicas.

Las informaciones satirizan y, por lo tanto, critican situaciones públicas; impera, en ellas, la sátira en la que se incluyen procedimientos intertextuales como la parodia.

La música es predominantemente latinoamericana, pero suelen incluir temas de jazz o de los llamados clásicos, con explicaciones sobre el por qué de la elección; mantienen con esto el ambiente de "conversación entre amigos".

Los premios para los oyentes que llaman son entradas para espectáculos, libros, discos de artistas cordobeses.

Son bloques estables: Titanes de la poesía contemporánea, El pequeño Galeno Ilustrado, La leyes de Castillo y Acietto (parodia de Leyes de Murphy), El cantor de protesta, Clases de latín y de inglés por radio, La leyenda continúa, la publicidad Hot Line, Je t’aime (parodia de publicidad de líneas telefónicas eróticas). La música anticipa determinados bloques: "Titanes de la poesía contemporánea", "El pequeño galeno Ilustrado", "La leyenda continúa" y la ‘publicidad’ de Hot line.

A modo de ejemplo, describo "Titanes de la poesía contemporánea" y "El pequeño galeno ilustrado":

Titanes de la poesía contemporánea: se escucha una canción de consumo o gastronómica (2). Acerca de ella, realizan comentarios "académicos", con voz engolada. El bloque lleva como subtítulo: "Toda la mitología griega puesta al servicio de titanes". Los dardos se dirigen no sólo a la banalidad de las canciones sino también a las elaboraciones casi crípticas de algunos críticos literarios.

'El pequeño galeno ilustrado': diccionario cuyo nombre y estructura evoca el Pequeño Larousse Ilustrado (libro de consulta de la generación de los productores). Los juegos verbales sostienen un humor más fresco. Su autor, Jorge Lewit, mezcla letras, las rima, inventa nuevas palabras:

Estuco: salsa de tomate.

Lotario: estúpido ayudante de Mandrake (3)

Poeta: pregunta a la señora de Edgar Allan (4)

Polaca: indicación de un acomodador japonés (5)

La necesidad de "traducir" -en pie de página- las expresiones que aquí provocan risa, si se desentraña el juego verbal, confirma la íntima relación existente entre los enunciados y el contexto extraverbal. Asimismo, insisto en que la cuidadosa elaboración de los textos lingüísticos está centrada en procedimientos de intertextualidad.

LOS GALENOS

Rubén Darío escribió: "Quién que es no es romántico". Si el ‘ser romántico’ presupone un predominio y una valoración de la subjetividad, los galenos son románticos. Llegan a la radio sin experiencia previa, son Raúl o Dr. Presman, o Jorge; son un grupo de compañeros acostumbrados a criticar riendo, a reír cuando critican y creen que pueden compartir eso con otros.

Como enunciadores se construyen a sí mismos: como trabajadores de hospitales públicos, como hombres de mediana edad que se duelen por lo que sucede en Córdoba y el país, como médicos que conversan para que los oigan sus "pacientes oyentes".

Como enunciadores se construyen por medio del tratamiento del humor, las temáticas, el estilo y la previsión de su audiencia.

LOS PACIENTES OYENTES

El receptor previsto por estos galenos tiene características muy claras. Umberto Eco dice que todo enunciado elabora su lector modelo y que, el lector empírico, difícilmente o nunca puede actualizar todas las posibilidades que le propone un texto. Con estas limitaciones, puedo comentar ciertas competencias que debiera manejar un oyente modelo, un paciente oyente modelo.

Para esbozar una sonrisa o, "aunque más no sea una mueca cómplice que apruebe el ingenio del autor" (6), la audiencia necesita reconocer determinados contextos extra verbales. Sin ese reconocimiento no hay risa, como ocurre con un supuesto comunicado referido a los desórdenes provocados por una manifestación de protesta en 1995:

 En medio de un clima de estupor, los propietarios del Shopping Patio Olmos aclararon que la O es de Olmos, no de XerOx. (Programa 24/6/95).

En su momento, todo cordobés estaba informado sobre la violencia callejera del día anterior a la emisión; pero su competencia previa tenía que incluir saberes acerca del "Cordobazo" de 1969 para establecer la vinculación que se le proponía.

El 23 de junio de 1995, los empleados provinciales protestaron contra ciertas medidas económicas; en esa ocasión, un grupo de personas apedreó un novísimo centro de compras cuya publicidad utiliza un logo: ¡O! (Shopping Patio Olmos).

En mayo de 1969, Córdoba fue pionera en el país por un movimiento de protesta social que -con el tiempo- socavó las bases de la dictadura militar del momento; este movimiento se conoce como el "Cordobazo"; en él hubo violencia y destrucción dirigidas, sobre todo, contra empresas multinacionales como XerOx, que fueron apedreadas.

El paciente oyente que sonrió ante la ruda comparación, había activado su memoria a largo plazo para relacionarla con su contemporaneidad. Sólo así el "comunicado" tuvo sentido:

En medio de un clima de estupor, los propietarios del Shopping Patio Olmos aclararon que la O es de Olmos, no de XerOx.

Otro requisito para "leer" comprensivamente es ser un lector. Oyente que no lee (libros, diarios, publicidades, comunicaciones mediáticas en general), oyente que cambia de emisora. La causa es simple: carece de elementos para detectar, en el juego verbal, las voces de otros textos:

"Es difícil hacer humor en los tiempos de crisis" ("El amor en los tiempos del cólera", de García Márquez).

El pequeño galeno ilustrado (Pequeño Larousse Ilustrado).

Hot line. Je t’aime. (Líneas teléfonicas eróticas).

 Constantemente, el guión tiene una doble orientación: hacia el objeto del discurso -humor en la crisis, diccionario, publicidad- y hacia el discurso ajeno -"El amor en los tiempos del cólera" de García Márquez, el Pequeño Larousse, publicidad-

El paciente oyente activa no sólo conocimientos sobre el lenguaje radiofónico, o el código lingüístico en particular, sino sobre las situaciones contextuales porque estos textos no están hechos de un solo texto; en ellos circula la heteroglosia. El contrato autor-oyente permite la interpretación de los implícitos, los sobrentendidos y, con esto, la recuperación del sentido.

LA LEYENDA CONTINUA

Decía que éste es un programa de humor; humor corrosivo en parte y festivo, en otra, pero siempre orientado a la crítica social. Esta ubicación en el género es importante porque, a partir de él se valoran las situaciones comunicativas dentro de un contexto. El género ocupa una posición privilegiada en todo tipo de proceso comunicativo; facilita la clave de lectura con la que descifrar determinados comportamientos y referirlo a un determinado universo de sentido. (Grandi:1995; p.76).

Esa clave de lectura la poseen los oyentes que siguen el programa; su seguimiento es identificable a través de las llamadas que no sólo festejan las propuestas sino que, incluso, colaboran con aportes ingeniosos. Entre hablante y oyente hay un horizonte común que Bajtin llama horizonte ideológico que permite la comprensión de una serie de relaciones.

'El discreto encanto de los galenos' tiene un público característico no masivo, una franja de audiencia que concurre a las presentaciones que el grupo realiza en lugares públicos. El programa desenvuelve sus réplicas a lo establecido, al poder, manejando el humor a través de la sátira y de procedimientos intertextuales como la parodia, la hibridación y, eventualmente, la estilización.

El humorismo no es , como lo cómico, víctima de la regla que presupone, sino que representa su crítica consciente y explícita (7).

Como receptora activa del programa siempre me he preguntado sobre el papel que juega este producto como formador de opinión. Por ello, en este final me siento tentada de realizar una cita de Foucalt acerca del discurso: "Discurso no es simplemente aquello que traduce las luchas o los sistemas de dominación, sino aquello por lo que y por medio de lo cual se lucha, aquel poder del que quiere uno adueñarse".

BIBLIOGRAFïA

BAJTIN, Mijail; Estética de la creación verbal; Siglo XXI Editores; México; 1986.

BAJTIN-VOLOSHINOV; El discurso en la vida y el discurso en la poesía en TODOROV, T. Le principe dialogique; Ed. Du Seuil; París; 1981

ECO, Umberto; Apocalípticos e integrados ante la cultura de masas; Lumen; Barcelona; 1986.

ECO, Umberto; "Lo cómico y la regla" en 'La estrategia de la ilusión'; Lumen.La Flor; Buenos Aires; 1988.

ECHEVARRIA, Mirta Clara; "Una "carnavalización" aséptica de la realidad" en AAVV, Arte y vida cotidiana. La cultura del entretenimiento en Córdoba; Alción; Córdoba; 1993.

GRANDI, Roberto; Texto y contexto en los medios de comunicación; Bosch; Barcelona; 1995.

HUTCHEON, Linda; "Ironie, satire, parodie", en Poetique Nº 46; 1981.

KRISTEVA, Julia; Semiótica 2; Edit. Fundamentos, Colección Espiral; Madrid; 1981.

STEIMBERG; Oscar; Semiótica de los medios masivos; Atuel; Buenos Aires; 1993.

Notas

(1) Realizo esta afirmación con todas las reticencias del caso."...en relación con los medios masivos, la investigación del género remite a un área conceptual abierta y provisoria, sin nada parecido a una tradición teórica constituida. Las nociones y conceptos de género permanecen en la condición de ominosa presuposición en la mayoría de los trabajos sobre lenguajes mediáticos. Y sin embargo rige para los Medios una fatalidad discursiva similar a la de la comunicación en general, por la que no existen lenguajes o soportes textuales en los que no se asiente, históricamente, géneros y estilos." (STEIMBERG:1993; p.39).

(2) "La música gastronómica producida por una industria de la canción (...) dirigida a la satisfacción de exigencia banales por definición, epidérmicas, inmediatas, transitorias y vulgares (...)" (ECO cita a STRANIERO, LIBEROVICI Y OTROS:1968; p.313).

(3) Mandrake, personaje de historieta. Lotario, su ayudante. Otario, en Argentina, es sinónimo de estúpido.

(4) En Córdoba, la lengua vulgar omite la pronunciación de ciertas sílabas. El verbo está se convierte en 'ta. Descodificado el término sería: "Poe, ¿está?".

(5) Acomodador: quien ubica a las personas en su butaca de cine.

(6) Raúl Jiménez; "Antesala" en Pequeño galeno ilustrado. Desde la A hasta la Risa de Jorge Lewit; Ob Oloop Ediciones; Córdoba; 1993.

(7) ECO, Umberto; Lo cómico y la regla en La estrategia de la ilusión.


FORMA DE CITAR ESTE TRABAJO EN BIBLIOGRAFÍAS:

Echevarría, Mirta Clara (1998): El discreto encanto del humor en los tiempos de crisis. Reflexiones en torno de un programa radiofónico. Revista Latina de Comunicación Social, 3. Recuperado el x de xxxx de 200x de:
http://www.ull.es/publicaciones/latina/z8/
mar98.mirta.htm